Home / Opinion / ¿Por qué los judíos no dicen “feliz año”?

¿Por qué los judíos no dicen “feliz año”?

Ese “feliz año” que se dice en la madrugada del 1° de enero no es más que una asociación cultural pagana con miles de años de tradición

Shaná tová transmite el deseo de un ‘año bueno’, no de un año feliz

¿Alguna vez te diste cuenta que tradicionalmente los judíos no se desean «feliz año nuevo» unos a otros?
En lugar de eso dicen la frase hebrea «shaná tová» que, a pesar de la mala traducción que aparece en casi todas las tarjetas de saludo, no tiene ninguna conexión con la expresión «feliz año nuevo».
Shaná tová transmite el deseo de un ‘año bueno’, no de un año feliz. Y la razón que hay tras esta diferencia tiene una gran importancia.
La revista Atlantic Monthly publicó hace un tiempo un fascinante artículo titulado: «Ser feliz no lo es todo en la vida».
La autora, Emily Esfahani Smith, señala que los investigadores están poco a poco comenzando a advertir en contra de la mera persecución de la felicidad, ya que han descubierto que pese a que una vida significativa y una vida feliz coinciden en ciertas cosas, son en realidad muy diferentes una de otra. Los sicólogos descubrieron que tener una vida feliz está asociado con «ser un tomador», mientras que tener una vida significativa está asociado con «ser un dador».
Desear un feliz año nuevo implica darle primacía al ideal de una cultura hedonista cuyo objetivo principal es pasarla bien, mientras que buscar un año bueno implica reconocer la superioridad del significado por sobre la alegría del momento.
La palabra bueno tiene un significado especial en la Torá (el Pentateuco bíblico). La primera vez que encontramos esta palabra es en la serie de oraciones en la cual Dios, después de cada día de creación, ve su obra y la proclama buena. Y no solo eso, sino que cuando Dios completó su obra vio todo lo que había hecho y «he aquí que era muy bueno».
¿Qué significa eso? ¿De qué forma era bueno el mundo? Obviamente no estaba siendo alabado en un sentido moral.
Los comentaristas ofrecen una profunda idea: la palabra bueno indica que cada parte de la creación cumplía con el propósito de Dios; cada parte era buena porque era lo que debía ser.
Finalmente, decimos ese «feliz año» que se dice en la madrugada del 1° de enero no es más que una asociación cultural pagana con miles de años de tradición conectada a la adoración de ídolos paganos de la antigüedad.
Al contrario, el Señor nos ofrece una vida con sentido al comprender cada vez más lo que somos y lo que hemos venido a hacer en este mundo.

Anónimo

About Verdad y Vida

Check Also

¿Andas en luz o en oscuridad?, Liliana González de Benítez

Una persona se encuentra en oscuridad espiritual cuando vive apartada de Dios Hubo un tiempo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *