Home / Opinion / Qué hacer y que no en tiempos de pandemia, Nahúm Rosario

Qué hacer y que no en tiempos de pandemia, Nahúm Rosario

/ Freepik

A) Este tiempo de plaga NO es para:
1.- No es el tiempo para traer falsas esperanzas basadas en nuestros deseos o preferencias. El hecho que tengas un deseo de que no vengan plagas ni juicios esto no nos da la licencia para predicar que NO vendrán, porque Jesús mismo las predicó y profetizó. Dice como los dolores de la mujer encinta, de repente, así como vienen, de una manera abrupta, así vendrá este tiempo. Hay ciertos juicios correctivos que tienen que venir. Dios está cansado de los abortos, de los desfiles del Orgullo Gay, no podemos ocultar ni ignorar los pecados que desataron el juicio sobre Sodoma y Gomorra.

Yo no puedo dar una falsa esperanza a quien no va dirigida esta promesa.

2.- No es el tiempo para hablar de prosperidad y bendición y de siembra. El que está en el pacto y obedece a Dios para sembrar Dios le va a bendecir esa es una verdad inmutable. Pero no es la estación para hablar ni hacer énfasis en esto, sino practicar lo que sabemos y buscar a quienes bendecir porque hay mucha gente que están con hambre y necesidad del pan de cada día.

3.- Este no es el tiempo para decir que es la antesala de una gloria mayor. En Lugar de hablarle proféticamente de esa gloria mayor que ciertamente viene lo que sí debemos hacer es confrontarle con su pecado y su iniquidad y los ajustes de corazón para que la gente se arrepienta y pueda ser protagonistas de esta gloria una vez que haya corregido su vida y haya vuelto a Dios.

4.- No es el tiempo para dar consejos médicos y psicológicos a las multitudes. Esos no son mis negocios, somos predicadores no médicos ni psicólogos.

5.- No es el tiempo para predicar un positivismo ciego que no tiene revelación de pacto de Dios. Ese positivismo no te libra del COVID 19. Todas las promesas de Dios son en Él sí y amén. La Palabra de Dios no se va a acomodar a tu pecado.

6.- Este no es el tiempo para predicar del rapto como una vía de escape para salir de esta hora malo. Hay cosas que se tienen que manifestar antes del rapto venga, son señales proféticas creo en el rapto, en la segunda venida de Cristo. No predicamos un ESCAPISMO PROFÉTICO que te inactiva, impide salvar gentes. Un remanente no es el que se va a salvar, sino una Iglesia gloriosa, avivada y ganadora de almas.

7.- Este NO es el tiempo para ocuparnos de actividades vacías que no tienen efectividad contra el virus; por ejemplo, guerra espiritual contra el virus, cartografías, aceite sobre los países, sal sobre las aguas, son cosas sensacionales y no espirituales.

B) Este es el tiempo para:
1.- Es el tiempo de arrepentimiento genuino y verdadero.

2.- Es el tiempo para encerrarnos con Dios hasta que se nos revele el carácter de Dios y oigamos su voz. NECESITAS CONOCER A DIOS Y NO CONOCER DE DIOS. LA TEOLOGÍA SISTEMÁTICA NO TE PERMITE CONOCER A DIOS. MÉTETE CON DIOS, PERMITE QUE ÉL TE HABLE, QUE APRENDAS OÍR A DIOS.

3.- Es el tiempo para hablar de los pactos de Dios en una forma responsable. Mira las condiciones claras que te hacen beneficiarios de las bendiciones del pacto de Dios. Dios te pone condiciones para tu bendición. Debes obedecer las condiciones del pacto. Dios cumple su pacto por mil generaciones. Satanás va a seducir a los violadores del pacto. Si no fuiste fiel a tu Dios, pastor e iglesia, entonces No eres acreedor de las bendiciones del pacto. SOMOS GENTES DE PACTO.

4.- ES EL TIEMPO DE PREDICAR SOBRE LOS JUSTOS JUICIOS DE DIOS. ASÍ LOS HOMBRES APRENDEN JUSTICIA. SUS JUICIOS SON JUSTOS, DESEABLES, POR MEDIO DE ELLOS LAS NACIONES VENDRÁN A DIOS Y LE ADORARÁN.
Si Dios tiene que traer un juicio correctivo para las naciones entonces eso es lo justo. La ira de Dios está sobre el pecador.

5.- Es el tiempo de traer la Gracia Verdadera de Dios que NO auspicia ni tolera la práctica del pecado.
La gracia no auspicia pecado ni minimiza su efecto distorsionador en la humanidad. La Gracia Responsable nos libra de pecar, es la habilitación para poder agradar a Dios.

6.- Es el tiempo para ser capacitados para ser mensajeros de verdad absoluta y practicantes del amor y misericordia.

7.- Es el tiempo para que vivamos en el temor al Señor y no nos atrevamos a usar el Nombre de Jehová y de Jesús de que Él dijo, cuando no dijo nada.
«Horrenda cosa es caer en las manos de un Dios vivo».
Es peligroso hacer estas cosas ya que Dios no dará por inocente al culpable.
Que vivamos en el terror de Jehová.
Cuidado con usar el Nombre de Jehová para levantar ofrendas abominables en la Iglesia de Dios eso es una mentira y Dios no va a dar por inocente a quien tal haga. Cuando dices: ‘a mi Dios me dijo que aquí hay 50 que van dar 1.000 dólares’. Eso es mentira.

Cómo predicadores que seremos:
1.- ¿Profesionales del púlpito?
2.- ¿Artistas? O
3.- ¿Proféticos?
Usted escoge quién quiere ser.
Yo escojo ser profético y ser la voz de Dios.

1.- Nuestro compromiso primero es con Dios y luego servir a los hombres. 

2.- Mi compromiso es con Dios y después el compromiso con los hombres en servirles la palabra que oí de Dios.

3.- Nuestra proclamación debe ser compasión, misericordia, una compasión una carga al anunciarles el peligro de la condenación eterna.

4.- No seamos artistas, payasos, profesores del púlpito, sino proféticos, que anuncie que enderecen las calzadas, que se enderecen los caminos, que preparemos camino a Dios, todo valle sea alzado y bájese todo monte y collado, y que lo torcido se enderece y lo áspero se allane, y entonces se manifestará la gloria de Jehová (Isaías 40).

Los ‘showseros’ están más pendientes del corte de pelo, del estilo de su vestido, de cómo se ven ante el pueblo que de mostrar la imagen de Dios.
Los maestros que solo predican de lo que dice el hebreo y el griego y al final matan al pueblo con el hebreo y lo entierran con el griego. 

Nuestro servicio a Dios debe tener tres objetivos:
1.- Darle la gloria a Dios.
2.- Destruir las obras de Satanás.
3.- Anunciemos y cumplamos este objetivo de ministerio que es el bendecir a la humanidad.
Gracia y paz.

Nahúm Rosario
Apóstol

About Verdad y Vida

Check Also

El poder de los pensamientos, Miguel Ángel León R.

Nada puede destruir el hierro, pero su propio óxido sí. De la misma forma nadie …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *