Home / Venezuela / TSJ admitió demanda a favor de los santeros

TSJ admitió demanda a favor de los santeros

(Últimas Noticias/ VyV).-

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) admitió una demanda interpuesta por practicantes de la religión Yoruba, conocida como Santería, según se lee en la sentencia 399, del 18 de mayo pasado. Seguidores de esa religión buscan que el TSJ anule una ordenanza que les prohíbe sacrificar animales, práctica ritual de su credo.
En octubre del año pasado el abogado Giogerling Méndez consignó ante la Sala Constitucional una «acción popular de nulidad» contra la reforma de la Ordenanza sobre Tenencia, Control, Registro, Comercialización y Protección de Fauna Doméstica dictada por el municipio Libertador (Caracas). El abogado argumentó que dicha Ordenanza prohíbe el sacrificio ritual de animales, situación que a su decir, lesiona los derechos constitucionales de los santeros.
«En nuestra religión Yoruba llamada Santería en efecto se hacen sacrificios de animales… este hecho está protegido por la Constitución, ya que la matanza de animales con fines rituales en sí mismos es parte de ciertas religiones y tales religiones están amparadas como uno de los derechos humanos de primera generación», señaló el abogado Méndez.
Los magistrados de la Sala Constitucional admitieron la demanda y en consecuencia ordenaron convocar a una serie de funcionarios públicos para que ofrezcan sus puntos de vistas sobre la norma cuya anulación buscan los santeros. En este caso los emplazados por el TSJ son: el síndico procurador del municipio Libertador así como el presidente del Consejo Municipal; el Defensor del Pueblo y la Fiscal General.
La Sala se negó a suspender la norma impugnada por los santeros porque «no se constata que pudiera sufrir un daño irreparable o de difícil reparación por la aplicación de las mismas». Queda pendiente la decisión final de los magistrados sobre si anulan o no la norma que prohíbe a los seguidores de la Santería sacrificar animales en sus actos rituales.

Sacrificios o matanza
La santería está llegando a niveles desbordantes en la sociedad venezolana, al punto de pretender legalizar la matanza de animales para su beneficio o para pactos satánicos que solo continúan perjudicando a la nación espiritualmente, pues acarrea maldición.
En el Antiguo Testamento, Dios requería el sacrificio de animales, para que la raza humana pudiera recibir el perdón por sus pecados (Levítico 4:35; 5:10). Pero desde hace 2000 años los sacrificios de animales concluyeron porque Jesucristo fue el último sacrificio por el perdón de los pecados de los seres humanos, por ello, Juan el Bautista lo llamó «el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo» (Juan 1:29).

2-Santeros-2-WEBDe esta manera, es evidente que lo que la santería realiza no es por el perdón de sus pecados, sino para derramar la sangre que Satanás demanda para actuar en un falso beneficio de quienes hacen el sacrificio. Tal es el caso del pacto fáustico, entre una persona y Satanás, donde esta ofrece su alma a cambio de favores diabólicos poderosos: conocimiento, riquezas, amor o poder. El sacerdote católico José Palmar publicó en sus redes sociales que el ex presidente venezolano Hugo Chávez, vendió su alma a Abbita (Satanás) en un pacto fáustico por 10 años, que realizó en el 2002, en La Habana, Cuba, «cuya caducidad terminaba con su muerte por miasis igual que Herodes Agripa» (Hechos 12:20-23).
La Iglesia Cristiana clama por un país arrepentido y humillado ante Dios, que dé su espalda a la idolatría y a la práctica de ritos que glorifican a Satanás pero que desagradan al Señor que los creó y traen maldición, escasez, miseria y muerte.◄

[quote]Decisiones absurdas

Artículo 59 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: «El Estado garantizará la libertad de religión y de culto. Toda persona tiene derecho a profesar su fe religiosa y cultos y a manifestar sus creencias en privado o en público, mediante la enseñanza u otras prácticas, siempre que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres y al orden público. Se garantiza, así mismo, la independencia y la autonomía de las iglesias y confesiones religiosas, sin más limitaciones que las derivadas de esta Constitución y la ley. El padre y la madre tienen derecho a que sus hijos o hijas reciban la educación religiosa que esté de acuerdo con sus convicciones.
Nadie podrá invocar creencias o disciplinas religiosas para eludir el cumplimiento de la ley ni para impedir a otro u otra el ejercicio de sus derechos».
Tal y como lo expresa el artículo 59 de nuestra Carta Magna, surge la pregunta: ¿puede considerarse «moral, de buena costumbre y orden público» sacrificar animales de manera oculta, en las noches y madrugadas en lugares apartados para realizar un rito abiertamente opuesto a la Palabra de Dios?
Si hay tantas demandas contra las peleas de gallos, corridas de toros, entre otros sacrificios y maltrato de animales para fines que no sean el de la alimentación, tal y como lo estableció Dios para los humanos, ¿le parece al TSJ que sacrificar animales para invocar espíritus que la Biblia indentifica como demonios, tengan estos el nombre que tengan, es menos punitivo que los casos recién nombrados?
Parece que en Venezuela lo absurdo, anti-ético, atentatorio contra la moral y buenas costumbres cristianas, y hasta lo constitucional pesa más que hasta la buena conciencia y el bienestar moral y espiritual de toda una nación. ¿En qué estarán pensando los magistrados del máximo Tribunal de la República con este tipo de admisiones judiciales que ha venido ejecutando los últimos tres meses? ¿Acaso olvidan que al Señor darán cuenta muy pronto de todas sus ejecutorias?
Así dice el Señor: «¡Ay de los que dictan leyes injustas y emiten decretos opresivos! Privan de sus derechos a los pobres, y no les hacen justicia a los oprimidos de mi pueblo; hacen de las viudas su presa y saquean a los huérfanos. ¿Qué van a hacer cuando deban rendir cuentas, cuando llegue desde lejos la tormenta? ¿A quién acudirán en busca de ayuda? ¿En dónde dejarán sus riquezas? No les quedará más remedio que humillarse entre los cautivos o morir entre los masacrados» (Isaías 10:1-4. RVC y NVI).[/quote]

About Verdad y Vida

Check Also

Reabrirán iglesias a partir del 1º de noviembre

Líderes cristianos nacionales coinciden en expresar su malestar por la desatención a las exigencias de …

One comment

  1. Sobre Venezuela producto de la sangre derramada a los ídolos llamados santos y las profanaciónes de tumbas, han sido llamados una inmensa cantidad de espíritus de demonios. Ellos son, violencia, enfermedades, miseria, adulterio, sexo ilícito, robo, abusos, odio, hambre, destrucción y mas; esos demonios se meten en los cuerpos y hacen que la población ejecute los deseos de su jefe Satanás, pues satanás odia a los humanos.
    Hay un llamado de Dios que dice: Si mi pueblo se humillare, y buscare mi rostro y se convirtiere de sus malos caminos y clamare, entonces yo oiré y vendré y sanare su tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *