Home / Destacadas / Norberto García: No necesitamos una Ley de Cultos, la garantía que establece el artículo 59 de la CRBV es suficiente

Norberto García: No necesitamos una Ley de Cultos, la garantía que establece el artículo 59 de la CRBV es suficiente

El Derecho de Asociación de acuerdo al texto constitucional no está supeditado a un control previo por parte del Ejecutivo

Dios llamará a su remanente en Venezuela para traer liberación y sanidad”, aseguró García Camacho

(Verdad y Vida).-

A raíz del revuelo que ha causado la intervención del diputado a la AN, Campos, por el partido El Cambio, donde proponía ante un nutrido grupo de pastores y del presidente de la AN, la necesidad de aprobar una Ley de Religiones y Cultos, quisimos conocer la opinión del calificado pastor, filósofo y doctor en Derecho, Norberto García Camacho, al respecto; quien nos habló de una variedad de asuntos de interés para la Iglesia Cristiana venezolana y el país en general.

El pasado 3 de febrero hubo una reunión en Caracas de un grupo de pastores y líderes cristianos con integrantes de la Asamblea Nacional, ahí se ventiló la necesidad de aprobar, por fin una Ley de Religiones y Cultos, según su experiencia y conocimiento en el tema, ¿cree usted que sea beneficiosa en estos momentos?
– En estos momentos no sería oportuno presentar este tipo de proyecto de ley, someterlo a discusión sin tener un apoyo mayoritario de la Asamblea Nacional se corre el riesgo de desnaturalizar la Libertad de Religión y de Culto.

Hace unos días celebramos los 187 años de la aprobación de la primera Ley de Cultos validada bajo el gobierno de José Antonio Páez, ¿qué tanto definió la vida religiosa de la naciente República de Venezuela?, y que precedente marcó para los años subsiguientes.
– Esta Ley abrió cauces para crear un ambiente de tolerancia y un pluralismo religioso, la Iglesia católica tenía marcada influencia en la visa social y política del país, el inmigrante gozaba de inmunidad, no así el venezolano; sin embargo, a partir del texto constitucional de 1881 con esta  Constitución empezaba a consolidarse este derecho; la homogeneidad religiosa de la población mayoritariamente católica haría que este derecho evolucionara de manera lenta, y no fue sino a partir de la presencia evangélica en los comienzos del siglo XX con la llegada de misioneros en la década de los años sesenta, los frutos de la diversidad religiosa lo van a recoger las generaciones que nacen del crecimiento evangélico y otros cultos en el país, la entrada a la primera etapa democrática en 1961 otorga ciertas garantías, la falta de conciencia y de unidad del liderazgo evangélico ha contribuido a que no se termine de consolidar la libertad de culto.

¿Necesita la Iglesia del Señor de una Ley que norme la dinámica religiosa nacional, caso no es suficiente el artículo 59 de la Constitución Nacional vigente?
– La garantía que establece el artículo 59 constitucional es suficiente, no es una norma de Base que requiere de un conjunto de normas que llene vacíos; el mismo principio de progresividad establecido en el artículo 19 constitucional con los tratados y convenios internacionales, especialmente el Pacto de San José y  la Declaración sobre la eliminación  de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones, entre otros instrumentos de derechos humanos que Venezuela ha suscrito, existe toda una base normativa para que el Estado venezolano garantice las condiciones de libertad religiosa y de culto, hago énfasis en la necesidad de impulsar propuestas que elimine la Resolución 031 (01 febrero de 1999) del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores de Justicia y Paz, el Derecho de Asociación de acuerdo al texto constitucional no está supeditado a un control previo por parte del Ejecutivo, por consiguiente al ser eliminada esta Resolución aplicando el artículo 59 constitucional en toda su normativa no necesitaríamos proponer un instrumento legal que desarrolle  este derecho.

Cuando se establece una ley en este caso donde se pierde autonomía e independencia se expone a la Iglesia a la pérdida de libertad y justicia

¿A que se debe esa insistencia no consensuada en aprobar una Ley que a todas luces es innecesaria y que tal vez seria peor el remedio que la enfermedad?
– Creo que algunos piensan que podrían conquistar mayores garantías e influencia con una ley con una ley de religión y de culto; quienes proponen e insisten en este esquema no tienen claro las funciones que tienen estas esferas de la sociedad, el Estado tiene el poder de la espada, y la Iglesia tiene el poder de la Espada de Dios; la Iglesia no ha de blandir la espada y el Estado no ha de usurpar la Palabra de Dios (Romanos 13), debemos tener claro que Dios estableció tres instituciones: el Estado, la Iglesia (Mateo 16:18) y la familia (Genesis 2:21-24).
El artículo 59 constitucional establece dos aspectos vitales en favor de la iglesia, la Autonomía e independencia frente al Estado, aunque estas dos esferas se relacionan y tienen sus límites y su autoridad solo de Dios, produce justicia y libertad, hay equilibrio porque es el orden de Dios, cuando se establece una ley en este caso donde se pierde autonomía e independencia se expone a la Iglesia a la pérdida de libertad y justicia, esta es la cosmovisión bíblica en cuanto a las funciones de estas dos esferas y debe servir de orientación y doctrina. Esta es la cosmovisión desde la perspectiva antes descrita, si no aprendemos a identificar y aplicar la dimensión teísta aun desde nuestra posición de Iglesia estaremos destinados a que nos impongan modelos o diseños que estén al margen del propio texto constitucional vigente. La Iglesia está llamada a ser la luz y sal de la tierra (Mateo 5:13-14) para defender y promover los Diseños de Dios en las diferentes esferas de la sociedad, especialmente en lo que respecta a la familia, el Estado y su rol para extender el Reino de Dios.

Invitaría a los diputados cristianos a que coloquen el nombre de JESÚS en alto y que asuman la posición que están llamados a desempeñar en este tiempo

¿Qué le recomendaría usted como doctor en Derecho a los nuevos parlamentarios cristianos?
– Con sus primeras ejecutorias están un poco alejados de las verdaderas necesidades de pueblo de Dios de Venezuela. Ellos tendrán que escoger entre el pragmatismo político y un liderazgo que los identifique más con una agenda a las necesidades del país, sobre todo dentro de las leyes que se presentarán este año tendrán que escoger o defender la cosmovisión judeocristiana o apegarse a la ideología dominante, en la Biblia encontramos que los hombres que estaban dispuestos a no contaminarse con la comida del rey, como por ejemplo Daniel, el Señor los respaldó y desafiaron el sistema imperante.
La Palabra de Dios dice que los hijos de Isacar eran entendidos en los tiempos, sabían lo que el pueblo debía hacer y sus dichos lo seguían sus hermanos (1 Crónicas 11:32), el pueblo de Venezuela necesita de líderes que sean entendidos en este tiempo, que lideren un programa o agenda de transformación desde el parlamento, tienen la oportunidad, si no la aprovechan pasarían a la historia sin penas ni gloria, como dice el dicho. Se necesita coraje y valentía para hacerlo, invitaría a los diputados cristianos a que coloquen el nombre de JESÚS en alto y que asuman la posición que están llamados a desempeñar en este tiempo.

Si usted fuese invitado por la Asamblea Nacional para oír su punto de vista respecto a las necesidades de Venezuela y de la Iglesia venezolana, ¿qué recomendaciones les daría?
– Como hijo de Dios los llamaría al arrepentimiento, Venezuela necesita un arrepentimiento, especialmente el liderazgo del país y de la Iglesia, según 2ª de Crónicas 7:14. El problema de la hiperinflación es bastante grave, se necesita crear las condiciones económicas para generar, que la población tenga las condiciones para acceder a sus necesidades básicas. Las cifras de pobreza crítica son alarmantes, se necesita un plan de emergencia económica que incentive la producción de alimentos; recuperación del valor de la moneda, estimular la capacitación laboral en las comunidades pobres con financiamiento de microcréditos, premiar el trabajo esforzado y excelente en la vida pública, se asuma un plan de reconciliación nacional donde se llame a participar a todos los sectores del país a una reconstrucción de la nación.

Sin caer en polémicas político partidistas, ¿cuáles cree usted que deben ser las propuestas de los diputados cristianos?
– Hoy más que nunca necesitamos defender y promover todo proyecto que fortalezca el diseño de Dios, la familia, en este sentido hay mucho por hacer y frente al ataque de la ideología de género que trae como objetivo desmontar la normativa que protege la familia, además el proyecto de la ideología de género está violando derechos individuales y colectivos, incluyendo la libertad de culto. Leyes que impulsen el emprendimiento de la empresa familiar exonerando impuestos por un año, revisión  de las leyes que regulan los cuerpos de seguridad, ley que impulse la liberación de los presos políticos, leyes que transformen el Estado venezolano, entre otras.

Como ministro cristiano, ¿qué consejo le daría al liderazgo evangélico nacional ante la grave crisis que estamos viviendo?
– Primero arrepentimiento, como lo dije anteriormente, necesitamos entender que gran parte de esta crisis -creámoslo o no- ha sido generada por el liderazgo y la Iglesia y todos tenemos que ver con esta crisis, pero también tenemos que ver con las soluciones y el quid del asunto es orar y actuar, para ello necesitamos ser y hacer, asumir un liderazgo sin personalismos y protagonismos, cuya visión única sea glorificar el nombre de JESÚS por sobre todo, creo que Dios llamará a su remanente en Venezuela para traer liberación y sanidad. El pasaje del evangelio de Marcos, capítulo del 1 al 12, es oportuno de mencionar porque el remanente está colocando en la cama de restauración a la nación de Venezuela, la Iglesia está recogiendo la cosecha en estos momentos, nuestro país necesita de una Iglesia con una visión global del Reino de Dios para dar la respuesta que el país está esperando, solo una generación que este clara puede impartir la fe de los que llevaban al paralítico de que Jesús lo levantaría y sanaría, su amor y amistad los llevó a  sacrificarse, esta actitud de servicio y sacrificio será la diferencia del Remanente en estos tiempos, eso traerá rompimiento y por consiguiente la liberación completa. Los tiempos de la manifestación de los hijos de Dios más que nunca los estamos viviendo hoy (Romanos 8:19).
Termino con un pensamiento de Dietrich Bonhoeffer: “La iglesia solo es Iglesia cuando existe para otros”.

About Verdad y Vida

Check Also

Nuevo informe de la CPI registra un año de persecución cristiana en China

Más de 100 incidentes de persecución documentados en un año (ICC – Verdad y Vida).- …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *