Home / Destacadas / Ventas de restaurante cristiano se duplican después de boicot LGBT

Ventas de restaurante cristiano se duplican después de boicot LGBT

(Agencias – Verdad y Vida).-

Las ventas anuales de la cadena estadounidense de comida rápida Chick-fil-A, se han más que duplicado desde que los grupos LGBT y liberales pidieron un boicot a la compañía en 2012, según revela un nuevo estudio.
En 2012, cuando surgieron controversias sobre los comentarios del director ejecutivo en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y en favor de la familia tradicional, las ventas totalizaron $ 4.6 mil millones, en comparación con los $ 4.1 mil millones del año anterior.
En 2018, las ventas totalizaron $ 10.46 mil millones, lo que lo convierte en el tercer restaurante más grande de los Estados Unidos, solo superado por McDonald’s y Starbucks.
El boicot puede haber alejado a algunos clientes, aunque aparentemente atrajo mucho más. La cadena también ha abierto cerca de 700 nuevos restaurantes desde que comenzó el boicot, según el Journal & Courier, que examinó la efectividad del boicot.
«Los únicos que parecen tener algún tipo de aversión al popular restaurante de sándwiches de pollo son un grupo de extremistas de extrema derecha, pero todos encajan en una minivan», dijo Glenn T. Stanton, director de estudios de formación familiar global en Focus on the Family. «Acusan a Chick-fil-A de tener prejuicios sin la menor evidencia, solo porque sus fundadores creen que la familia se forma a partir del matrimonio del hombre y la mujer».
El blog de ediciones de 2011 LGBT Towleroad criticó los lazos de Chick-fil-A con organizaciones cristianas conservadoras que se oponían a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. El titular decía: «Si estás comiendo Chick-fil-A, estás comiendo anti-gay», informó el Journal & Courier. El blog recibió atención moderada de los medios ese año, pero el tema recibió mucha más atención en 2012 cuando se le preguntó a Dan Cathy, CEO de Chick-fil-A, sobre el apoyo de la compañía a la familia tradicional y respondió:
«Apoyamos mucho a la familia: la definición bíblica de la unidad familiar», le dijo. «Somos una empresa familiar y estamos casados con nuestras primeras esposas. Agradecemos a Dios por eso».
Los comentarios de Cathy llevaron al movimiento LGBT a llamadas de boicot y promesas de alcaldes en Boston y Chicago para oponerse a la apertura de nuevos restaurantes en sus ciudades. Esto a su vez llevó al Gobernador de Arkansas Mike Huckabee a lanzar el Día de Apreciación de Chick-fil-A, el 1 de agosto de 2012. Cientos de miles de clientes participaron y la cadena rompió récords de ventas en un solo día.
Desde 2012, sus ventas han establecido un nuevo récord cada año, de $ 4.6 mil millones en 2012 a $ 9 mil millones en 2017, según Restaurant Business. Alcanzó $ 10.46 mil millones en ventas en 2018.
Chick-fil-A fue nombrada la cadena de comida rápida favorita de Estados Unidos en una encuesta a clientes este año.
«No solo han duplicado sus ventas en los últimos años, sino que han ganado el premio por el establecimiento de comida rápida con la más alta calificación de servicio al cliente en los últimos cuatro años», dijo Stanton.
Es de resaltar, que Chick-fil-A no abre los domingos para que los empleados puedan asistir libremente a sus iglesias junto con sus familias y honrar a Dios un día a la semana; y a pesar de eso sus ingresos crecen en vez de mermar. ¡Definitivamente que “Dios honra a los que le honran”!◄

About Verdad y Vida

Check Also

Presentan “La Gran Visión de País” en Caracas

El mismo busca fundamentalmente “construir una nueva Venezuela comenzando con un gran acuerdo nacional que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *