Home / Palabras del Director / Venezuela y su principado de maldad

Venezuela y su principado de maldad

Una de las cosas que dejó Jesucristo bien establecidas desde el propio inicio de su ministerio terrenal fue la existencia de dos reinos, el de Dios y su antagónico, el reino de las tinieblas. Durante el antiguo pacto hubo algunos centellazos apenas de la existencia del reino de las tinieblas, que fue derrotado por profetas como Elías, líderes como Moisés, entre otros. Pero quien más claro lo experimentó y perpetuó en su libro, fue le profeta Daniel.
Daniel oró durante un ayuno en favor de su pueblo Israel y su definitiva liberación. Luego de 21 días el ángel Gabriel se le apareció y le dijo: “desde el primer día en que trataste de comprender las cosas difíciles y te mostraste humilde ante tu Dios, él te escuchó. Por eso estoy aquí, como respuesta a tus oraciones. Durante veintiún días el príncipe de Persia estorbó mi camino, pero vino en mi ayuda el ángel Miguel, uno de los príncipes de más alto rango. Y me quedé allí, con los reyes de Persia. Pero ahora estoy aquí para contarte lo que acontecerá a tu pueblo en el futuro, pues la visión tiene que ver con ese tiempo”…
¿Sabes por qué he venido? Porque debo volver a pelear contra el príncipe de Persia. Y cuando termine de luchar con él, vendrá el príncipe de Grecia. Ahora te diré lo que está escrito en el Libro de la Verdad. En mi lucha contra ellos solo me ayuda el ángel Miguel, el protector de ustedes” (Daniel 10:10-21. NBV).
En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo escribió al respecto: “La batalla que libramos no es contra gente de carne y hueso, sino contra principados y potestades, contra los que gobiernan las tinieblas de este mundo, ¡contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes!” (Efesios 6:12). Según se desprende de la Biblia, los principados de maldad o del reino de las tinieblas están a la cabeza de una nación o imperio planificando y comandando las estrategias en contra de la Iglesia de Cristo e Israel, en primer lugar, y contra el resto de la población de cada nación y reino.
Estos «príncipes» satánicos se oponen a la obra espiritual de la Iglesia para que la luz del evangelio no le resplandezca a los habitantes, frenando y retrasando la ejecutoria de cada cristiano y de la Iglesia de Cristo al cumplir el establecimiento del reino de los cielos en las respectivas naciones. Fue así como «el príncipe de Persia» opuso resistencia en los aires para que el ángel Gabriel no llegara con la palabra profética enviada al profeta Daniel; hasta que llegó el arcángel Miguel y los combatió. Posteriormente al imperio persa, vino el griego, y según la Palabra de Dios, cada uno tenía un principado que operaba la maldad en su respectiva asignación geográfica e histórica.
Así como hubo un «príncipe de Persia» y un «príncipe de Grecia», existe uno para cada nación o imperio; es así como actualmente opera sobre los aires venezolanos el «príncipe de Venezuela». Este principado que está contra nuestra nación y la Iglesia del Señor en Venezuela, es el responsable de todo lo que se ha establecido política, económica, militar, religiosa y socialmente en nuestra República. Así que nuestras armas espirituales deben ir dirigidas primeramente contra el «príncipe de Venezuela» para destronarlo y derribar «toda arma forjada contra esta nación» de manera que la Iglesia pueda avanzar en el establecimiento del reino de los cielos y millones de venezolanos tengan un encuentro genuino con Jesucristo, pasando de la religión nominal a la relación con el Cristo vivo de la Iglesia.
Los cristianos debemos estar claros que “la batalla que libramos no es contra gente de carne y hueso…”. Además, que “las armas con las que luchamos no son las de este mundo, sino las poderosas armas de Dios, capaces de destruir fortalezas y de desbaratar argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y de llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2ª Corintios 10:4-5).
Es lo primero que debemos saber para actuar correctamente; Dios está de nuestro lado, Él es el más interesado en que Venezuela sea libre de tantos pactos con el diablo, superchería, religión, corrupción, adulterio, drogadicción, alcoholismo y tantos pecados que rigen millones de vidas e instituciones desde los aires, comandados por el «príncipe de Venezuela» que comanda a las “potestades, los que gobiernan las tinieblas de este mundo, [y las] ¡huestes espirituales de maldad en las regiones celestes!”.

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 NUEVO EPISODIO DE DOLOR EN LA FRONTERA. Lo que debió ser una jornada pacífica y hasta festiva, se convirtió en otro episodio de represión, violencia y muerte. Eso fue lo que sucedió el pasado 23 de febrero cuando las naciones enviaron la ayuda humanitaria para los venezolanos, no para el gobierno que no la necesita, sino para el pueblo; debió ser el propio pueblo quien la recibiera y distribuyera de acuerdo a las prioridades, pero no, nuevamente salió a relucir el diabólico plan de negarle a la gente lo que le corresponde. ¿Hasta cuándo y hasta dónde llegarán con esta actitud?, hasta que Dios se levante de su trono y los corte de manera definitiva…
2 PAPA DECEPCIONA A LOS CATÓLICOS. Las víctimas de abuso sexual expresaron su decepción ante las palabras del papa al finalizar la cumbre sobre pederastia y abuso sexual celebrada en el Vaticano, debido a los incontables abusos sexuales cometido por integrantes de la iglesia católica. A presa de que Francisco anuncia cambios, las asociaciones de víctimas presentes en Roma manifiestan su decepción por las palabras finales de Francisco, por evasivas y sin anuncios concretos para combatir este flagelo y hacer justicia a las víctimas.
3 LO DIJO Ruddy Gracia: “La fe… es ciega a la magnitud de los retos… sorda a las críticas… y torpe para razonar las advertencias negativas de aquellos que no la tienen”.
Y la Biblia DICE: “La fe es la confianza de que en verdad sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las cosas que no podemos ver… De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad” (Hebreos 11:1,6. NTV).

About Verdad y Vida

Check Also

El pacto de Dios y los LGTBI

A raíz de que el pasado 12 de septiembre apareció en la ciudad mexicana de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *