viernes , febrero 23 2018
Home / Opinion / Planifica un legado

Planifica un legado

La Biblia dice: «El hombre de bien deja herencia a sus nietos» (Proverbios 13:22a. NVI). Para que este pasaje se cumpla es necesario planificar un legado. Nuestra sociedad occidental e individualista piensa en el retiro o la jubilación personal y en aumentar el patrimonio para mejorar la calidad de vida, pero no cómo bendecir a las siguientes dos o tres generaciones; cómo edificar un carácter santo y alineado con los principios espirituales. El Salmo 22:30-31 dice: «Mis hijos te rendirán culto; las generaciones futuras te alabarán, y los que nacerán después sabrán que tú eres justo y que haces grandes maravillas» (TLA). El comentario Diario Vivir en relación a este pasaje bíblico explica lo siguiente: «Las generaciones del mañana dependen de nuestra fidelidad presente. De la manera en que enseñamos a nuestros hijos acerca de Dios, ellos enseñarán a sus hijos y a los hijos de sus hijos. Si no les hablamos de Dios a nuestros hijos, estaremos rompiendo la cadena de la influencia de Dios en las generaciones venideras… Si somos fieles en las oportunidades que se nos presentan hoy, estaremos afectando el futuro. Si queremos que nuestros hijos sirvan a Dios, deben escucharnos hablar de Él. No basta que la iglesia o los que tienen más conocimiento les impartan educación cristiana, debemos hacerlo nosotros en casa». Muchas bendiciones futuras están supeditadas a tu tarea en este aspecto y a la perseverancia que hayas empleado.

Mujer, afectarás a la próxima generación,¡vamos, levántate, tú puedes!

Hoy es el día de cambiar nuestra concepción respecto de la vida, la familia, el futuro de nuestros hijos y el premio de nuestra tarea maternal. No debe interesarnos solo el hoy sino los próximos cincuenta u ochenta años por venir. ¿En qué personas queremos que se conviertan nuestros hijos? ¿Qué anhelamos para nuestros nietos? ¿Cuál será el legado que dejaremos? Aunque nuestro tiempo sea limitado puede perpetuarse en frutos si a nuestra acción sumamos la dirección del Santo Espíritu. ¡Tú no estás sola, Dios quiere ayudarte en la tarea más trascendental de todas: forjar el carácter y la espiritualidad de la próxima generación! ¿Sabes qué dice la Biblia al respecto? Nos da una perspectiva eterna: «Dichosos ellos (ellas), dice el Espíritu, porque... verán en el cielo los frutos de sus buenas obras» (Apocalipsis 14:13. CST-IBS).¡Abdicar no es una posibilidad! Sin importar tu estado de ánimo tendrás que continuar; pero la buena noticia es que tu éxito se multiplicará porque en tu victoria está la victoria de los que te rodean. Y tu empeño (no los resultados) determinará tu recompensa.

José Luis y Silvia Cinalli
Pastores, consejeros y escritores
consultas@placeresperfectos.com.ar
www.placeresperfectos.com.ar

About redaccion

Te puede interesar

La ofensa

Billy Joe Daugherty, pastor del Centro Cristiano Victoria, una iglesia de 14.000 miembros en Tulsa, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *