Home / Destacadas / REVELACIÓN: Despierta Venezuela. Despierta Iglesia

REVELACIÓN: Despierta Venezuela. Despierta Iglesia

/ Freepik

Hacía muchos días que oraba al Señor en el secreto de mi sueño (dormida).
Había mucho silencio en el mundo de parte del Señor.
Podía entender que había un plan, pero Dios ya había anunciado a los profetas que llegaría el momento que hablarían y Él no escucharía.
Estaba profundamente dormida y escuché un ruido como el que hacen los enjambres de abejas.
Me levanté y miré por la ventana y vi en el cielo nubes de color beige, no eran grises, no eran negras, no eran blancas, eran beige y era de noche.
Parecían enjambres, pero no eran abejas.
Las vi acercarse a las ventanas de las casas que tenían luces encendidas y allí rodeaban todo.
De pronto vi gente gritar y correr, y era que estos animalitos voladores los picaban y la picada producía ardor y dolor.
Pensé por un instante que eran mosquitos, pero no eran.
¡Señor, háblame! y escuché su voz audible, y me dijo: “Plagas. Nuevas plagas. La desobediencia del hombre lo llevará a su fin”.
También me dijo: “todos se fueron, todos se apartaron. Muchos hablan en mi nombre y yo no he hablado. No hay alabanza, no hay adoración”.
Entonces miré y vi yo, montones de cadáveres y era la salida de un hospital.
Muchos niños flacos, muy flacos. Ancianos que lloraban de dolor.
Vi muchos ministros del Evangelio entre los montones de cadáveres.
Y volví a escuchar: “la desobediencia del hombre lo llevará a su final”.
Al rededor vi muchos niños y jóvenes que se habían quitado la vida, el Señor me mostró, sogas en el cuello y heridas en sus manos y potes de pastillas a su lado.
Recorría a gran velocidad muchos lugares y me atormentaba lo que escuchaba: cáncer, leucemia, diabetes, gota; entendí que eran diagnósticos.
Corría de un lado a otro desesperada, pero las noticias no me dejaban parar.
Había desesperación, tormento y muerte.
El Señor me mostraba el mundo y estaba dividido en muchos pedazos y me dijo: “así está mi iglesia”.
Los vientos del Norte traerán plagas, virus.
Tiempos de dolores, dolores de parto de mujer que ha esperado años para parir, parto de sangre. Dolores, dolores, la anciana dará a luz en un tiempo.
Cada vez me atormentaba más el ruido de las noticias.
Señor, ¿qué puedo hacer…? Escuché: “Zacarías 7”; luego lo vi escrito en la pared: Zacarías 7 y luego en el cielo Zacarías 7.
Me dijo: “dile a mi pueblo que es tiempo de juicio, dile a mi iglesia que está perdida y no se deja encontrar, diles a mis hijos que han contristado mi Espíritu”.
Entonces sentí cómo desde mi interior salía una luz muy blanca, salió como un rayo y se puso como una estrella en el cielo, y caí al suelo y entendí que el Espíritu de Dios había salido de mi y lloré amargamente, porque creí que estaba muerta.
Me puse de rodillas y comencé a adorar, a adorar como nunca antes y mis lágrimas llenaban el lugar de adoración y sentí cómo su mano se puso sobre mi cabeza y sentí paz. Escuché: “Traeré consuelo”.
Me desperté y leí Zacarías 7.
El que tenga oídos que oiga lo que el Espíritu dice a la Iglesia.
Recordé una noticia, que científicos habían lanzado millones de mosquitos en algunos lugares del estado de la Florida, EEUU, para hacer una prueba y contrarrestar el dengue.
Hermanos, midan, pesen y saquen sus propias conclusiones.
La iglesia está dormida en su propia voluntad, no hay reverencia hacia Dios, no hay orden, no hay oración y según Zacarías 7, el ayuno y la oración del pueblo de Dios no lo honra.
Todo está escrito y todo se cumplirá en el tiempo perfecto de Dios.
¡Cristo viene y su venida está cerca!

Aris Segovia
Profetiza
Venezuela, 06 de junio 2021.

About Verdad y Vida

Check Also

Líder evangélico amenaza con quitar apoyo a Israel por asunción del nuevo gobierno

Mike Evans caracterizó al posible gobierno del cambio como “antisionistas” que van a “rendirse frente …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *