Home / Análisis / Secretos de un babalao: El Ikofa, ceremonia donde las mujeres reciben el ídolo Orunla

Secretos de un babalao: El Ikofa, ceremonia donde las mujeres reciben el ídolo Orunla

Esta ceremonia representa que las mujeres «se casan» con espíritu llamado Orunmila. En la misma, la mujer iniciada se convierte en «apeterbi», o sea, en mujer de un espíritu de nombre Orunla. También puedo decirles que es la ceremonia mayor que puede realizar una mujer dentro de la religión santera.
Este ídolo está representado materialmente por unas semillas de palmeras llamadas ikines; y espiritualmente lo representa un espíritu conocido entre los santeros como el rey de la adivinación. A este espíritu le gustan mucho las mujeres.
La ceremonia se hace a puerta cerrada, al igual que otras ceremonias. El amor de Dios desea que sepan la verdad para que muchas mujeres que han sido iniciadas en estos ritos vean el peligro que corren sus almas, y puedan arrepentirse a tiempo. También, para que otras mujeres y madres no permitan que sus hijas enreden su existencia con estos demonios que gobiernan las vidas de sus creyentes.

Con este supuesto espíritu (Orunmila) es que se casan las mujeres en la santería
Con este supuesto espíritu (Orunmila) es que se casan las mujeres en la santería

Ceremonia
La mujer es llevada hasta la puerta de un cuarto con sus ojos vendados donde hay una cortina blanca en la entrada, allí ante la puerta es arrodillada con sus ojos vendados. Ante esa puerta ella tiene que decir su nombre y apellido contestando la pregunta que le hace una persona desde adentro.
También ella tiene que decir con su boca a quién ella viene a buscar (en este caso, el nombre del ídolo que va a recibir). Tiene que contestar la pregunta; ¿qué viene a buscar?
Cuando la mujer es introducida en aquel cuarto después de besar varias veces el piso arrodillada, comienza la matanza de los gallos, pollos, palomas, jicoteas, en oportunidades, chivos; y las famosas gallinas negras.
Estas gallinas, después de ser sacrificadas ante los ídolos arrancándole la cabeza con la mano; son tomados los cuellos de gallinas paralelamente en la misma dirección, los cuellos de las gallinas le son introducidos en la boca a la mujer que se recibe -debo aclarar que los cuellos de las gallinas están todavía en las gallinas-. De esta forma teniendo los ojos cerrados, pues no pueden mirar, se le dice: Chupe y trague, pero ellas no saben lo que chupan; ellas tragan la sangre que aún chorrea de los cuellos de las gallinas, después de haberles untado manteca de corojo y miel de abeja a los cuellos de dichos animales.
Debo destacar que el diablo como director intelectual sabe que Dios prohíbe que las personas coman sangre, pues «lo que los hombres sacrifican a los demonios lo sacrifican» (1ª Corintios 10:19-22).
En ese mismo momento de la ceremonia cuando la mujer o las mujeres que se reciben, se tragan la sangre de sus respectivas gallinas, el espíritu del tal Orunla entra en sus cuerpos y ellas le pertenecen.
Todavía, sin reponerse de aquel tremendo trago de sangre mezclado con manteca de corojo y miel, arrodillada con sus ojos cerrados bajo promesa que no los abrirían, le entregan un vaso lleno de un líquido verde, producido de yerbas trituradas a mano, llamado homiero, para que se lo tome todo. Si ella comienza a sentirse asqueada, le dicen que si lo vomita tendrá que hacerlo otra vez.
Dios dice en su Palabra: «Que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación» (Hechos 15:29).
Una vez terminada la primera parte de la sangrienta ceremonia, a la mujer le falta todavía la segunda parte.

19-(2)-trabajos_magia_santeria_meigacelta_amidu5.jpgWEBLas cabezas de las gallinas a las que ella chupó los cuellos tragándose la sangre; se cocinan con pico, cresta, lenguas, ojos, sexos, etc.; y la mujer tiene que comérselas y limpiarlas por dentro y por fuera, de manera que quede el cráneo pelado. Alguien la estará cuidando para que ella se la coma toda lo más que pueda, incluyendo los sesos dentro del cráneo. Quizás usted, amigo lector, piense que estoy exagerando, pero no lo estoy. Estoy diciendo las cosas tal y como son para que conozca la verdad, la cual les hará libres.
Este pacto en el cual la mujer vende su alma al diablo sin saberlo, el único que lo puede romper se llama Jesús, pues «Él ha venido para deshacer las obras del diablo».
No puedo callar estas cosas sabiendo que pueden salvar a mujeres y familias de sufrir la muerte eterna separada de Dios. Aquí tienen una oportunidad de saber la verdad que por amor a Dios y todas las familias les testifico.
«Si algún israelita o extranjero que viva entre ustedes come sangre, yo me pondré en contra de él y lo eliminaré de su pueblo. Y es que la vida de todo ser está en la sangre. Yo les he dado a ustedes la sangre para que sobre el altar se haga expiación por ustedes. Por medio de la sangre misma se hace expiación por ustedes. Por lo tanto, digo ahora a los hijos de Israel: Ninguno de ustedes, ni ningún extranjero que viva entre ustedes, comerá sangre» (Levítico 17:10-12. Énfasis añadido).

About redaccion

Check Also

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios

Humillarse delante de Dios es arrepentirse y cambiar de posición, abandonar o renunciar a cualquier …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *