Home / Actualidad / Pronto los ateos se acabarán

Pronto los ateos se acabarán

(Fernando Regnault – Articulista).-

Con el aumento de la ciencia y el conocimiento secular, se ha desatado en el mundo un crecimiento del ateísmo. La Palabra del Señor nos enseña que el conocimiento envanece, y es esto lo que está aconteciendo con muchas personas. En la medida que la ciencia da explicaciones a nuevas cosas, entonces de alguna manera inexplicable piensan que, la explicación saca a Dios del asunto. No entienden o no quieren entender, que detrás de las causas que producen cualquier fenómeno físico, sean tsunamis, terremotos, está la mano todopoderosa del Señor. No cabe duda en las escrituras que el Señor usa los elementos para hacer sus juicios: «Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Haré que la rompa viento tempestuoso con mi ira, y lluvia torrencial vendrá con mi furor, y piedras de granizo con enojo para consumir» (Ezequiel 13:13). También dice la Palabra, que nada pasa sin que sea la Voluntad del Creador, veamos: «¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?» (Lamentaciones 3.37-38).  Los juicios establecidos por Dios, revelan que todos tendrán que definir sus creencias. Los que rechazan a Jesús serán bien definidos y los que le aman también estarán muy comprometidos. Prácticamente la Palabra revela que todos tendrán que creer en algo o en alguien no habrá ateos dentro de poco tiempo, veamos el por qué.
Nuestro «Dios es Amor», pero también dice la Palabra que: «es fuego consumidor». La paciencia de Dios ha sido muy grande, sin embargo el Señor tiene que ejercer su Justicia sobre esta tierra, y sobre aquellos que han despreciado su amor en Cristo Jesús. Veamos con detenimiento el siguiente texto: «Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia» (2ª Tesalonicenses 2:8-12).  Con la aparición del anticristo, se manifestará un gran poder engañoso y diabólico. Todo este poder aunque es diabólico, en realidad es permitido y enviado por Dios como parte de su juicio a esta tierra, el texto anterior lo dice con mucha claridad: «Por esto Dios les envía un poder engañoso». Es necesario pues que los que no creyeron a la Verdad crean a la mentira, así dice: «por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos». ¿Qué quiere decir esto? Los falsos profetas que vendrán a engañar con estos poderes, los usarán a manera de exhibirlos para que la gente crea en ellos y los sigan. La Palabra dice: «gran poder y señales y prodigios mentirosos», serán cosas espectaculares, tales como: muertos resucitados, paralíticos sanados, el diablo siempre imita las cosas de Dios.
Lo anterior traerá como consecuencia que los ateos se acabarán, pues ya nadie dudará de que exista lo sobrenatural. Será muy evidente este ministerio de iniquidad y todos aquellos que han despreciado al Señor Jesucristo, entonces creerán en aquellos falsos profetas. Sobre todo en el máximo representante de ellos, «el falso profeta», que al igual que Elías hará descender fuego del cielo ante los hombres como un espectáculo para que vean su poder, veamos: «También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres» (Apocalipsis 13:13). De la misma manera que la apostasía que vendrá ya está aquí, y se está manifestando y ganando fuerzas para llegar a ser lo que está determinado que sea. También estos poderes engañosos ya están aquí, y están haciendo su trabajo de maldad. La Palabra enseña que: «Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe» (2ª Timoteo 3:8). Estos personajes que se nombran en este versículo: «Janes y Jambres», no son otros que los magos que se enfrentaron a Moisés en Egipto, imitando algunas cosas de las que el Señor le había dado a Moisés para sacar a Israel de Egipto. Esto nos habla de que estos profetas imitarán las cosas que el Señor hace también en esta época, pero predicando cosas herradas fuera de la Verdad que es Cristo.
Estamos en tiempos extraordinarios, estamos presenciando el final de los tiempos, es un privilegio y una gran responsabilidad. Un creyente fiel a Cristo no sigue a ningún líder por las señales que hace, sino por las enseñanzas que imparte. Por esto se hace imprescindible volver a la Palabra del Señor, retomar su estudio en oración y ayuno. De ello dependerá que no seamos engañados, no es suficiente con leer uno o dos capítulos diarios, es necesario más que leer, escudriñemos la Palabra del Señor. «El que tiene oídos para oír, oiga» (Mateo 13:9).
¡A Dios sea la gloria!
www.vozqueclamaeneldesierto.com

About redaccion

Check Also

1 de cada 5 iglesias de EE.UU enfrentan el cierre permanente los próximos 18 meses debido al Covid-19

Los pastores “están reconociendo que las relaciones que pensaban que eran mucho más profundas con …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *