Home / Destacadas / Profecías divinas anulan pronósticos santeros

Profecías divinas anulan pronósticos santeros

[quote]Los babalaos presentaron su “Letra del año” para Venezuela, pero solo son pronósticos de las tinieblas, a diferencia de las profecías dadas por Dios a su Iglesia, pus Él no falla y su intención es sanar, restaurar y salvar[/quote] (Verdad y Vida – Redacción).-

Como es habitual ya, cada inicio de año, un grupo de babalaos se reúne y pronostica (o predice algo futuro a partir de indicios) a través de lo que denominan la «Letra del año»; esta vez anunciaron graves situaciones políticas, sociales y económicas para Venezuela durante el 2016.

Babalawos pronostican un año de revolución
Venezuela podría vivir un año de revolución, enfrentamientos y traición, según las predicciones que los babalawos o sacerdotes de Ifá hicieron para este 2016. Los integrantes de la familia religiosa denominada Ilé Ifá Olá se reunieron a principios de enero en Caracas para determinar la «Letra del año», la interpretación de «los mensajes del cielo» que hacen para pronosticar el destino del país, publicó el diario El Nacional.
El signo Iroso Ogundá o Iroso Toldá será el que dicte la vida de los venezolanos los próximos 366 días. Esta letra sagrada advierte diferencias irreversibles y confrontaciones por el poder, escenarios donde estarán presentes Ogún (santo de la guerra) y Oshún (santo del amor). A estas deidades, especialmente la primera, tendrán que encomendarse todos los creyentes para esquivar los conflictos que afrontará la nación.
Para Tony Madriz, conocido en la religión Yoruba como Awo Oyekún Batrupon, la situación política se tornará cada vez más radical. «Aquí no se llegará a ningún tipo de acuerdo en el ámbito gubernamental para que el país empiece a evolucionar», explicó.
La trampa está siempre presente en Iroso Toldá. «Ifá habla del sustituto, la sustitución de un personaje importante en el país por una traición o un desplazamiento. Incluso puede haber una muerte repentina y esto podría generar un confrontación mucho más cerrada», sostuvo Madriz.
Martín Orozco, Awo Oshedí, aseguró que los problemas económicos no tendrán solución inmediata porque este signo habla de pérdidas en las inversiones. «Todo lo que tenemos en el bolsillo debemos cuidarlo», recomendó.
La fatalidad que advierte Iroso Toldá podría encontrarse en la calle. «Ogún está sediento de sangre. Aquí habrá una revolución, un enfrentamiento, una gran mortandad en el país», expuso Orozco. «Orula (santo de la sabiduría) dice que hay un rey que perderá la cabeza. No sabemos cuál de los dos reyes es, si es el presidente o la Asamblea Nacional», sostuvo.
Ogbefún también advirtió que los ciudadanos pueden rebelarse contra sus dirigentes: «Habla de oro iña, la candela que viene de abajo. Pero también habla de un movimiento de masas, de gente que viene de abajo. Aquí habrá un estallido social. Eso es lo que yo veo».

Se asoma la hambruna
Para, Henry Barroso, Awo Ogunda Meyi, la escasez se agudizará en 2016, según este sacerdote de Ifá: «Aquí lo que viene es hambruna. La actitud grosera o amenazante de la gente está acompañada por la falta de cosas». Barroso expone que la crisis económica llevará a muchas personas a cometer locuras.
Jhony Orozco, Awo Ogbesá, explicó que podrían venir sorpresas en la política nacional, porque en este signo, Orula, «el abogado de Ifá», combate las injusticias; «vienen confrontaciones jurídicas duras. Viene la prisión para personas dentro del gobierno y para personas que están del otro lado».
Explicó Orozco: «Es un ifá de separación. Habla de dos poderes que nunca se van a encontrar, que son el gobierno y la Asamblea. Eso creará un vacío que puede generar algo repentino que partirá esta situación de caos».
Ese algo podría emerger de una tercera fuerza política que, para él, existe en el país: el poder militar. «Ogún es un guerrero, un general. Aquí puede pasar algo dentro de la Fuerza Armada Nacional que busque acabar con esto y hasta podría convocar unas nuevas elecciones porque ninguno de los dos poderes se va a encontrar», confesó.
Dicha acción podría costar la muerte de muchos venezolanos. «Este santo (Ogún) viene sediento de sangre y esa es la sangre que se puede derramar de las confrontaciones del país».

¿Profecías de Dios o predicciones de las tinieblas?
Desde 1983 Dios viene hablándole a la Iglesia y, por ende, a toda la población venezolana acerca de sus juicios por causa del pecado y de la desobediencia de gran parte de su grey; es así como desde la devaluación de nuestra moneda en 1983, pasando por el 27 de febrero de 1989, la intentona golpista del 4 de febrero de 1992, la destitución y enjuiciamiento de Carlos A. Pérez ese mismo año, la precaria establidad de Rafael Caldera, el arribo al poder de Hugo Chávez Frías, como el intento de golpe perpetrado contra el 11 de abril de 2002, su muerte, la elección de Nicolás Maduro; inclusive, el fin de la hegemonía del denominado “chavismo” que comenzó 6 de diciembre de 2015, entre muchas catástrofes naturales acontecidas y otras aún por acontecer.
Muchos profetas venezolanos y extranjeros han advertido acerca de los juicios del Señor y un remanente de la Iglesia lo ha creído y orando a Dios por misericordia -no así el resto de los cristianos-, lo cual ha mitigado los efectos destructivos que Satanás ha querido traer sobre nuestro país. Todas estas profecías se han cumplido, pero otras muy fuertes verán su cumplimiento a partir del presente año. Cada vez que Dios habla a sus profetas el diablo escucha y da sus instrucciones a sus entes demoníacos para que se activen.
A diferencia de los pronósticos de los emisarios de las tinieblas, entre ellos los babalaos, que solo anuncian el lado destructivo que les revelan los propios destructores, entre ellos el demonio Ogún («santo» de la guerra, sediento de sangre y gran mortandad); las profecías de Dios no son predictivas, sino totalmente verdaderas y se cumplen, pues el Señor conoce todo el futuro hasta la eternidad y lo revela para que su Iglesia se prepare, ore y clame por misericordia, de manera que Dios responde a la actitud de arrepentimiento del pecado personal y nacional y derrama su gracia sanadora y salvadora en Cristo Jesús.
Mientras que los pronósticos usan indicios y voces demoníacas de división, destrucción, enfrentamientos y muerte; las profecías divinas revelan estos planes del diablo para que la Iglesia los anule con oración y ayuno, y el Señor traiga tiempo de refrigerio espiritual, sanidad, unidad y avivamiento a la Iglesia. Dios habla para prevenir y glorificarse, el diablo para anunciar la destrucción que planifica contra la nación… pero no olvidemos que Satanás fue vencido por Cristo hace ya 2.000 años al morir por nosotros en la cruz y resucitar al tercer día victorioso.

[quote]¿Qué es la “Letra del año”?            

En la edición anterior correspondiente a la segunda quincena de diciembre 2015, publicamos el artículo «La Letra del año», parte de la serie de mensajes del exbabalao y ahora pastor, escritor y conferencista, Orlando Oviedo.
Allí, el autor explica el significado de esta tradición santera y advierte «que lo que dice la Letra es lo que dice el diablo y no se debe pronunciar, pues estás prestando tu boca para repetir lo que el diablo dice».
Continuó explicando que «cuando se realizan estos ritos, se llaman a los muertos y entidades espirituales que acudan a la comida que se le brinda por todo el país; el llamado a los demonios se hace mediante rezos conocidos como «Moyugba»».
También dijo que «los espíritus que han acudido a comer de los sacrificios necesitan un cuerpo para ellos manifestarse a la población, ciudad o país en cuestión; ellos quieren fumar, beber, tener sexo, usar su violencia y todas las manifestaciones que estamos viendo en la población incluyendo el hambre, la miseria y el desamparo a que son sometidos los pueblos que practican la santería, la brujería y el ocultismo que el diablo ha introducido en la humanidad con el propósito de ser adorado encubiertamente.
Segundo, «no se debe creer aunque lo diga la Letra, aunque sea algo que el mundo entero está esperando para que haya felicidad en la tierra, porque estás aceptando las predicciones diabólicas, y por lo tanto participas de la consultas, lo cual puede abrir puertas a los demonios para que te ataquen».◄[/quote]

About redaccion

Check Also

Arpista venezolano: “Tocarle a Dios con el arpa ha sido de gran bendición para mi vida”

Su reciente producción musical incluye variedad de géneros musicales mezclados con los sonidos de las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *