Home / Destacadas / Pobres afectados por la pandemia en Oriente Medio ven a Dios actuar

Pobres afectados por la pandemia en Oriente Medio ven a Dios actuar

Los países con economías devastadas por la pandemia ahora están incluso menos equipados para recibir refugiados

“Ya hemos visto a un número considerable de refugiados venir a Cristo”, aseguró un líder local (foto referencial) / EFE

(Christian Aid).-

Los peligros y daños que COVID-19 trae al Medio Oriente marcan un momento desesperado que necesita medidas desesperadas, pero solo hay trabajadores cristianos comunes que se enfrentan a desafíos abrumadores.
Los países con economías devastadas por la pandemia ahora están incluso menos equipados para recibir refugiados de Siria devastada por la guerra, pero el conflicto armado y las condiciones empeoradas por COVID-19 continúan expulsando a los sirios. Un refugiado sirio llegó a un país de la región y perdió la vista después de que un misil estallara en su casa.
Los misioneros locales que se esforzaban por satisfacer las crecientes necesidades lo encontraron en el centro de distribución de ayuda del ministerio. Él y su esposa dijeron que habían huido de los peligros de los militantes del Estado Islámico (ISIS).
“Más personas están cayendo en la pobreza, el sector de la salud está completamente abrumado por el COVID-19 y todo esto no ha traído más que dolor, tristeza y desesperación”.
“Los visitamos para verificar su situación y los agregamos a nuestro programa de distribución de alimentos”, dijo el líder del ministerio. “Más tarde, empezaron a ir a la iglesia y asistieron a la mayoría de las reuniones. Un día, después de visitarlos en casa, se sintieron muy conmovidos por el mensaje bíblico y el esposo entregó su vida a Jesús. En su testimonio dice: ‘Antes era ciego, pero ahora puedo ver por el amor de Cristo’”.

ALIENTO EN MEDIO DE LA DESESPERACIÓN

Tales conversiones, cada vez más comunes en la región, animan a los misioneros locales que trabajan en exceso en medio de la escasez de personal y corren el riesgo de exponerse a un virus potencialmente mortal y sus variantes.
“Cada vez más personas están cayendo en la pobreza, está la situación sin resolver de los refugiados, un sector de la salud que ya está sobrecargado y completamente agobiado por la rápida propagación del COVID-19, y todo esto no ha traído más que dolor, tristeza y desesperación”, dijo el líder de un ministerio local. “Pero encontramos lo que más se necesita en medio de todo eso es presentar a las personas una esperanza que está ‘fuera de este mundo’. Esta es nuestra responsabilidad, esta es nuestra vocación y nuestro mandato. Hemos hecho mucho y aún queda mucho por hacer”.
En todos los proyectos de distribución de alimentos, atención médica y desarrollo comunitario, los misioneros locales presentan la esperanza de Cristo, dijo. Además de entregar 100 cajas de comida al mes a ciudadanos que caían en la pobreza en su propio país, los misioneros locales también movilizaron a los jóvenes de la iglesia para empacar y dejar cestas de comida en las puertas de las personas necesitadas.
“La gente se esconde en sus casas a causa del coronavirus. Han estado encerrados durante meses, sin trabajo, sin dinero y sin comida”, dijo el líder del ministerio. “Los jóvenes de nuestra iglesia dejan caer las canastas de comida en sus puertas, y las personas necesitadas están muy agradecidas, con los ojos llenos de lágrimas”.
Los misioneros locales también distribuyeron 10 kilogramos de papas a más de 550 familias necesitadas, de los propios campos del ministerio, una cosecha de seis toneladas y media de papas de alta calidad, dijo.

INTERVENCIONES QUE SALVAN VIDAS

Las necesidades médicas también están aumentando. Con la ayuda de médicos, dentistas y otros profesionales médicos voluntarios, el ministerio nativo proporcionó medicamentos, chequeos, pruebas y radiografías gratuitas a más de 2.500 personas durante un período de seis meses, dijo el líder.
“Varios pacientes recibieron atención hospitalaria, lo que llevó a intervenciones que salvan vidas en algunos casos”, dijo.
Las campañas de desarrollo comunitario incluyeron educación para más de 400 estudiantes e instrucción de alfabetización para adultos y niños, así como capacitación vocacional para hombres y mujeres jóvenes para generar ingresos que tanto necesitan. Muchos de los servicios brindados a los nacionales también se brindaron a los refugiados cuando los trabajadores establecieron sitios cerca de sus campamentos de tiendas de campaña, dijo el líder.
Restaurando la dignidad y el honor de los necesitados a través de la ayuda compasiva y los proyectos de desarrollo comunitario, los misioneros locales han construido relaciones de confianza, ya que tanto los nacionales como los refugiados tienen la seguridad de que los trabajadores realmente se preocupan por ellos. Los trabajadores tienen oportunidades naturales para compartir el mensaje de la salvación de Cristo.
“Ya hemos visto a un número considerable de refugiados venir a Cristo, y la mayor parte de nuestro ministerio compasivo ahora lo llevan a cabo refugiados sirios recién nacidos de nuevo”, dijo el líder. “Hoy tenemos la oportunidad de discipular a esos y otros y equiparlos para llevar el ministerio a otro nivel, tanto a nivel nacional como eventualmente de regreso a su país”.
Como tal, los misioneros locales están capacitando a líderes que luego ayudan a discipular a otros, dijo.
El colapso económico y, en algunos países, la inestabilidad política, han traído dolor a los corazones de muchos junto con la oscuridad que la pandemia ha atraído sobre ellos, dijo el líder.
“Es durante esos momentos más difíciles cuando estamos más que nunca acercándonos a la gente y ayudándola de cualquier forma. Por lo tanto, esto ha creado un avivamiento en los corazones de muchos”, dijo. “Últimamente hemos visto a decenas de nuevos creyentes de diferentes orígenes que se acercan a Cristo. Han experimentado el toque amoroso de Cristo y nos reunimos regularmente con ellos para el discipulado, el compañerismo, la oración, el ánimo y la adoración”.
Los misioneros locales brindan ayuda, consuelo y vida eterna en Cristo a las personas necesitadas en todo el Medio Oriente.

About Verdad y Vida

Check Also

CBN llega a los niños de todo el Medio Oriente con el Superlibro

(CBN – Verdad y Vida).- Durante la pandemia de COVID-19, CBN todavía ha encontrado varias …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *