Home / Destacadas / Profetiza venezolana: “Escucha América. Escucha Estados Unidos de América”

Profetiza venezolana: “Escucha América. Escucha Estados Unidos de América”

Me dijo: “abriré las ventanas de los cielos a su favor… si alguno lucha contra él, saldrá derrotado; pero si alguno pelea a su favor para defenderlo, saldrá vencedor”

“Este es mi ungido y pondré fuego en sus pies y lanzas en sus manos y TODAS las naciones sabrán que yo soy Dios” / EFE

Estaba dormida y recorría lo que parecía un hermoso bosque con árboles de flores rosadas, amarillas y blancas. Sus flores estaban por todas partes en el suelo.
De pronto entré como en otra dimensión, había mucha gente en las calles celebrando, con copas y luces de bengala, había gente desnuda y muchos vestidos de fiesta. Al fondo del lugar había una casa blanca como un palacio y cargaban a un hombre y lo subían de arriba abajo, lanzándolo entre brazos y logré escuchar, “¡urra, urra, long live the king, long live the king, long live the king…!”.
Escuché una voz que me dijo: “sal de este lugar, huye por tu vida”.
Comencé a correr, pero escuché gritos y las personas que estaban de fiesta comenzaron a gritar y a pelearse unas con otras…
Corrí y corrí, y alguien me tomó de la mano como para ayudarme a salir más rápido del lugar y me llevó a subir una escalera, para entrar a un edificio que tenía un escudo grande como con una balanza y un águila con las alas bien abiertas y detrás del águila 30 estrellas.
Me colocaron una peluca de rulos dorados y una toga negra. Me sentaron en un estrado de una sala muy grande.
Me di cuenta que me ungieron como jueza. A mi lado había un ángel, el mismo de todos mis sueños y visiones. En su mano derecha tenía un rollo y en su mano izquierda un manojo de llaves, conté 30 llaves.
De pronto, vi un hombre sentado en un sillón como de madera y sobre el espaldar del sillón una corona, la cual estaba tallada en el sillón.
Pero en el piso había una corona de oro con diademas.
El ángel llamó aquel hombre y este se levantó, sus ojos estaban llorosos, su cabello era dorado como mi peluca.
Yo le pregunté: “¿qué pides?”. Y el hombre dijo: “JUSTICIA”. De pronto sentí desmayarme porque el rostro de aquel hombre era el de Donald Trump.
El ángel me dijo: “levántate y levanta sus manos. Profetiza sobre su cabeza y puso el rollo en su mano izquierda y el manojo de llaves en su mano derecha”.
Me dijo: “abriré las ventanas de los cielos a su favor”.
Escribe con punta de bronce sobre madera, “si alguno lucha contra él, saldrá derrotado; pero si alguno pelea a su favor para defenderlo, saldrá vencedor”.
“Este es mi ungido y pondré fuego en sus pies y lanzas en sus manos y TODAS las naciones sabrán que yo soy Dios”.
Salí del lugar y ya no era un edificio, sino una casa amarilla, hermosa como un palacio, pero había guerra en todos lados y había llanto por doquier.
Digo lo que vieron mis ojos y escucharon mis oídos.

Profetiza Aris Segovia
Venezuela
09 noviembre 2020. 5:45 a.m.

About Verdad y Vida

Check Also

Franklin Graham: “Incluso en la pandemia, Dios creó oportunidades para el Evangelio”

El evangelista agradeció a Dios por las oportunidades continuas de compartir el Evangelio, a pesar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *