domingo , febrero 18 2018
Home / Persecución / Prepárense para la persecución

Prepárense para la persecución

[quote]En el año 1957, el Evangelista Billy Graham escribió este artículo sobre la persecución, hoy en día estas palabras evocan una preocupante realidad de la que no escapa ni siquiera Venezuela[/quote] En el caso de un desastre nacional de mucha confusión, el terror y la consternación reinarían. ¿Qué haría el cristiano?, ¿cuál debe ser nuestra actitud?, ¿de qué manera nos conduciríamos si el país en el que vivimos de repente fuera destrozado?Nuestra nación no sabe lo que es la privación. No sabemos lo que es el sacrificio. No sabemos lo que es el sufrimiento. Supongamos que la persecución viniera a las iglesias de América, como ha llegado en otros países.Los cristianos en nuestro país han sido inmunes a la persecución en los últimos dos o tres siglos.Cristo advirtió fuertemente a los cristianos que seguirlo no sería fácil, significaría llevar la cruz y la persecución. La Biblia dice que todos los que “quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2ª Timoteo 3:12).Jesús dijo que el tiempo de su regreso se acerca. “Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre” (Lucas 21:12). Nosotros no tenemos ninguna base bíblica para creer que podremos escapar de ser el blanco para ser perseguidos por causa de Cristo. ¿Está dispuesto a enfrentar la persecución y la muerte por causa de Cristo?, ¿qué haría usted? Tenemos poca experiencia en cuanto a persecución religiosa en este país, es probable que la presión haga que muchos nieguen a Cristo. Los que griten más fuerte sobre su fe podrían entregarse lo más pronto posible.Muchos de los que dicen: “a pesar de que otros nieguen a Cristo, yo nunca le negaré”, podrán ser los primeros en calentar sus manos en las hogueras del enemigo.Jesús al hablar de los últimos tiempos ha advertido: “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre” (Mateo 24:9). La Escritura dice: “y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).El apóstol Pablo, refiriéndose a la venida del día malo: “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” (Efesios 6:13).

Hay cinco maneras de fortalecerse de modo que usted sea capaz de permanecer fiel en aquel día:

1. ASEGÚRESE DE TENER UNA RELACIÓN CON DIOS.Amós el profeta vio que el día del juicio se acercaba rápidamente para Israel y advirtió a la gente a prepararse para encontrarse con Dios. La palabra preparación debería ser una palabra clave para todo el mundo. Es extraño que nos preparemos para todo excepto para el encuentro con Dios. Este es un tiempo para el arrepentimiento y la fe. Es un tiempo para la introspección, para ver si nuestra ancla se mantiene firme.¿Ha estado en la cruz donde Cristo derramó su sangre por sus pecados?, ¿ha sido perdonado de su pasado?, ¿ha llegado por la fe, confesando que es un pecador y ha recibido a Jesucristo como su Salvador? Le digo esto porque la cruz es el único sitio de refugio en medio de la tormenta del juicio.
2. APRENDA A CAMINAR CON DIOS EN SU VIDA DIARIA.Abraham caminaba con Dios y fue llamado amigo de Dios. Moisés caminó con Dios en el desierto; cuando la hora del juicio cayó sobre Egipto, Moisés fue el que condujo a su pueblo a la libertad.David caminó con Dios desde que era un pastor de ovejas y en los tiempos de crisis; estuvo preparado para hacerle frente a las circunstancias adversas. Daniel y sus tres jóvenes amigos caminaron con Dios en Babilonia y en la adversidad Dios estaba con ellos, ya sea en el foso de los leones o en el horno de fuego. Dios no siempre entrega a sus santos a la adversidad, tampoco ha prometido que nos librará de problemas, lo que ha prometido es que estará con nosotros en las circunstancias difíciles. Esteban era un hombre joven “lleno de fe y del Espíritu Santo” (Hechos 6:5), murió apedreado, pero no perdió de vista que su fin era la entrada triunfal al cielo. Si usted no está fortalecido por caminar con Dios todos los días, entonces en la adversidad sentirá temor y no tendrá fuerzas para defender su fe en Cristo.

 

3. LEA LA BIBLIA. FORTALÉZCASE CON LA PALABRA DE DIOS.Comience a leer, estudiar y memorizar las Escrituras como nunca antes. La Biblia dice: “Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad” (Efesios 6:14). Asimile y aliméntese de la Palabra de Dios, guardela en su corazón y deje que sea su fuerza, su baluarte del alma.Muchos cristianos hoy en día, se enredan en los negocios de este mundo, atrapados en una red de intereses materiales. La Escritura, para muchos, es poco más que un libro de referencia. Rara vez la abren y rara vez la disfrutan.
4. ORE SIEMPRE, REPONGA FUERZAS CON LA ORACIÓN.La Biblia dice: “orando en todo tiempo con toda oración y suplica en el Espíritu” (Efesios 6:18). De esta manera permaneceremos firmes por Cristo cuando llegue una crisis.Hay que redescubrir el poder de la oración. La iglesia primitiva conocía el valor y la necesidad de la oración.Si el cristianismo ha de sobrevivir en un mundo lleno de materialismo, la Iglesia debe tener un avivamiento de oración.
5. MEDITE EN CRISTO. DEBEMOS FORTALECERNOS AL MEDITAR EN LA PERSONA DE CRISTO.Tenemos que aprender de nuevo a buscar la presencia de Dios. Hay que decir con David: «Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío» (Salmo 19:14).Para mostrar lealtad a Cristo en los tiempos de crisis, necesitamos saber y creer que Él es real.Necesitamos la fuerza interior que proviene de una relación personal y viva con el Hijo de Dios, Jesucristo.

Lati-Noticias

Billy Graham

Evangelista y escritor

About redaccion

Te puede interesar

Ataques a cristianos se multiplican en 2017

(Protestante Digital).- La situación de los cristianos en India está empeorando, de acuerdo a un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *