Home / Análisis / El misterio de la iniquidad

El misterio de la iniquidad

La iglesia del Señor Jesucristo de este siglo XXI no percibe el asedio, los ataques despiadados y el control en algunos casos por el poder del misterio de la iniquidad

Según el Diccionario de la Real Academia Española, iniquidad del latín Iniquitas, atis. Maldad, injusticia grande. El término alude a una gran injusticia o a algo malicioso (Julián Pérez Porto y María Merino). También se le define como Anomia. La anomia es un concepto que se refiere, de una manera general, a la ausencia de ley, normas o convenciones. La palabra, como tal, proviene del griego ἀνομία (anomía), Sustantivo femenino. La condición de estar sin ley, injusticia, ilegalidad, falta de conformidad con la ley, negación de la ley, violación transgresión, quebrantamiento de la ley, desacato a la ley, iniquidad, impiedad, maldad, pecado (Diccionario Griego del Nuevo Testamento).
“El misterio de la iniquidad está trabajando activamente en lo político, en lo económico, en lo social, en lo moral, en lo familiar, en lo religioso, dando los toques finales al escenario de la historia, para que haga su aparición el Anticristo, aquel “inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás” (Rvdo. Luis M. Ortiz).
“El misterio de iniquidad es la acción diabólica en la sociedad cuyo propósito es la destrucción de las almas. San Pablo comprendió que había un plan satánico para la destrucción del hombre, así como hay un plan de Dios para la salvación del ser humano, el “misterio de la piedad”. El misterio de iniquidad comenzó a operar en el tiempo del apóstol Pablo y ha estado en acción durante toda la historia de la Iglesia, más culminará con la apostasía total y la aparición del Anticristo” (Pastor Iván Tapia).
“El plan del Anticristo ya ha sido expuesto en la escritura. Pablo declara: Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad… (2ª Tesalonicenses 2:7). Él está diciendo que una forma misteriosa de pecado, que está incluso obrando ahora, abrirá paso al Anticristo. Al parecer, un espíritu de iniquidad caerá sobre la humanidad perdida, agarrando los corazones de las personas tan poderosamente que el hombre de pecado ascenderá al poder rápidamente. Pablo está hablando sobre una iniciación secreta en el culto del Anticristo, una influencia sutil y demoníaca que vio tomando lugar en sus días. Ahora mismo, este mismo espíritu misterioso es un gran poder seductor, que prepara a las masas de gente para recibir al hombre de pecado” (Rvdo. David Wilkerson).
El Señor Jesucristo, estando sentado en el monte de los Olivos hablando de las señales de su venida a la tierra señaló que por haberse multiplicado la iniquidad (gran maldad) el amor de muchos se enfriará (Mateo 24:12), en la parábola de la viuda y el juez inicuo (malvado, cruel) el Señor Jesucristo hizo una pregunta, pero no dio la respuesta. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:8). La respuesta a esa pregunta la dio el apóstol Pablo en 2ª Tesalonicenses 2:3, refiriéndose a la gran rebelión mundial, apostasía, ausencia de fe en la tierra, pues estará gobernando el hombre de pecado, el hijo de perdición, el inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida (2ª Tesalonicenses 2:8). Es muy importante saber y entender que el misterio de la iniquidad se define como gran maldad, crueldad, anarquía, gran rebelión, ausencia total de la ley es muy diferente a la maldad humana que todos conocemos (Marcos 7:23).
Lo primero que debemos comprender es que la iniquidad (gran rebelión) se originó en el querubín grande protector llamado Lucero, hijo de la mañana (Ezequiel 28:15,16,18; Isa 14:12) y la tercera parte de los ángeles que logró seducir también se llenaron de iniquidad, los cuales fueron derrotados en el cielo y lanzados con él a la tierra; es decir hubo una gigantesca rebelión contra la autoridad de Dios y sus leyes, un odio visceral y un aborrecimiento pleno hacia su Creador y esa es la razón por la cual Satanás dará origen a su obra maestra, infernal, cruel, sanguinaria, el inicuo, el hombre de pecado, el hijo de perdición, el destructor por naturaleza, el hombre de maldad, el malvado, que será totalmente opuesto, adversario al Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo y de allí su postura radical, agresiva, violenta cuando se paró frente de la mujer que estaba para dar a luz a su hijo, a fin de devorar a su hijo tan pronto naciese; pero no lo pudo lograr ya que su hijo fue arrebatado para Dios y su trono (Apocalipsis 12:4-9,12; 2ª Tesalonicenses 2:9).
Esa frustración de no poder devorar al Hijo de Dios, fue lo que provocó la gran ira en él, sabiendo que tiene poco tiempo para actuar a través de su engendro del mal, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios (2ª Tesalonicenses 2:4), pero eso pertenece al futuro cercano, mientras tanto Satanás ya venía operando, trabajando, desarrollando todo su poder de iniquidad, gran maldad y generando todo tipo de rebelión en la humanidad, pero de una manera muy especial y directa contra la Iglesia del Señor Jesucristo que nació el día de Pentecostés, cumpliéndose la solemne advertencia y alerta del Señor Jesucristo sobre su iglesia:

  • Las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
  • Y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella.
  • Y ni siquiera el poder de la muerte podrá vencerla.
  • Y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.
  • Y las puertas del Seol no la vencerán.

(Reina Valera 1960 – N.V.I – Dios Habla Hoy – Reina Valera 1909 – La Peshita).
El autor del libro La Historia de la Iglesia Cristiana, Jesse Lyman Hurlbut. Editorial Vida, novena impresión 1991, hace un resumen de los períodos generales de la iglesia comenzando con La Iglesia Apostólica del siglo 30 al siglo 100 y concluye hasta el siglo 20, 1901 d.C. donde se relatan todo tipo de hechos y se pone en evidencia de una manera clara el misterio de la iniquidad en acción u operación, según lo registrado en 2ª de Tesalonicenses 2:7.
“El Ministerio Puertas Abiertas es una organización internacional que sirve a cristianos perseguidos alrededor del mundo. También es una organización interdenominacional, o sea, no está afiliada a iglesias y denominaciones y tampoco es una Agencia Misionera, pues no envía misioneros. El enfoque del ministerio es servir a los cristianos que viven en naciones donde el cristianismo está prohibido o limitado a fin de que perseveren en la fe”. Ellos poseen una vasta, fidedigna y actualizada información sobre la persecución de los cristianos en el mundo y nos relatan que las terribles persecuciones que se dieron en el siglo XX, “se iniciaron con la aparición del Comunismo y el Nacionalismo. Durante los 70 años en que vivieron bajo la influencia de Moscú -y aún hoy en países comunistas como China, Corea del Norte, Vietnam y Cuba-, los cristianos han sufrido discriminación, tortura, violencia, prisión y asesinato a causa de su fe”.
El extraño silencio de la iglesia occidental es la tragedia del siglo XX ya que mientras la iglesia fuera de los Estados Unidos y de Europa occidental comienza a experimentar esta nueva contienda, que resulta en violencia y derramamiento de sangre, los cristianos occidentales permanecen extrañamente silenciosos. La persecución de la iglesia fue, cuando mucho, reconocida superficialmente, y poco fue hecho para levantar la voz por los que estaban en la cárcel y sufriendo en razón de su fe”. Pero, ¿por qué el silencio? ¿Qué podría explicar la desatención y la despreocupación de la iglesia occidental?, otros evangélicos se rehusaron a defender su causa cuando visitaban sus países. Hubo pocas voces que defendieron a la Iglesia Perseguida, como el Hermano Andrés, Richard Wurmbrand, Michael Bordeaux y otros”.
“La Organización publica cada año la Lista Mundial de Persecución que clasifica los países de mayor a menor severidad de persecución sufrida por los cristianos de fe activa. Esta lista está hecha sobre la base de investigaciones y comparaciones hechas por investigadores de la materia, por expertos externos, y también basándose en documentos de investigación disponibles para el público en general. Es un instrumento cualitativo basado en estas opiniones subjetivas.
En el 2012, la metodología de la lista fue ampliamente revisada de cara a ofrecer una credibilidad, transparencia, objetividad y calidad científica mayores. Y en 2013 esta metodología fue refinada aún más”. “Las 50 posiciones primeras de la lista de 2018 son las siguientes:
1.- Extrema persecución 11 países.
2.- Persecución muy alta 24 países.
3.- Persecución Alta 15 países. 48 países pertenecen al continente asiático y 2 son México y Colombia” (www.puertasabiertas.org).
Todo ello se debe al poder diabólico que opera a través del misterio de la iniquidad que a nosotros nos cuesta aceptar su acción en todos los estratos de la sociedad antigua, moderna y contemporánea, incluyendo a la Iglesia del Señor Jesucristo en cualquier lugar del mundo, por medio de sus múltiples tentáculos e instrumentos que son los seres humanos, los cuales forman todo tipo de instituciones, organizaciones seculares y religiosas etc., que en obediencia total se rinden plenamente a las maquinaciones y artimañas del ejército de ángeles de Satanás, con el único propósito y objetivo de llevar a feliz término el misterio de la iniquidad que dará lugar al inicuo (cruel, sanguinario, malvado, perverso) cuyo advenimiento (llegada, aparición) es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos. (2ª Tesalonicenses 2:7-9).
El misterio de la iniquidad pone en evidencia su acción donde hay injusticia, ilegalidad, negación de la ley, violación, transgresión, quebrantamiento de la ley, desacato a la ley, iniquidad, impiedad, crueldad, obstinación en cualquier sociedad y de manera especial en grupos religiosos cualquiera que estos sean. La pandemia del Covid-19 que ha arropado prácticamente todas las naciones del mundo, ha sido aprovechado por este poder de iniquidad para coartar la libertad religiosa en varios países, llegando a librarse batallas legales en los tribunales y algunas congregaciones han tenido que pagar multas onerosas por no someterse a sus supuestas leyes, todo esto es indicativo que muy pronto estaremos viendo en nuestras naciones acciones como las señaladas.
Lo que me llevó a estudiar y desarrollar el tema del misterio de la iniquidad fueron dos videos que expresaban la voz de los niños transgéneros de Chile de los años 2017-2018, donde me quebranté mucho, pero quedé sin aliento al reenviarlos a un grupo de WhatsApp, donde la mayoría no dijo nada, otros dijeron Cristo viene, y creo que fueron tres los que realmente entendieron lo que esto representaba para las actuales y futuras generaciones, pero lo que me dejo en shock fue la experiencia que vivió una pastora de muchos años en el ministerio, cuando otro pastor le pidió un consejo sobre una situación que le estaba pasando con su hermosa hija de solo tres años, ya que en el colegio la maestra le enseña a los niños varones que son niñas y a las niñas que son varones, entre otras cosas y que su hija un día llegó del colegio y le dijo a sus padres que ella era varón y que la vistieran como varón, el pastor se quedó mudo y no sabía qué decirle, como tampoco la mamá, la pastora les aconsejó que fueran al colegio y hablaran con la maestra, la directora y con su hijita, pero el pastor no aceptó dicho consejo que ellos iban a orar al Señor para que resolviera esa situación.
Todo esto confirma el problema que venimos arrastrando por muchos años, es lo que yo llamo: Conceptos errados o distorsionados acerca de Dios, es decir, tenemos la idea equivocada de que Dios lo tiene que hacer todo por mí, y en el caso que nos ocupa, que no tengo ninguna responsabilidad en la crianza, educación y formación de mis hijos en el verdadero temor a Dios, como tampoco he entendido el poder diabólico del misterio de la iniquidad operando profundamente para la destrucción de la familia en todo el mundo y que por supuesto tengo la idea falsa que a mi familia no llegará esa obra diabólica, aunque no nos ocupemos de guiarles en el conocimiento del verdadero y único Dios ni enseñarles su preciosa Palabra, como tampoco les damos las herramientas para enfrentar y poder defenderse de estos instrumentos de iniquidad y maldad, como es el caso de esa niña de tres años que con mucha facilidad aceptó que ella era varón e inmediatamente pidió que le quitarán la ropa de niña. Todo esto confirma el desconocimiento que tenemos de la manera tan sutil como el diablo destruyó el primer hogar creado por Dios, al engañar a Eva para que se rebelara contra su Creador y luego convenció a su esposo Adán para que se uniera a su rebelión, el diablo los llevó a cometer iniquidad.
El apóstol Pablo recibió la gran revelación de parte del Espíritu Santo, sobre el misterio de la iniquidad que tenía bien oculto el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás para engañar al mundo entero y de esa manera vengarse de Dios. La iglesia del primer siglo hasta nuestros días no pudo, ni nosotros hemos podido descifrar ni discernir de una forma precisa su operación misteriosa, encubierta, destructiva y perversa dentro de la iglesia del Señor Jesucristo a nivel mundial y en la humanidad entera; a pesar de que las advertencias apostólicas son muy claras tales como:

  • No debemos ignorar las maquinaciones de Satanás. 2ª Corintios 2:11
  • Los que negocian con la Palabra de Dios. 2ª Corintios 2:17
  • Los que adulteran la Palabra de Dios. 2ª Corintios 4:2-6
  • Porque si viene alguno predicando a otro Jesús, que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado bien lo toleráis. 2ª Corintios 11:4
  • Porque estos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 2ª Corintios 11:13
  • Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 2ª Corintios 11:14
  • Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. 2ª Corintios 11:15
  • Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado… Gálatas 1:6
  • Si alguno os predica diferente evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema (maldito). Gálatas 1:8.

La lista es muy larga solo enumeré algunas, pero a pesar de todas esas solemnes advertencias, la iglesia del Señor Jesucristo de este siglo XXI esparcida en la redondez de la tierra no percibe el asedio, los ataques despiadados y el control en algunos casos por el poder del misterio de la iniquidad, especialmente en el cuerpo ministerial de dichas iglesias quienes en muchos casos están cautivos por el lazo del diablo y cooperando de una manera activa en las naciones del mundo, incluyendo Venezuela en la preparación de la llegada del hombre de pecado, el hijo de perdición, el inicuo, el sanguinario, llamado por el apóstol Juan el anticristo (1ª Juan 2:18).
Por lo tanto, toda persona, iglesia, ente, organización sea religiosa o no, ONG, instituciones de Derechos Humanos, cualquier sistema de gobierno del ala que sea que se rebele contra el único y verdadero Dios y sus leyes santas y perfectas; al igual que las versiones de la Biblia que hayan adulterado, modificado, agregado, quitado los textos originales en que fueron escritos el Antiguo y Nuevo Testamento, están bajo la autoridad y el dominio del misterio de la iniquidad que es un poder encantador, sutil, engañoso, falso de la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás el cual engaña al mundo entero, y el mundo entero está bajo el maligno (Apocalipsis 12:9; 1ª Juan 5:19).

Orlando Anzola
Ministro del evangelio
despiertatetuqueduermes@hotmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

Nuevo informe de la CPI registra un año de persecución cristiana en China

Más de 100 incidentes de persecución documentados en un año (ICC – Verdad y Vida).- …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *