Home / Palabras del Director / Se invirtieron los papeles

Se invirtieron los papeles

Cualquier lector o interesado en la Historia del Cristianismo en el mundo ha observado no sólo los giros y desviaciones que ha sufrido la fe en el único Dios y Salvador dado a los hombres, sino la corrupción doctrinal y dogmatización que ha hecho que millones en el mundo, de 2000 años para acá, hayan convertido la relación con Dios en una religión hueca, vacía y sin esperanzas eternas reales.
Durante el primer cuarto de siglo, de la IV centuria de nuestra era, el paganismo romano, de la mano de Constantino, se convirtió en un sincretismo con el «cristianismo» apóstata y años después nació la religión católico romana. Y no fue sino hasta el siglo 16 que Martín Lutero consumó la Reforma Protestante (31 octubre de 1517), que venía gestándose desde décadas atrás y que hizo que gran parte del Cristianismo paganizado regresara a sus raíces bíblicas y apostólicas.
Así como el Cristianismo ha dado giros y se ha venido paganizando, similar ha venido sucediendo en cuanto a su distribución geográfica. El inicio del cristianismo abarcó Asia, gran parte de África, y la Europa cercana al Medio Oriente (Turquía, Grecia, Italia, España, Reino Unido, Francia, entre otros); luego llegó a Norteamérica y de allí descendió a Centro y Suramérica.
Pero nada se compara con estos últimos cien años. Desde que en la Calle Azuza, en Los Ángeles, de la mano del apóstol William Seigmur (1906), el Espíritu Santo inició el reavivamiento en la Iglesia en el mundo, cientos de cambios geográficos y doctrinales han entrado en escena.
Asia y Europa que fueron cuna del Cristianismo desde que los apóstoles comenzaron a evangelizar el mundo, hoy son regiones hostiles y perseguidoras de los seguidores de Jesucristo, lo cual muestra un pronunciado declive de la fe en el Señor. Europa, un poco más tolerante en la actualidad hacia los cristianos, es también más tolerante con el ateísmo, el islam y el secularismo. Mientras que la Asia animista y musulmana fundamentalista persigue, tortura, encarcela y mata a quienes profesan que Cristo es su Señor y Salvador.
África, por su parte, está mostrando un gran avivamiento del Cristianismo bíblico en medio de la barbarie, la encarnizada persecución y terrorismo contra los cristianos. Naciones como Nigeria y Kenia, marcadas por el fundamentalismo musulmán, son ejemplo de un crecimiento cristiano que ni las bombas ni los ajusticiamientos de grupos intolerantes han podido detener… y jamás lo hará, porque es Dios mismo quien está detrás de este avivamiento.
En cuanto a América Latina, una vez comenzaron a llegar los primeros misioneros norteamericanos y europeos hace cien años, este continente, predominantemente oprimido por el «cristianismo» idólatra y pagano regido desde Roma, ha venido volviendo su rostro a Jesucristo en grandes cantidades. Hoy Latinoamérica cuenta entre los cristianos nacidos de nuevo con gente muy influyente (empresarios, gobernantes, profesionales, banqueros y políticos), que están mostrando la cara del verdadero evangelio; trayendo como resultado la sanidad de una sociedad continental que ha sido ultrajada y vejada tras la llegada de Colón, puesto que los «colonizadores» trajeron esta suerte de religión pagana y sincrética que muchos llaman «cristiana». Pero a Dios gracias que la luz del verdadero evangelio está mostrando realmente quién es Jesucristo y cómo se comportan sus genuinos seguidores, los cristianos nacidos de nuevo por el Espíritu Santo.
A Latinoamérica y África, que eran los continentes más oscurantistas, se le invirtieron los papeles, hoy son los de más luz espiritual y con un franco e indetenible crecimiento del Cristianismo bíblico… hasta la venida de Jesucristo por su Iglesia. Se cumple la Palabra de Dios que dice: «…Dios eligió lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo, para avergonzar a lo fuerte. También Dios escogió lo vil del mundo y lo menospreciado, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie pueda jactarse en su presencia» (1ª Corintios 1:27-29).
¡Bienaventuradas Latinoamérica y África que se les invirtieron los papeles!, el Altísimo se ha acordado de nosotros y nos ha puesto como punta de lanza para el gran y último despertar espiritual de su Iglesia antes que entre en escena el anticristo y se desaten los siete años de grandes desastres y guerras en el mundo, eventos que precipitarán el regreso de Jesucristo para poner orden y reinar por mil años de paz, sanidad y justicia, cuando será el Rey de reyes y Señor de señores del universo…

director@verdadyvida.org

@georgesdoumat

About redaccion

Check Also

28 ANIVERSARIO… Crónica de la fidelidad de Dios

Corría el año 1992, uno muy singular dentro de la historia contemporánea venezolana. El 4 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *