miércoles , diciembre 12 2018
Home / Opinion / Vida en la Palabra: Verdad vs error, Liliana Daymar González

Vida en la Palabra: Verdad vs error, Liliana Daymar González

«Debes conocer lo verdadero para que puedas descubrir lo falso», decía mi abuela. Creo que este sabio consejo aplica en distintas áreas de la vida. A los cajeros bancarios, por ejemplo, los entrenan para reconocer los billetes falsos dándoles billetes auténticos para que los examinen. Son tan numerosas las maneras de falsificar el dinero que los cajeros pasan gran parte del tiempo sintiendo su textura, observando sus tonalidades, verificando el número de serie para familiarizarse con ellos. Como ves, un buen principio educativo es estudiar lo que es real para poder detectar lo que es fraudulento. Esa es una de las razones por las que es tan importante estudiar concienzudamente las Sagradas Escrituras. Si conocemos la Verdad bíblica seremos perfectamente capaces de detectar y rechazar las herejías o falsas enseñanzas que abundan en nuestros días.
Es importantísimo estar prevenidos para no ser engañados. Recordemos que Jesucristo advirtió que surgirían un gran número de falsos profetas y que engañarían a mucha gente (Mateo 24:11).
Hace poco, mientras mi hija y yo paseábamos por el centro comercial, se nos acercó una mujer para preguntarnos si sabíamos sobre el culto a «Dios Madre». La verdad es que nunca habíamos escuchado sobre el tema, particularmente me causo interés, así que le permití unos minutos para que nos explicara de lo que se trataba. La dama en cuestión fundamentó sus argumentos en versículos bíblicos. Afirmó que hay dos dioses, una imagen masculina de Dios y una imagen femenina de Dios. La imagen femenina de Dios es «Dios Madre». Dijo que los creyentes pueden lograr la salvación de sus almas si cumplen con todos los ritos religiosos que Jesús practicó cuando estuvo en el mundo, especialmente la celebración de la Pascua. Ella sostuvo que Cristo ha venido por segunda vez y que está entre nosotros.
Enseguida nos dimos cuenta de que se trataba de un culto satánico, cuyo propósito es apartar al creyente de la verdadera fe. Todo lo que la mujer afirmó niega la obra de Cristo en la cruz. El apóstol Pablo enseñó: «Queridos hermanos, no crean ustedes a todos los que dicen estar inspirados por Dios, sino pónganlos a prueba, a ver si el espíritu que hay en ellos es de Dios o no. Porque el mundo está lleno de falsos profetas» (1ª Juan 4:1. TLA).
Satanás se disfraza de ángel de luz buscando a quien engañar, pues sabe que le queda poco tiempo (Apocalipsis 12:2). Su deseo es suplantar a Dios, por eso intenta reclutar la mayor cantidad de seres humanos para que lo adoren. Así como usó erróneamente las Escrituras para tentar a Jesús en el desierto, las usará para entramparnos. No nos dejemos embaucar con mentiras tan hábiles que parecen verdad. Para distinguir entre la verdad y el error, debemos abrir la Biblia, leerla, estudiarla, memorizarla. Ningún ser humano puede ganar su salvación por obras ni por cumplir ritos religiosos. «Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo» (Efesios 2:8-9. NTV).
El culto a dios Madre es un nuevo movimiento religioso que se extiende aceleradamente por el mundo negando al Señor y blasfemando contra su Santo Espíritu.
Liliana Daymar González
Periodista
lili_vidaenlapalabra@hotmail.com

About redaccion

Check Also

Gotas de valor: Un Dios restaurador, Ramón Tovar

Gota: «Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *