Home / Opinion / ¿Qué hacer ante una crisis económica?, Otoniel Font

¿Qué hacer ante una crisis económica?, Otoniel Font

5 decisiones que debes tomar ante una crisis económica.
Es difícil cuando entramos en una situación económica crítica; y esos momentos de situación económica complicados nos llevan a tomar decisiones erráticas en medio de la desesperación.
Todos, en algún momento hemos recibido alguna noticia que impacta directamente nuestras finanzas; noticias que nos hacen temblar, reflexionar, meditar, que nos amedrentan por la situación que esperamos vivir por lo que ha ocurrido. En momentos como esos, es crítico tomar control de nuestros pensamientos, de nuestras emociones, y tomar decisiones correctas.
Con decisiones erróneas, puedes empeorar el proceso que estás viviendo. Una mala decisión te puede llevar a la ruina, si no te controlas, si no manejas tus pensamientos.

CINCO ACCIONES QUE DEBES TOMAR EN MOMENTOS DE CRISIS ECONÓMICA:

  • Examina, conoce las decisiones que te han llevado hasta allí. Hay situaciones en tu vida que no están bajo tu control. La pérdida de un trabajo por cierre; pero el que pierdas tu trabajo no tiene que significar que vas a entrar en una crisis financiera. Si hubieras ahorrado, si hubieras tomado otras decisiones, si hubieras aprovechado alguna oportunidad de una posición en otro lugar de trabajo, entonces, la pérdida de este trabajo no te impactaría. Si bien, en este caso, habría algo fuera de tu control, sí habría otras decisiones que tú pudieras haber tomado para no caer en ese problema.

“Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas en la multitud de consejeros hay seguridad” (Proverbios 11:14).
En ese momento inesperado de crisis económica es importante identificar por qué estás en esa crisis. Tal vez tengas deudas de más, tengas algún mal hábito; y basado en eso tienes que comenzar a hacer ajustes. Acepta tu responsabilidad y haz ajustes.
El problema de no identificar las decisiones que te han llevado a ese momento económico difícil es que no sabes qué cosas tienes que comenzar a corregir.

  • Escudriña todas las áreas financieras de tu vida. Haz un análisis exacto de todas las áreas económicas de tu vida. ¿En qué estás gastando? ¿Dónde puedes producir? ¿Qué puedes vender? ¿Qué lugar tienes para avanzar financieramente? En qué áreas tienes que reducir.

A muchos no les agrada este proceso de hacer un análisis forense donde vean los detalles más mínimos de sus finanzas para poder ver dónde tienen que hacer ajustes. El salmista, en Salmos 139:23-24, dijo:
“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”.
Qué interesante que Dios mismo, a través del salmista, nos recuerde lo importante de pedirle a Dios que mire cada rincón de nuestra vida, cada espacio de nosotros, para poder hacer las correcciones. Así tienes que hacer en las finanzas; tienes que hacer un análisis exhaustivo de todos los aspectos económicos para de ahí partir en tu toma de decisiones claras.

  • Examina las reacciones de aquellos que te rodean. Una de las cosas que te ayudan a examinar a aquellos que te rodean, es ver su reacción en ante los momentos de dificultad en tu vida. Hay una gran cantidad de reacciones posibles, y todos reaccionan de manera distinta. Algunos te echarán la culpa de lo que se está viviendo; algunos te van a motivar, te van a aconsejar; algunos van a salir de tu vida; algunos estarán dispuestos a pelear contigo y por ti, en contra de esos enemigos financieros que se han levantado en tu vida.

Cuando tú estás en un momento difícil, los que están a tu alrededor van a tener una reacción, y es necesario que tú analices esa reacción.
“Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; mas en la multitud de consejeros se afirman” (Proverbios 15:22).
¿Qué quiere decir esto? Tus relaciones son vitales para el establecimiento de tu presente y de tu futuro. Cuando tú entras en una situación económica difícil y comienzas a ver la reacción de los que están a tu alrededor, puedes identificar aquellos que siempre estuvieron ahí, aquellos que son tus amigos, que te aman; identificas aquellos que lo que están es viviendo un momento de temor; y aquellos que lo que siempre hicieron fue vivir de ti.
Es interesante porque en las crisis económicas se revela el corazón de muchas personas. Y la ventaja, aunque doloroso, es descubrir a tiempo el corazón de cada quien. Imagina seguir invirtiendo años en alguien que no vale el esfuerzo.  El problema que tienes hoy se vuelve en la oportunidad para tú descubrir lo que hay en el corazón de cada quien.

ESTAS PRÓXIMAS DOS SON VITALES PARA SALIR DEL PROBLEMA:

  • Trabaja a tu mayor nivel de excelencia. En tiempos de dificultad económica, cuando tú trabajas con excelencia en el lugar en el que te encuentras, comienzas a maximizar tus recursos, comienzan a ver tu actitud, tu esfuerzo; promoción y aumento llegan a tu vida.

Toda persona que, por causa de la situación económica, comienza a vivir bajo pensamientos de mediocridad, acciones de mediocridad, y se encierra en su mente, en su corazón y comienza a trabajar por debajo de sus capacidades, esa persona jamás saldrá de la crisis económica que está viviendo.
En el lugar en que estás, procura trabajar con excelencia.
“De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama más que la plata y el oro… ¿Has visto hombre solícito en su trabajo? Delante de los reyes estará; no estará delante de los de baja condición” (Proverbios 22:1,29).
Aquel que es solícito en su trabajo, que busca hacer las cosas con excelencia, recibe promoción, aumento, puertas se abren en su vida, vienen etapas mayores de bendición. Por eso es que, en el momento difícil, tienes que trabajar con excelencia. José, en medio de sus dificultades, prosperó. En casa de Potifar, dice la Biblia, que allí prosperaba todo lo que ponían en su mano. Él pudo cuestionarse de qué servía su esfuerzo, si estaba en aquella situación, si le traicionaron; pero pensaba lo contrario: Voy a hacer lo que tenga que hacer para prosperar. Y obtuvo los resultados.
En el lugar en que estás, procura trabajar con excelencia.

  • Busca sabiduría oculta. Detrás de cada problema, de cada dificultad, hay sabiduría oculta, hay algo que se puede aprender.

“He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría” (Salmos 51:6).
Detrás de cada problema, de cada dificultad, hay cosas que tú puedes mirar, que puedes aprender, entender; cosas que se te van a mostrar a tu vida, y que te darán entonces la esperanza de la salida del momento difícil.

Otoniel Font
Pastor, escritor y conferencista

About Verdad y Vida

Check Also

El misterio de los triángulos, Jonathan Cahn

“Dos Pascuas, dos corderos, dos patrones triangulares de sangre, separados por más de mil años …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *