Home / Opinion / Sabiduría de los dichos de Salomón: N° 3: Los resultados duraderos requieren perspectiva de largo plazo, disciplina y enfoque

Sabiduría de los dichos de Salomón: N° 3: Los resultados duraderos requieren perspectiva de largo plazo, disciplina y enfoque

«Lo que al principio se gana fácilmente, al final no trae ninguna alegría» (Proverbios 20:21. TLA).

En una ocasión vi una ponencia en Tedx titulada «confía en todo aquello que sea difícil». Hubo una frase en particular del expositor que hizo resonancia en mí, que decía «yo he tenido éxito entre tantos fracasos». Con esa frase el expositor expresaba que él éxito es un proceso largo, arduo y difícil, y que demanda disciplina, constancia y enfoque. Este proceso no está exento de fracasos y contratiempos en el camino. Lo cierto es que todo aquello que vale la pena cuesta un esfuerzo importante y requiere una buena dosis de paciencia y de perseverancia. Requiere intentar… persistir… sobreponerse al fracaso… volver a intentarlo. Requiere una mentalidad de proceso, y una perspectiva de largo plazo.
Por el contrario, «todo lo que se precipita a la madurez probablemente perecerá pronto. Todo lo que se realiza con prisa será seguramente destruido con facilidad. Lo que se hace sin consideración de largo plazo y se termina apresuradamente carece de grandeza y de largo alcance» (Ying Shaowu). Y agrega el propio Ying Shaowu: «Un hermoso logro lleva mucho tiempo e implica, en definitiva, consideraciones de toda una vida».
El desarrollo y los logros personales u organizacionales perdurables están casados con acciones de largo plazo. No se trata de adoptar recetas o soluciones -formulas prefabricadas- rápidas y fáciles (soluciones cosméticas) a los problemas personales, interpersonales u organizacionales. Es un proceso más que un acto. Algunos hábitos de ineficacia / resultados desastrosos tienen su origen en el pensamiento inmediatista y de corto plazo. El desarrollo del carácter (a nivel personal), o el desarrollo de un negocio o emprendimiento demandan tiempo e implican un proceso continuo, gradual y progresivo. Los buenos resultados no ocurren de la noche a la mañana.
El éxito, la madurez, el progreso, los logros duraderos se desarrollan diariamente, pero no en un día. No hay soluciones o recetas instantáneas (cursos, recetarios, fórmulas, nuevas técnicas, etc.). Se requiere de arduo trabajo, de enfoque en las metas, y de dedicación en el tiempo. No podemos saltar u omitir algunas etapas del proceso y pensar que al final obtendremos resultados óptimos y perdurables en el tiempo.
Muchos de nosotros podemos tomar atajos, por ejemplo retrasarnos en la universidad y después estudiamos todo en el último momento y pasamos los exámenes. Incluso conseguimos títulos de esta forma. Pero, ¿funciona este método en una granja? ¿Si olvida plantar durante el verano y realiza todo el trabajo durante el invierno, es decir, arrojar las semillas, regar y cultivar, cuál será el resultado que obtendrá? Si ese fuera el caso la cosecha sería nula o raquítica. Para cultivar un fruto de la tierra tiene que darse un proceso, que no se puede improvisar a última hora. Si somos negligentes y perezosos a lo largo del proceso, los resultados serán catastróficos; pero si fuéramos responsables, diligentes y previsivos, los resultados serían favorables.
Un sembradío no se cosecha de la noche a la mañana. Requiere de un proceso que involucra mucho trabajo: arar y preparar la tierra, elegir la semilla adecuada, sembrar, regar, fertilizar y cuidar, para finalmente cosechar el esperado fruto.
Los procesos de desarrollo y de generación de logros requieren, pues, madurez; y necesitan del desarrollo de la capacidad de postergar la gratificación -gratificación diferida- puesto que las cosas no ocurren necesariamente cuando uno quiere que se den.

Enseñanzas para el liderazgo:
• El proceso de desarrollo y de gestión del liderazgo requiere un enfoque de largo plazo.
• Principio de la economía de la granja: para cultivar un fruto de la tierra tiene que darse un proceso, que no se puede apurar, ni improvisar a última hora, ni obviar etapas del proceso. Así ocurre con el desarrollo del carácter y con cualquier emprendimiento del que se quiere obtener resultados positivos y perdurables.
• Los grandes logros requieren del esfuerzo enfocado y sostenido. Deben ir acompañados de disciplina y constancia.
• El liderazgo efectivo requiere de una perspectiva estratégica.
• Cuando acumulas virtud con una práctica continua, no ves lo bueno de ella, pero con el tiempo funcionará. Si abandonas lo que es correcto y vas contra la verdad, no ves lo negativo de ello, pero con el tiempo perecerás» (Lingyuan).

Pensamiento:
«Cuando cortas y pules una piedra, no la ves disminuir mientras la afilas y la frotas, pero con el tiempo se habrá pulverizado. Cuando plantas un árbol y lo cuidas, no lo ves crecer, pero con el tiempo se hace grande» (Lingyuan).

Arnoldo Arana
Pastor, psicoterapeuta y escritor
arnoldoarana@hotmail.com

About redaccion

Check Also

¿Cuál fue la marca de la Bestia…?, Douglas Colina

¿Es o será la vacuna, la “gran ramera”, algún líder conocido, etc., etc.? He leído …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *