Home / Opinion / Responde al mal con el bien

Responde al mal con el bien

«Hagan bien a quienes los odian. Bendigan a quienes los maldicen. Oren por aquellos que los lastiman» (Lucas 6:27b-28. NTV).La Biblia dice en Lucas 6:27-28, «Hagan bien a quienes los odian. Bendigan a quienes los maldicen. Oren por aquellos que los lastiman» (NTV). Nota estos tres verbos: «hagan bien», «bendigan» y «oren por». Gran parte del perdón es responder al mal con el bien.¿Cómo sabes cuando has perdonado a alguien? Puedes orar para que Dios bendiga a esa persona. También empiezas a ver la herida de esa persona. Cuando la gente está sufriendo en el interior, lastima a otros. Las personas heridas, hieren a las personas. Cuando aprendes a perdonar, no solo ves tu propio dolor, sino que también ves la herida del otro. Entonces empiezas a entender por qué actuaron de manera tan malvada o egoísta, o hiriente o abusiva. Puedes orar por ellos, e incluso puedes orar para que Dios los bendiga.Tú dices: «Pero tú no sabes cómo me han hecho daño». No, no lo sé. Y lo siento por cada herida que hayas tenido. Pero sí sé esto: Nunca vas a seguir adelante con tu vida a menos que perdones y lo dejes ir. Eso no significa que tengas que olvidar. Significa que renuncias a tu derecho de vengarte y respondes al mal con bien.¿Cómo puedes hacer esto? Solamente de una manera: Tienes que ser lleno del amor de Jesucristo.Cuando guardas un registro de lo malo, no eres una persona amorosa. Pero cuando lo dejas ir y bendices a los que te hacen daño, entonces estás dejando que el amor de Dios funcione a través de ti. Dices: «¡No puedo hacer eso!». ¡Tienes razón! Por eso necesitas a Jesucristo. Solo puedes hacerlo con Su ayuda.

Reflexiona sobre esto:

¿Cómo modeló Jesús para nosotros en Lucas 6:27-28?¿Puedes identificar a alguien que necesites perdonar y pedirle a Dios que lo bendiga?¿Cómo te ayuda bendecir a alguien que te ha herido a ver más claramente la herida de esa persona?

Rick Warren
Pastor y escritor

About redaccion

Check Also

El misterio de los triángulos, Jonathan Cahn

“Dos Pascuas, dos corderos, dos patrones triangulares de sangre, separados por más de mil años …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *