Home / Palabras del Director / Venezuela 2013: Certidumbre e incertidumbre

Venezuela 2013: Certidumbre e incertidumbre

Se acaba el presente año y el 2013 se abre paso de manera segura y acelerada. En lo relativo al mundo donde vivimos el año entrante se muestra con gran incertidumbre, y si retraemos la mirada y la enfocamos en nuestra nación, nunca un año ha venido con tanta incertidumbre como el que inicia.

Incertidumbre

Venezuela está pasando por una severa crisis social, política, económica y hasta espiritual. Ya no es sólo la grave división que mantiene a los venezolanos partidos en dos grandes grupos, sino también la incertidumbre económica ante una posible devaluación y multiplicación de los impuestos, lo cual es mortal en una nación consumista e importadora como la nuestra, esa situación dispara la inflación y genera malestar en la población. De ello no escapa ni la Iglesia, pues mucha de la labor espiritual que hacemos es global y amerita trabajar con dólares, asunto prohibitivo en estos días.

La delicada situación del Presidente Chávez es otra variable que mantiene a la nación en una profunda incertidumbre, puesto que gran parte de las ejecutorias de Venezuela dependen de él; los ojos del país y del mundo están sobre su salud, esperamos en Dios por su pronta recuperación para que asuma la responsabilidad que recibió el pasado 7 de octubre por parte de la mayoría del electorado venezolano. En una nación presidencialista y estatista como la nuestra la delicada salud del mandatario nacional mantiene al 2013 sumido en una gran incertidumbre.

Y así pudiéramos enumerar una larga lista de situaciones que generan incertidumbre sobre Venezuela, pero preferimos cruzar hasta la otra acera, la de la certidumbre.

Certidumbre

Certidumbre o certeza, significa: Conocimiento seguro y claro de algo (DRAE). De eso deseamos hablar desde nuestra condición de creyentes en un Dios cuyas misericordias son nuevas cada mañana y que no basa sus propósitos sobre la agenda de los hombres, sino sobre la suya que es eterna, y por ello inalterable por la incertidumbre eminentemente humana. En Jesucristo tenemos plena certidumbre de fe, porque, como dice el diccionario, Él nos da un «conocimiento seguro y claro» de lo que está por venir.

La Biblia nos asegura que «si Dios está a nuestro favor, nadie podrá estar en contra de nosotros» (Romanos 8:31); solamente esa promesa es suficiente para tener la certeza de la victoria por anticipado, puesto que lo que Cristo hizo por nosotros, y nos entregó ya, está por encima de cualquier incertidumbre, sea ésta económica, política o social; y cuando dice «nadie podrá…», va incluida ahí toda incertidumbre. Sigue diciendo: «El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?» (Romanos 8:32).

¡Qué glorioso es nuestro Dios! Sabemos de antemano que por muy difícil que venga este 2013, Él siempre estará a nuestro lado, nunca nos abandonará y siempre hará que los vientos contrarios y las tormentas se transformen en victorias y bendiciones para nuestro crecimiento espiritual y personal. Por eso le amamos y servimos con todo nuestro corazón.

Quiera Dios que usted también tenga a Jesucristo en su corazón como su Señor y Salvador, amad@ lect@r, sólo Él puede anticiparnos la victoria; ¿habrá certidumbre más grande que esa? La respuesta es un rotundo: ¡No! Por medio de la fe en Él sabemos que en toda incertidumbre «…somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni las potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor» (Romanos 8:37-39).

Venezuela: ¿Incertidumbre en 2013? Confiemos en Cristo de todo corazón que todo en Él es plena certidumbre, tanto en 2013 hasta el año que Él disponga para nosotros…

director@verdadyvida.org

@georgesdoumat

About redaccion

Check Also

28 ANIVERSARIO… Crónica de la fidelidad de Dios

Corría el año 1992, uno muy singular dentro de la historia contemporánea venezolana. El 4 …

2 comments

  1. Irene Nohemi Mezones de Calderón

    Gracias pastor,sus palabras realmente nos traen revelación en estos tiempos en los que oímos por todos lados lo terrible que será el 2013 y nos centran en EL que es donde debemos estar siempre. Bendiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *