Home / Venezuela / Nos quieren imponer una ideología nefasta

Nos quieren imponer una ideología nefasta

Debemos denunciarlo con todo el respeto que merecen las personas individuales en sus diversas condiciones y circunstancias:
1. Con falso lenguaje subrepticio y con cierta inoportunidad (no digo que no haya casos aislados que se deban atender), la Asamblea Nacional pretende legislar sobre materias que no le competen como lo son la sexualidad humana, el amor, la familia y la definición de matrimonio.
2. Pese a la severa crisis con graves consecuencias morales que atravesamos, no extrañan las posturas igualitaristas y materialistas de partidos socialistas como Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo, que pretenden legislar desde postulados reductivos e ideologizados de la persona humana.
3. Lo que sí extraña es la actitud de algunos diputados que debieran oponerse a la discusión ideologizada sobre lo que no es discutible en un parlamento, porque es presupuesto del derecho, y por tanto anterior a toda legislación. Se hacen la vista gorda permitiendo que avance el engaño frente a lo que debería ser la verdadera lucha por la igualdad y la equidad en nuestro país; no reconocen abiertamente que detrás de términos como homofobia, matrimonio igualitario y derechos reproductivos persiste el intento de socavar la célula fundamental de la sociedad que, hoy por hoy, más bien deberíamos fortalecer mediante la promoción de un auténtico sentido de la maternidad y la paternidad responsables, si de veras queremos contribuir a una sociedad de justicia y equidad. Ser padre y madre es un don que entraña una enorme responsabilidad. En manos de los padres y madres de familia está la educación y la ciudadanía, por lo tanto está el futuro de la Nación.
4. La ideología de género comprende, involucra y pretende ideologizar todas las dimensiones de la vida social: la política, las leyes, la educación, la cultura… se trata de una re-edición del determinismo materialista, convertido en determinismo sexual, que afecta la institución familiar porque reduce el amor a placer y considera los hijos como un derecho «para mí». No existe parlamento alguno en el mundo que tenga cualidad para legislar sobre el amor humano, sobre la educación en sexualidad y afectividad (que corresponde a los padres), sobre el matrimonio, sobre la familia, sobre los derechos de los hijos y sobre la condición sexuada de las personas.
5. Si bien las personas son ricas, complejas y deben ser atendidas en todos sus requerimientos y situaciones, las leyes se deben a un ordenamiento previo, que no es más que la garantía de un derecho universal inviolable y trascendente que nos iguala a todos y nos beneficia a todos. Por eso, el derecho no debe desvincularse de la realidad de la naturaleza humana con todo lo que ésta nos exige tomar en cuenta a la hora de legislar salvaguardando toda su riqueza y perfectibilidad.

Mercedes Malavé

Red Pro Vida

About Verdad y Vida

Check Also

Palabra profética la Nueva Venezuela que está por nacer

El Espíritu Santo me decía que en la Nueva Venezuela habrá tantas riquezas que Venezuela …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *