Home / Reportajes / Huracán Dorian enciende las alarmas

Huracán Dorian enciende las alarmas

(Agencias – Verdad y Vida).-

«El cambio climático está alterando cada vez más a los huracanes», la afirmación la hizo la licenciada en Ciencias Meteorológicas por la Universidad de Buenos Aires, Carolina Vera, quien se refiere a la influencia del cambio climático en los ciclones.
La científica dijo que es la primera vez que un huracán de categoría 5 se detiene como sucedió en las Bahamas. Según Vera, el ciclón se mantuvo estacionario porque “el cambio climático está alterando a los huracanes” y haciéndolos más violentos y destructivos.
El huracán Dorian atravesó varias zonas en las Bahamas el pasado 1 de septiembre, con vientos sostenidos de 185 mph, con ráfagas de hasta 225 mph. Los lugares devastados incluyen las Islas Abaco y Gran Bahama. Más de 10.000 edificios fueron dañados o destruidos.
Esto ha encendido las alarmas en la comunidad científica, dado que si no se detiene el deterioro atmosférico podemos estar hablando en un futuro de huracanes sumamente poderosos y destructores. Justo eso es lo que el Señor advirtió hace miles de años en la Biblia que sucedería en los tiempos previos al fin.

MÁS DE 3.000 PERSONAS SIGUEN DESAPARECIDAS

Esta situación ha dejado a miles de personas aún desaparecidas en Bahamas tras el paso del huracán Dorián, la cifra de fallecidos ascendió a 50 en las Islas Ábaco y ocho en Gran Bahama, de acuerdo con el comisionado de la Policía Anthony Ferguson, quien alertó sobre la posibilidad de que el número de víctimas mortales aumente.
Los bahameños «deben saber que seguimos buscando a los desaparecidos y que la policía local y las fuerzas de seguridad suministradas por países vecinos seguimos en la tarea de hallar a más personas para poder llevar la tranquilidad a muchas familias», declaró el funcionario.
Mientras el número de desaparecidos se mantiene en estimados, varios medios locales calculan que los muertos pueden llegar hasta tres mil. Asimismo, han difundido que se están realizando entierros masivos.

LA IGLESIA TIENDE SU MANO

En medio de la devastación que dejó lamentables cifras en Bahamas y miles de damnificados, la Iglesia de Jesucristo, a través de sus organizaciones de ayuda humanitaria, se movilizó apenas se pudo enviar aviones a Bahamas.
La primera en llegar fue Samaritan’s Purse (el 4 de septiembre), con más de 30 toneladas de ayuda de emergencia a las Bahamas a bordo de nuestro avión DC-8. La primera carga incluyó material de refugio de emergencia, filtros domésticos de agua y dos unidades comunitarias de filtración de agua especialmente diseñadas para convertir el agua salada en agua potable.
«Las familias en las Bahamas están sufriendo y millones de personas más se están preparando para el impacto de Dorian mientras la tormenta continúa avanzando. Le pedimos que se una en oración por todos los afectados por este huracán y por nuestros equipos mientras respondemos en el Nombre de Jesús», comentó Franklin Graham, presidente de Samaritan’s Purse.
Samaritan’s Purse también está utilizando un pequeño avión y un helicóptero para apoyar su trabajo en las islas y permitir que los miembros del equipo accedan a áreas de difícil acceso.
Según declaró desde Bahamas el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia de la ONU, Mark Lowcock, más de 70.000 personas en las islas Abaco y en Gran Bahama necesitan ayuda urgente.
De igual manera, varias iglesias, grupos de ayuda y particulares en los Estados Unidos se están uniendo para ayudar a las Bahamas a recuperarse de la devastación del huracán Dorian que, según el viceprimer ministro Peter Turnquest, requerirá la reconstrucción de “cientos de millones, si no miles de millones”.
El pastor Ted Traylor de la Iglesia Bautista Olive en Pensacola, Florida, que forma parte de una red más grande de iglesias bautistas que ayudan con la recuperación de huracanes y donaciones, dijo a ABC 3 WEARTV que los voluntarios estaban en espera para ayudar con los esfuerzos de ayuda en las Bahamas.
«Conectamos nuestras iglesias cada vez que surge la necesidad y luego estamos allí con unidades de alimentación, cortando árboles, barriendo casas, sea cual sea la necesidad», dijo Traylor.
Explicó que ha estado hablando con otros grupos de iglesias en el sur de Florida con conexiones en la isla. Planearon esperar hasta que pase la tormenta antes de enviar voluntarios.
El Programa Mundial de Alimentos estima que Abaco requerirá alimentos para más de 14.000 personas y Grand Bahama para más de 47.000.
Miembros de la Iglesia Episcopal de Cristo, una iglesia de 118 años fundada por los bahameños que abandonaron sus hogares en la isla para convertirse en trabajadores contratados en Coconut Grove, Miami, dijeron al Miami Herald que harán todo lo posible para ayudar a las Bahamas a recuperarse. Se han unido con la Iglesia Greater St. Paul AME de 123 años, también fundada por bahameños, para ayudar a entregar suministros a las víctimas en hidroavión.
«La gente lo ha perdido todo», dijo Jonathan Archer, rector de Christ Episcopal. «Nos salvamos, afortunadamente. ¿Por qué no enviar nuestros suministros para huracanes a quienes realmente los necesitan?».
Decenas de estudiantes provenientes de las Bahamas en la Texas Southern University también se reunieron para orar por sus familias atrapadas en la devastación.
«Sabemos que Dios tiene el control. No importa lo que haya pasado. Él tenía el control antes. Él tendrá el control después», dijo Lynden Rose, una ex capitana de Phi Slama Jama en la Universidad de Houston que también se unió a ellos para orar.◄

(Este reportaje fue elaborado el día 12 de septiembre de 2019).

LAS “COSAS ESPANTOSAS” DE LOS TIEMPOS DEL FIN

Jesucristo nos advirtió hace más de dos mil años de eventos catastróficos que sucederían antes de llegar el fin de esta era de pecado en el mundo, sin duda alguna que el huracán Dorian es una de ellas.
“Entonces le preguntaron: «Y esto, Maestro, ¿cuándo sucederá? ¿Y qué señal habrá cuando esto ya esté por suceder?». Jesús les respondió: «Cuídense de no ser engañados. Porque muchos vendrán en mi nombre, y dirán: “Yo soy”, y también: “El tiempo está cerca”. Pero ustedes no los sigan. Y cuando oigan hablar de guerras y de levantamientos, no se alarmen, porque es necesario que esto suceda primero, pero el fin no llegará de manera repentina». También les dijo: «Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá impresionantes terremotos, y hambre y pestilencias en diferentes lugares; también sucederán cosas espantosas y habrá grandes señales del cielo»” (Lucas 21:7-11).
Lo sucedido con Dorian, los terremotos devastadores anunciados por los científicos, y las demás consecuencias naturales por causa del deterioro de nuestro planeta son, sin lugar a dudas, las señales de las que Jesús profetizó y se completaron en el libro de Apocalipsis. Significa que estamos entrando aceleradamente en los tiempos del fin.
“Habrá entonces señales en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra, la gente se angustiará y quedará confundida por causa del bramido del mar y de las olas. El miedo y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra hará que los hombres desfallezcan, y los poderes celestiales se estremecerán. Entonces verán al Hijo del Hombre venir en una nube, con poder y gran gloria. Cuando esto comience a suceder, anímense y levanten la cabeza, porque su redención estará cerca (Lucas 21:25-28).
En resumen: ¡Jesucristo está por venir a la tierra, primeramente por su Iglesia… y siete años después, regresará a la tierra por segunda vez para reinar en gloria por mil años! ¿Espera usted a Cristo…?

 

About Verdad y Vida

Check Also

Expolit fue nuevamente la convergencia de organizaciones y ministerios cristianos

Son ya 27 años celebrando esta importante convención cristiana hispana vital para unir, promocionar, producir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *