Home / Opinion / ¿Quién ríe de último?, Harold Paredes Olivo

¿Quién ríe de último?, Harold Paredes Olivo

‘Quien ríe de último, ríe mejor’; este dicho popular pronto se cumplirá. Te aseguro que en mi país quien ríe de último vivirá LA PLENA Y ABSOLUTA LIBERTAD

/ EFE

La seguridad de una familia está en la gracia y la verdad de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.
La inseguridad está haciendo estragos en mi nación porque un sin número de familias abrazaron la impiedad y la mentira como cosa normal.
Es por ello, que la seguridad y la inseguridad se repelen; la primera viene de DIOS y la segunda del padre de toda mentira y desgracia. Venezuela y países del mundo, nuestra seguridad debe estar firme en DIOS PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO.
Cuando un pueblo camina nervioso y sin la certeza de comer durante el día, dormir tranquilo, ahorrar dinero, tener casa propia, trabajo fijo, entre otros anhelos personales; cuando el miedo a vivir es el pan de cada instante, está muy claro porque pasa esto; es decir, los catetos que ejercen un cargo público en un alto porcentaje han rechazado y abandonado la gracia y la verdad de DIOS.
El problema en las naciones con situaciones de inestabilidad, es la impiedad y la mentira como modo de vida. Los antivalores gobiernan para destruir, jamás para contribuir en el progreso de cada pueblo o nación.
Cuando Radio Rochela regrese veremos cómo se hace Miss Chozuela o cualquier parodia de algún personaje del sector público o privado y nadie irá preso por hacer reír. La seguridad no es cerrar todas las puertas de las casas con llave, tampoco es regular la entrada de alimentos a una familia. La Seguridad se consolida cuando el RESPETO al otro sea una prioridad no exigida.
No puedo decir que siento y veo seguridad cuando quien ejerce funciones de gran responsabilidad, y sobre todo de gerencia en una nación; se enreda en escenas ridículas de ira porque una parodia ejemplarizante de valientes bomberos andinos, hizo que perdiera los estribos quien siempre los ha tenido perdidos. Por cierto, los policías, guardias nacionales, militares y bomberos honestos son más; estos servidores auténticos con sobrada humildad serán quienes con voz de mando restaurarán el prestigio y honor como premisa.
Hace unos años atrás, estuve en la Embajada Norteamericana para el trámite de la visa con mi esposa e hijos. Al principio todo fue seguridad y más seguridad, y lo entiendo, además debe ser así. Mucha gente nerviosa, unos lloraban, otros reían, unos temblaban y un grupo se veía muy tenso.  En un momento alguien alzó un poco la voz y dijo: ¡Señorita no me asuste, usted me pone nervioso! Al voltear para ver la escena, pude observar a un hombre que temblaba y hablaba con temor; sin embargo, cuando miré el rostro del hombre, ¿cuál fue la sorpresa? Era ni más ni menos que Laureano Márquez bromeando, estaba actuando gratis para todos (qué regalo en plena tensión).
Todos los que sacábamos visa pudimos disfrutar de sus ocurrencias, nos reímos mucho y la presión bajó. Pude conversar un poco con Laureano y darles unas ideas sobre una posible parodia de un llanero en la Embajada; este hombre con una amabilidad anotó lo que le comentaba. No digo que es mi amigo, era la primera vez que lo veía de cerca. Ese día hablé con un extraordinario ser humano y talentoso venezolano. Laureano con sus chistes en medio de tanta seguridad, de tanta presión nos regaló paz a través del humor, como nos reímos en ese momento de espera, fue corto, pero suficiente.
¿Qué tiene que ver Laureano Márquez, la Embajada y la seguridad?
Un país puede ser muy seguro como la Embajada Norteamericana y ser muy feliz cuando quiera y con quien quiera; jamás será feliz con la actitud de seres auto iluminados que con mortadela en mano desean obtener votos en elecciones fraudulentas. Con Laureano reímos con seguridad, creo que así vivirá Venezuela y tu país. La seguridad no oprime te hace vivir en libertad, cuando impera la mentira aparece la inseguridad como punto de partida de la maldad.
Una nación que sonríe manifiesta satisfacción. La inseguridad oprime al que ríe y hace reír. Recuerdo que en medio de tanta seguridad en la Embajada la risa fluía en el personal y en los solicitantes presentes aquel día.
La gracia y la verdad fueron dadas por CRISTO, la seguridad y la felicidad también. La mentira y la impiedad ejercen opresión para que la risa desaparezca del corazón. El dinero mal habido nunca logrará lo que hace la risa en LIBERTAD. Todo gobernante que haga reír de felicidad a sus connacionales ha sembrado la verdadera seguridad; y, por ende, el hambre no reinará, sembrar felicidad a través de buenas nuevas es la misión que se nos asignó en la tierra. La inseguridad impera en las naciones por envanecidos seres que nada tienen de risibles o plausibles sus hechos vergonzosos. Cualquier malhechor ríe y baila; pero, quienes somos libres, vivimos LA SEGURIDAD Y LA FELICIDAD COMPLETA.
Si ríes no estás preso, eres un Valiente Feliz que libertará a otros. No mientas, di la verdad y con hechos muestra cómo la gracia te alcanzó. ‘Quien ríe de último, ríe mejor’; este dicho popular pronto se cumplirá. Te aseguro que en mi país quien ríe de último vivirá LA PLENA Y ABSOLUTA LIBERTAD.
¿Quién reirá de último? Usted y yo porque recibimos su gracia y su verdad. ABBA reirá porque le hemos AGRADADO. Quien desagrada llorará y sufrirá tormentas perfectas por la justicia divina.
Ríe, no mueras porque otros quieran, los que no saben gerenciar una nación jamás reirán, y sus generaciones en amargura cambiarán de nombre y apellido. Quizás antes de volar al cielo iré con mi amada a reír como lo hice en la Embajada Norteamericana; sí, reiré con las genialidades de Laureano Márquez. Viviré siendo libre, hablaré siendo libre y caminaré con seguridad por las calles, por estas calles que hoy visualizo con lágrimas porque el mal estará vestido de un naranja chillón, cuando el matón y sus matones no pueden decir nada, y menos reír como yo en la Embajada.
Vive y sé feliz en la GRACIA y VERDAD de JESUCRISTO. Nacimos para ser buenos, y hacer lo bueno.

Harold Paredes Olivo
Pastor y comunicador
haroldwjparedes@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

La casa de los impíos, Harold Paredes Olivo

Los impíos de la tierra serán asolados y todo el oro robado, lo que destruyeron, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *