Home / Internacionales / Pastor con Covid-19 oye a Dios en UTI: “promueve la cura”

Pastor con Covid-19 oye a Dios en UTI: “promueve la cura”

El pastor se vio obligado a retirarse de las actividades cuando le diagnosticaron Covid-19. Hasta el 11 de julio el líder evangélico había promovido acciones en la iglesia

Daniel Fich: “Cuando aceptamos a Jesús, seguimos siendo humanos y esa humanidad está marcada por la fragilidad. A diferencia del alma y el espíritu, el cuerpo es finito”

(Noticia Cristiana).-

El pastor Daniel Fich, presidente de las Asamblea de Dios en Lajeado, una ciudad de Río Grande do Sul, Brasil, la más golpeada por el Covid-19, siguió de cerca la enfermedad mientras mantenía activo su ministerio con asistencia espiritual, consejería y ayuda humanitaria.
Sim embargo, el pastor se vio obligado a retirarse de las actividades cuando le diagnosticaron Covid-19. Hasta el 11 de julio el líder evangélico había promovido acciones en la iglesia, como recolección de alimentos para donación.
Fich dice que no sabe si contrajo la enfermedad en medio de las actividades ministeriales, pero dice que hay una gran posibilidad, ya que nunca dejó de cuidar a las personas.

CONTRAJO VIRUS AÚN CON MEDIDAS DE HIGIENE  

«siempre nos ocupamos de la higiene, la distancia, el uso de máscaras, pero de hecho nunca dejamos de escuchar, orar, porque es un momento en el que la gente necesita ayuda», dijo a Gospel Prime.
Según el pastor, con los primeros síntomas no quiso creer que pudiera ser coronavirus, pero luego estos empeoraron rápidamente, llegando al diagnóstico de la enfermedad.
Con mucho dolor de cabeza y el cuerpo, falta de aire y tos, Daniel Fich dice que la sensación era como estar aplastado, con síntomas muy fuertes. En la primera consulta regresó a casa, pero a los dos días ingresó al hospital Bruno Born.
Además de él, su esposa Adriana Fich, y sus dos hijos, Mateus Yan y Levi, dieron positivo al Covid-19, pero su esposa e hijos no presentaron síntomas. A pesar de ser inmunes, los miembros de la familia sufrieron por la situación de Daniel.
Tras ser ingresado en el hospital, que contaba con una sala exclusiva para el tratamiento de coronavirus, Fich tuvo una leve mejoría, volviendo a casa. Sin embargo, al séptimo día la situación realmente empeoró, por lo que terminó en el hospital, sin poder recibir visitas.
Mientras recibía tratamiento, la iglesia comenzó a movilizarse aún más en oración, lo que mantuvo la convicción de Daniel.
Fich ora todo el tiempo por todos los que enfrentan el virus, pero hubo una conmoción cuando fue diagnosticado.

“LOS AMIGOS DE JESÚS TAMBIÉN SE ENFERMAN”

Cuando le preguntó a Dios por qué le permitió pasar por esto, el pastor dice que uno de los últimos mensajes que dio antes del inicio de la pandemia, fue que «los amigos de Jesús también se enferman», basado en la historia de Lázaro.
«Cuando aceptamos a Jesús, seguimos siendo humanos y esa humanidad está marcada por la fragilidad. A diferencia del alma y el espíritu, el cuerpo es finito», dijo.
«Estar entre la vida y la muerte te hace realmente reflexionar y sentir lo que siente el otro, cuando estás en esa situación», continuó.
Recuerda que mientras estuvo hospitalizado oraba y cantaba alabanzas todo el tiempo para ocupar su mente y no caer en la desesperación.
«Lloré mucho por no estar intubado, porque tenía la sensación de que si fuera, no terminaría bien», dijo.
Daniel Fich recuerda que una noche un médico le dijo a su esposa que si no reaccionaba hasta la mañana del día siguiente tendría que ser intubado.
«Esa noche lloré como nunca antes. Dije: Señor, no soy mejor que los demás, pero Señor tú puedes restaurarme. Ayúdame, Señor. Esa misma noche, en lugar de ir a intubación, empecé a mejorar», dijo el pastor.

ABANDONÓ EL CUERPO

Un día, cuando estaba muy enfermo, el pastor dice que dejó el cuerpo y que Dios le permitió ver a los médicos y enfermeras alrededor de su cama cuidándolo.
En esa visión, dice que escuchó la voz de Dios diciéndole que debería tener un ministerio que promoviera la sanidad.
«En esa visión escuché la voz del Señor que me decía claramente: «Quiero que tu ministerio sea un ministerio que promueva la sanidad».
«Comprendí de inmediato que lo que Dios me mostraba no era solo orar por la cura de las enfermedades del cuerpo, sino ser un instrumento para curar a los heridos emocional y espiritualmente», dijo.
Tratado con hidroxicloroquina, además de antibióticos, analgésicos y antipiréticos, el pastor cree que la droga ayudó a su curación.
Dice que recibió una receta para el medicamento, mientras que el hospital prefirió usar medicamentos.
El pastor Daniel Fish fue dado de alta el 23 de julio, reconociendo que experimentó un milagro cuando recuerda «fue Dios quien dio sabiduría» a los médicos para que lo trataran y «Dios hace verdaderos milagros a través de la medicina».

About Verdad y Vida

Check Also

‘Nuclevi’ la nueva red social de la comunidad cristiana

(Altar7 – Verdad y Vida).- Nuclevi, es una nueva red social dirigida al público cristiano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *