Home / Deportes / Refugiada cristiana siria en los Juegos Olímpicos de Río

Refugiada cristiana siria en los Juegos Olímpicos de Río

(Protestante Digital/ VyV).-

Yusra Mardini WEBYusra Mardini huyó Siria hace casi un año y ahora es parte del equipo especial de refugiados en los Juegos Olímpicos de Río. Mardini, de solo dieciocho años de edad, nació en una familia cristiana de Damasco, donde destacó por sus excelentes resultados académicos y empezó a entrenar natación con el apoyo del Comité Olímpico Sirio. Su trabajo y talento, la llevaron a participar en 2012 en los Campeonatos Mundiales de Natación en tres disciplinas diferentes, y todo apuntaba a que su presencia en futuros campeonatos de natación parecía asegurada.

Río 2016
Yusra y su familia viven ahora en Berlín, donde lograron establecerse tras viajar por Europa durante varios días. Allí retomó su entrenamiento con el club de natación Wasserfreunde Spandau 04, quienes, viendo su potencial, esperaban que Yusra Mardini pudiera alcanzar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero su acelerado progreso y su intenso trabajo han permitido a la joven adelantar esa meta hasta los JJ. OO de Río, donde compite dentro del equipo de Atletas Olímpicos Refugiados (ROT por sus siglas en inglés).

Huida accidentada
Como consecuencia de la guerra civil Siria, Mardini y su hermana Sarah, huyeron de su comunidad cristiana en Damasco, donde también se veían amenazadas por su fe en Cristo, durante el verano de 2015. Llegaron hasta Turquía, donde lograron introducirse en una embarcación junto a unos veinte refugiados, a pesar de que la embarcación estaba preparada para transportar a seis personas. Durante el viaje, el motor del barco se rompió, dejándoles en medio del océano a su suerte. En ese momento, Yusra decidió lanzarse al agua y empujar el bote hasta que pudieran encontrar la ayuda. Tres horas y media más tarde, la embarcación impulsada por ella y otros tres refugiados, llegaba a Lesbos. La nadadora siria y sus tres acompañantes, en un acto heroico, lograron salvar sus propias vidas y las de casi veinte personas más.
La Palabra de Dios dice que el Señor honra a quienes le honran, y esta joven nadadora, tuvo que hacer un sacrificio de dejar su ciudad natal, su familia y todo lo que conocía para poder tener la oportunidad de vivir su fe sin verse amenazada y, de esta forma Dios honró su fidelidad y no solo la dotó con un gran talento, sino que la impulsó hasta llegar a participar en estos juegos olímpicos, en representación de la nación que tuvo que abandonar.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Cristianos en una aldea india golpeados, obligados a reconvertirse a las religiones tribales

La persecución tiene lugar en medio de la campaña de grupos hindúes radicales para evitar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *