Home / Opinion / Principios de vida financiera en el matrimonio

Principios de vida financiera en el matrimonio

¡La ignorancia o desobediencia a los principios de vida bíblicos en las finanzas, generan desorden, caos y pobreza!
Los problemas financieros es una de las razones más comunes de divorcio en la actualidad. No saber manejar las finanzas en el hogar es una amenaza a la estabilidad familiar.
1) El amor al dinero es la raíz de todos los males (1ª Timoteo 6:10). El primer principio fundamental para tener finanzas saludables es no amar el dinero ni las posesiones materiales. La sociedad de consumo en que vivimos y la envidia ocasionan gastos y compromisos que muchas veces exceden las posibilidades de la familia. Nunca te aferres al dinero, usalo como un instrumento de bendición.

2) Busca primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las cosas te serán añadidas (Mateo 6:33). Esta es una hermosa promesa de Dios para que antes que el dinero, busquemos con más esfuerzo obedecer las leyes del Reino de los cielos que es la Palabra de Dios. Primero obediencia a los principios de vida y después bendición financiera.
Malaquías 3:10, 2ª Corintios 9:7. Sean obedientes, fieles, justos y correctos con sus diezmos y ofrendas conforme la enseñanza bíblica; no solamente en la iglesia, sino siendo generosos con los que necesitan a su alrededor. Cuando decidimos vivir sobre estos principios estamos honrando a Dios y no permitiendo que el dinero nos maneje a nosotros, sino nosotros a el. Estas prácticas nos generan paz y gozo y a su tiempo prosperidad financiera.

3) Proverbios 10:4, La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece. Dios no bendice a vagos. Se debe trabajar honradamente y diligentemente aunque trabajes para otros. Trabajar con esfuerzo pero no en exceso. El tiempo de trabajar es para trabajar y el de la familia es de la familia, y el tiempo de descansar es para descansar. No se debe abusar del tiempo que corresponde a cada quien.

4) Vivan conforme a su realidad de ingreso actual. Manejen sus finanzas con un presupuesto y sean disciplinados al cumplirlo. El presupuesto debe incluir forzosamente al menos un 10 % de ahorro cada mes. Establezcan prioridades. Lo más importante primero. Diezmos y ofrendas, impuestos, vivienda, ropa y comida, estudios, otros. El buen manejo del orden de prioridades nos permitirá prosperar más y más rápido.
No comprometan el dinero que no han recibido. No compren ni gasten nada antes del tiempo correcto, sino después de haber pagado sus deudas y cubierto sus necesidades más importantes. Si esperan el tiempo de Dios, podrán disfrutar más y mejor de las oportunidades que Él les mostrará.

5) El Hombre debe ser el proveedor o al menos el mayor proveedor del hogar, para que su esposa pueda dedicarse mayormente a la función más importante de su vida que es cuidar de la familia. No obstante en los tiempos actuales es un poco difícil lograr salir adelante sin el apoyo de las esposas. A pesar de esto, el hombre debe asumir la responsabilidad que le corresponde y esforzarse al máximo sin descuidar el tiempo de su familia. Las finanzas deben ser manejadas en conjunto con una sola cuenta de banco y un presupuesto que debe ser manejado con mucha disciplina.
Si no han manejado sus finanzas sobre estos principios, oren, pidan perdón a Dios y tomen la decisión de manejar sus finanzas de ahora en adelante sobre estos principios bíblicos.
¡Tu matrimonio y tu familia son el tesoro más valioso que Dios te ha dado. CUÍDALOS!

Luis y Hannia Fernández
Pastores y consejeros
luisyhannia@libresparaamar.org

About Verdad y Vida

Check Also

La vanidad no ha muerto, Edson Contreras

“…Están llamando mi bendición a su vanidad en muchos lugares de la tierra. No han …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *