Home / Opinion / Señales del fin de la era de la Iglesia, Carlos Mata

Señales del fin de la era de la Iglesia, Carlos Mata

Eruditos bíblicos como Walvoord, Ririe, Pember, Chafer, Thomas Ice, Pentecost; entre otros hermanos, creen que las siete iglesias de Apocalipsis 2-3, «presentan una imagen profética de los siete períodos históricos en los cuales se va a desarrollar la Iglesia visible». Tal procedimiento sugiere que la era eclesiástica pasará por estas siete etapas, que empieza en Efeso y termina en Laodicea. Cada iglesia tiene un nombre específico de acuerdo a su cumplimiento en la historia. Veamos el siguiente cuadro:
EFESO: Relajamiento (30-100 d.C). El enfriamiento del amor al término de la era apostólica.
ESMIRNA: Amargura (100-313 d.C.). También mirra, un unguento utilizado para embalsamar a los muertos. La época de las diez grandes persecuciones del Imperio Romano.
PÉRGAMO: Una torre o doblemente casada (313-600 d.C.). Grandeza terrenal de la Iglesia nominal, a partir del acceso al trono de Constantino.
TIATIRA: La que no se cansa de ofrecer sacrificios (600-1517 d.C.). Las iglesias católicas, con su repetición perpetua del sacrificio en la misa.
SARDIS: Renovación (1517-1648 d.C.). Los resultados de la Reforma.
FILADELFIA: Amor fraternal (1648 – hasta nuestros días). La reunión de los que creen que el Amor de Cristo es un lazo de unión más fuerte que cualquier ligadura sectaria. Esta unión implica evidentemente una preparación para el retorno del Señor Jesucristo.
LAODICEA: Las costumbres o el juicio del pueblo (1900 hasta la era presente). El período en el cual las personas se constituyen a sí mismas en jueces de lo que es correcto, y así ponen definitivamente a un lado la Palabra de Dios. En consecuencia son rechazados por el Señor Jesús. Tiempo de mucha apostasía.
Las cuatro últimas iglesias, tienen vigencia en este tiempo. ¡El Señor ya viene! Amén, sí, ven, Señor Jesús.

Carlos Mata
Pastor

About redaccion

Check Also

Sabiduría de los dichos de Salomón No. 34: Las responsabilidades de las riquezas, Arnoldo Arana

«Lanza (echa) tu pan sobre el agua; después de algún tiempo volverás a encontrarlo. Comparte lo que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *