Home / Suplemento 24 Aniversario / Stormie Omartian: «No se debe subestimar el poder de Dios en la oración»

Stormie Omartian: «No se debe subestimar el poder de Dios en la oración»

[quote font_style=»italic» bcolor=»#8224e3″]»Mientras más oremos, más le conoceremos y reconoceremos Su voz cuando nos habla a nuestro corazón. Conocer a Dios es amarlo»[/quote]

(Verdad y Vida – Redacción).-

La autora de la serie de libros El poder de la oración, Stormie Omartian, explicó que su definición de orar “es simplemente comunicarse con Dios. La manera de comunicarnos con el Señor es orar en el nombre de Jesús. Eso quiere decir, hablar con Él y escuchar lo que Él habla a nuestro corazón. Mientras más hagas eso, más escucharás Su voz, aumentará tu fe  y verás más oraciones contestadas. Es una vida emocionante porque eso significa que con Dios, todo es posible. Eso quiere decir que cuando ores verás el poder de Dios obrar a través de tus oraciones. No hay límites para lo que Dios puede hacer cuando oramos”.
Respecto al impacto que esta tiene, asegura que “no puede subestimarse el poder de la oración porque es el mismo poder de Dios. Este poder no está disponible para nosotros si no conocemos a Dios. Tenemos que creer en Él y creer que Él es el Creador de todas las cosas y el verdadero Dios Poderoso del universo. Cuando le recibimos, Él nos da a Su espíritu para que viva en nosotros -el Espíritu de amor, paz, gozo y poder-. Romanos 8:9 dice que “si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”. Una vez que lo recibimos, no solo nos salva para vivir con Él por siempre en la eternidad, sino que también nos da una mejor vida aquí en la tierra. Nos da una vida de amor, paz, gozo y poder”.
En cuanto a su ministerio, Stormie aclaró que aprendió que “la oración tiene un poder increíble y lo he visto hacer milagros que jamás creí posibles. Mi ministerio y mis libros están construidos sobre la base de milagros que vi a Dios hacer y en las poderosas respuestas a mis oraciones que Él me dio”.

Limitaciones al orar
“He visto que una de las grandes limitaciones que las personas tienen al orar es que no conocen a Dios lo suficiente. Todos debemos leer la Palabra de Dios cada día porque si no estamos avanzando con el Señor, pasando tiempo con Su Palabra y aprendiendo a conocerlo, estamos retrocediendo”.
Aclaró que “mientras más tiempo pasamos con Él en oración, más le conoceremos. Sentimos su amor más y más. Desarrollamos fe en que Dios nos ama, que escucha nuestras oraciones y que Él las contestará en Su momento y a Su manera”.
También estableció que muchas personas se sienten intimidadas por la oración. “Sienten que no pueden hacerlo lo suficientemente bien, larga o elocuente. Sienten que no son lo suficientemente buenas como para recibir respuesta. Sienten que no son lo suficientemente significativas como para que Dios realmente las escuche. Nada de eso es cierto. Nuestras oraciones hechas desde el corazón, son escuchadas por el Señor, a menos que haya un pecado sin confesar en nuestras vidas o iniquidad en nuestro corazón que debemos confesarle al Señor antes de orar”, explicó.
El perdón es un tema importante al momento de orar. “Dios nos da su perdón libremente siempre y cuando vivamos conforme a su voluntad. Nuestra propia falta de perdón es una gran limitante para que nuestras oraciones sean contestadas y todos lidiaremos con eso en nuestros corazones por el resto de nuestros días. Siempre habrá alguien que nos hiera o nos ofenda y debemos llevar eso a los pies del Señor y pedirle que nos ayude a perdonar. Algunas veces a la misma persona una y otra vez. Debemos pedirle al Señor que limpie nuestros corazones. El salmo 66:18 dice, “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado”. La falta de perdón es una iniquidad que puede retrasar la respuesta a nuestras oraciones”.

¿Por qué considera que la adoración y alabanza es una forma de oración?
– Si orar es comunicarse con Dios, entonces la adoración y la alabanza son las maneras más puras de comunicarse con Él. Cuando adoramos y alabamos a Dios nuestro enfoque está solo en Él. Le decimos cuánto le amamos y lo maravilloso que es. Le damos gracias por todas las cosas buenas que ha hecho. Él quiere que hagamos eso, no porque necesita que se lo recordemos sino porque nosotros necesitamos recordarlo y Él quiere escucharlo desde nuestro corazón. También, cuando alabamos a Dios, Él derrama más de sí en nosotros -más de su amor, paz y gozo, entre muchas otras cosas-, y al hacer eso, Él crece en nosotros, tal y como quiere. Nos hacemos más como Él en cada vez que adoramos. Nuestra adoración y alabanza es para Él y aun así, Él la usa para darnos grandes bendiciones.

También dice en uno de sus libros que se debe orar para hacer crecer el amor hacia Dios, ¿cómo explicaría esto?
– Es así como en las demás relaciones, no los llegas a conocer bien si no te comunicas con ellos, es decir, hablar con ellos y escucharlos también. Lo mismo aplica con el Señor, como orar es comunicarse con Dios, no puedes llegar a conocerle si no estás orando. Mientras más oremos, más le conoceremos y reconoceremos Su voz cuando habla a nuestro corazón. Conocer a Dios es amarlo, si no lo amamos es porque no lo hemos conocido.
La autora explicó que cuando no se ora o se ora poco, “estamos dejando nuestras vidas a la deriva. Tenemos un enemigo que siempre está tratando de destruirnos. ¿De verdad queremos dejarle ese aspecto de nuestra vida al enemigo o queremos traer nuestras vidas bajo la sombra de protección de Dios, al orar por su cobertura, no solo de nuestra vida, sino de nuestros hijos y miembros de la familia? Jesús dijo que no recibimos las bendiciones porque no oramos por ellas. Jesucristo enseñó sobre la importancia de la oración a nuestro Padre Celestial en Su nombre. Dios quiere escucharnos”.
Los primeros años de vida de Stormie fueron traumáticos, creció encerrada en un closet por su mamá, quien sufría de una enfermedad mental, pero tras recibir al Señor como su Salvador y mantener una comunicación constante con Él en oración, pudo sanar.
Concluyó motivando a las personas a “orar por todo y no dejar ningún aspecto de sus vidas a la deriva. Cuando ores y no veas las respuestas a tus oraciones, no te rindas, sigue orando. Puede ser que no has visto la respuesta todavía, tal vez necesites orar con alguien más. Jesús dijo que donde están dos o más reunidos en Su nombre, ahí está Él en medio de ellos. Nunca subestimes el poder de Su presencia”.

[quote font_style=»italic» bcolor=»#8224e3″]

Stormie Omartian

Escritora y conferencista, ha escrito más de una decena de libros, entre ellos la serie: El poder de la oración. La autora se conecta con sus lectores al compartir experiencias y lecciones que ilustran cómo Dios cambia la vida de las personas cuando se aprende a confiar en Él, buscarle y seguir Su voluntad, sin importar las circunstancias. Ella y su esposo Michael han estado casados por más de 42 años, tienen dos hijos y dos nietas.

[/quote]

 

About Verdad y Vida

Check Also

Christian Solidarity Worldwide: «La oración es la piedra angular de nuestra labor»

[quote font_style=»italic» bcolor=»#8224e3″]»El impacto de la oración tiene un alcance profundo, las oraciones traen esperanza, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *