sábado , abril 20 2019
Home / Destacadas / Temperaturas extremas no se detienen y seguirán al mismo ritmo del cambio climático

Temperaturas extremas no se detienen y seguirán al mismo ritmo del cambio climático

El verano acumula temperaturas extremas con olas de calor que, solo en julio, alcanzaron récords en los cuatro continentes que ocupan el hemisferio norte

(CNN/ VyV).-

El verano continúa acumulando temperaturas extremas con olas de calor que, solo en julio, alcanzaron récords en los cuatro continentes que ocupan el hemisferio norte no tropical.
Japón registró una temperatura nunca antes vista en el país desde que existen registros confiables. Kumagaya, una ciudad a tan solo 64 kilómetros de Tokio, alcanzó 41,1 grados Celsius, en medio de una ola de calor que ya acumula varias semanas y que ha cobrado la vida de al menos a 44 personas.
Las temperaturas extremas también están afectando a otros países del este de Asia: Corea del Norte y del Sur rompieron récords de calor que se acercan a los 40 grados Celsius.
Y son justamente estas olas de calor sobre las que tanto han advertido los científicos como consecuencia del calentamiento del planeta, a través de las emisiones de gases de efecto invernadero.
«Los impactos del cambio climático ya no son imperceptibles», señaló Michael Mann, científico del clima y director del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre en la Universidad Estatal de Pensilvania. «Estamos viendo cómo las consecuencias ocurren en tiempo real, en la forma de olas de calor, inundaciones, sequías e incendios forestales sin precedentes. Y lo hemos observado todo durante este verano», añadió.

El Cranston Fire se quema bajo una luna llena cerca de la ciudad de Idyllwild, California; incendio que ha destruido 5.260 hectáreas y sigue ardiendo, amenazando 5.000 casas y forzando la evacuación de 7.000 personas justo al este de Los Ángeles / EFE

Las temperaturas se disparan en Europa y en el Ártico
Gran parte de Europa se está cocinando bajo un masivo sistema de presión que le permite al calor tropical subir hasta el Ártico y evitar que las lluvias frías terminen con la racha de clima cálido.
Temperaturas superiores a los 32 grados Celsius se extendieron hasta el extremo norte de Escandinavia, estableciendo récords en Suecia, Finlandia y Noruega para las zonas por encima del Círculo Polar Ártico.
El resultado ha sido una cadena de incendios forestales sin precedentes en Suecia, que llevaron al país a solicitar asistencia de otras naciones, como Italia, con más recursos para combatir este tipo de fenómenos.
En Reino Unido, el comienzo de este verano fue más seco que cualquier otro, según el Met Office, el servicio meteorológico. Incluso, esta estación ha sido una de las más calurosas de las que se tienen registros, a tan solo 0,1 grado centígrado por debajo del verano que rompió el récord en 1976 con 21 grados.
El desierto del Sahara, ubicado en el norte de África y que ciertamente no es ajeno a las temperaturas sofocantes, llegó a un récord el pasado 5 de julio en Ouargla, Argelia. Los 51,3 grados Celsius que alcanzó representan la temperatura más alta que se ha registrado de manera confiable en el continente africano, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial.

Múltiples olas de calor en América del Norte
El mes de julio, una brutal ola de calor también golpeó a Canadá, que sintió cómo las temperaturas subían en Montreal hasta llegar al pico de los 36,6 grados centígrados el pasado 2 de julio. Se registraron al menos 79 muertes relacionadas con el calor en toda la provincia de Quebec. La afiliada de CNN CBC reportó que el número de víctimas saturó la morgue de Montreal.
En Estados Unidos, las olas de calor durante julio se han extendido desde el noreste, altamente poblado, hasta el desértico suroeste. Dallas vive una impresionante secuencia de fuertes temperaturas que han superado récords durante cuatro días consecutivos, con temperaturas que oscilan entrare los 42 y 43 grados Celsius.
Durante julio se han registrado 41 récords de calor en todo Estados Unidos, pero ni una sola marca de temperaturas mínimas. Este recuento asimétrico se convirtió en la regla, a medida que el cambio climático ha inclinado la balanza hacia temperaturas más cálidas hasta el momento.

Gráfico que muestra la ola de calor de verano del hemisferio norte

Este es el cambio climático
«Frío y calor, húmedo y seco: experimentamos condiciones climáticas naturales todo el tiempo», indicó Katharine Hayhoe, científica del clima en la Universidad Tecnológica de Texas.
«Pero ahora, el cambio climático está cargando los dados en contra de nosotros, provocando cierto tipos de situaciones extremas –como las olas de calor y los intensos episodios de lluvia– con más frecuencia e intensidad de lo que solían ser», explicó Hayhoe.
¿Recuerdas la cadena de brutales tormentas de nieve que azotaron a Nueva Inglaterra durante un periodo especialmente frío a finales del invierno y principios de la primavera? Los frecuentes combates de nieve y de hielo hicieron que muchas personas se preguntaran «¿qué pasó con el calentamiento global?».
«Estamos experimentando el clima más frío en más de dos décadas: la mayoría de personas ni siquiera recuerdan algo así. ¿CALENTAMIENTO GLOBAL, alguien?».
Pues bueno, aquí está. Y así es cómo se ve y se siente. Aunque todavía habrá frío durante el invierno y de vez en cuando se sentirá más helado de lo normal, el calor regresará y los veranos son cada vez más cálidos.
2018 es el año más caliente que se ha registrado de La Niña (el enfriamiento de las aguas oceánicas en el Pacífico durante este fenómeno tiende a enfriar el planeta), según la Asociación Meteorológica Mundial. Y con La Niña desapareciendo, pero El Niño (que calienta el Océano Pacífico) probablemente tomando su lugar, las cosas solo se van a poner más calientes.

Varios carros calcinados en una zona afectada por los incendios en Argyra Akti, en Mati, Grecia / EFE

Las mortales olas de calor serán más comunes en un futuro
Las olas de calor mortales van a ser un problema mucho mayor en las próximas décadas, cada vez más frecuentes y ocurrirán en una mayor parte del planeta debido al cambio climático, según un estudio publicado en Nature Climate Change.
Las ondas de calor extremas, como la que azota el suroeste de Estados Unidos y la que sufren en Europa occidental, que ha provocado incendios forestales en Portugal que han matado a más de 60 personas, se citan frecuentemente como uno de los efectos más directos del cambio climático provocado por el hombre.
Según el estudio, en el año 2100, tres de cada cuatro personas en la Tierra podría estar sujeta a por lo menos 20 días de calor y humedad al año asociados con olas de calor mortales, si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando a sus ritmos actuales. Actualmente, ese número es de una de cada tres personas.
Muchas personas en todo el mundo ya están pagando el precio máximo de las olas de calor, y aunque los modelos sugieren que es probable que continúe siendo malo, podría ser mucho peor si las emisiones no se reducen considerablemente.
Al cierre de esta edición, al menos 8 muertos, entre ellas dos niños, y miles de evacuados han dejado los voraces incendios en California, EE.UU., donde un total de 17 incendios arden actualmente en todo el estado y los equipos de bomberos trabajan a su máxima capacidad para combatir las llamas, que han destruido a su paso más de 723 viviendas, 240 construcciones anexas y han dejado daños en al menos 159 residencias, cuatro negocios y 30 estructuras anexas. Al menos 12 estados han enviado refuerzos, reseñó Univision.
Por su parte, Grecia ha experimentado también devastadores incendios en algunas ciudades, con la lamentable cifra de 91 muertos por un incendio forestal en una zona costera al este de Atenas y 25 personas continuaban desaparecidas, seis días después del incendio más letal en Europa en más de un siglo.
La portavoz del Servicio Helénico de Bomberos, Stavroula Malliri, dio a conocer un desglose que mostraba por qué la cifra de muertos continuaba aumentando y por qué era tan difícil de precisar la lista de personas que se cree que están desaparecidas.◄

La Biblia, el calentamiento y los incendios

Varios bomberos y voluntarios luchan contra las llamas en un incendio en Verori, cerca de la ciudad de Loutraki, Grecia / EFE

La Palabra de Dios advierte de las catástrofes que se generarían en los tiempos cercanos al fin cuando el efecto invernadero traería desequilibrios elevando y disminuyendo las temperaturas al nivel de causar mucha destrucción; entre las que destacan: el calentamiento global, devastadoras inundaciones causadas por El Niño y La Niña, profundas sequías, el deshielo polar y, por supuesto, el aumento del nivel del mar.
El caso que nos ocupa trata acerca de las grandes sequía y los devastadores incendios forestales que vienen destruyendo regiones como California, EE.UU; varias localidades de España, Grecia, Portugal, entre otras. La Biblia desde hace más de 2.500 años nos advirtió:
«Y el día de la gran matanza, cuando caigan las torres, sobre todo monte alto y sobre toda colina elevada habrá muchos ríos y arroyos. El día que el Señor ponga una venda en la herida de su pueblo, y cure la llaga que le causó, la luz de la luna alumbrará como la luz del sol, y la luz del sol alumbrará siete veces más, como la luz de siete días» (Isaías 30:25-26). Habla de la restauración de Israel en los tiempos del fin, la cual será precedida por un calentamiento excesivo del sol.
Por su parte, Apocalipsis 16:8-9, dice: «El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, con lo que se le permitió quemar con fuego al género humano. Y hombres y mujeres se quemaron con ese gran calor, pero en vez de arrepentirse y dar gloria al nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, blasfemaron contra Él». Es el progresivo calentamiento del planeta hasta que en los días del fin el inmenso calor llegará a quemar a la humanidad, animales y vegetación; aumentando exponencialmente las muertes por cáncer de piel, deshidratación y otras enfermedades mortales. Esto ya ha comenzado a ocurrir en nuestros días.
Pero, ¿cual es la causa de esto?, Apocalipsis lo dice: «en vez de arrepentirse y dar gloria al nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, blasfemaron contra Él». La única solución no es colectiva sino personal, porque lo que Dios profetizó se va a cumplir; sin embargo usted puede escapar a los juicios y catástrofes que vendrán; ¿cómo?, Ábrale ya su corazón a Jesucristo y en arrepentimiento recíbale como su único Señor y Salvador; Él ha prometido guardar de las catástrofes por venir a todos aquellos que se rindan ante Él.

About Verdad y Vida

Check Also

Teólogos cristianos descubren dónde se instalará el Imperio del Anticristo

(Noticias Finales – Verdad y Vida).- Es muy común ver publicaciones en Internet sobre el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *