Home / Opinion / Necesitamos profetas, David Plazas

Necesitamos profetas, David Plazas

El ministerio profético se ha convertido en espectáculo, de actos ridículos que en lugar de edificar a la iglesia nos hacen pasar vergüenza

Necesitamos profetas, que vayan a Dios y busquen una palabra revelada que bendiga a esta generación. Necesitamos hombres y mujeres que realmente conozcan el corazón de Dios. Que traigan un mensaje refrescante al pueblo.
Basta ya de motivadores disfrazados de predicadores. Muchos de nuestros actuales “profetas”, solo sirven como humoristas CANTINFLESCOS, hablan mucho, pero no dicen nada. Basta ya, de hombres y mujeres que usan el púlpito como escenarios; vitrinas para mostrar sus talentos, pero al escucharlos evidencian que no tienen nada de Dios para decir.
Requerimos hoy de profetas que tengan en sus corazones, el celo de Dios por volver en amistad con el Espíritu Santo y den un diagnóstico profético claro y conciso. Que no se vendan cual Balaam, al primer apóstol con inclinaciones políticas. Usando el mensaje profético como mensaje proselitista, invitando seguir al “candidato” y no Jesucristo.
Tristemente, vemos que el ministerio profético se ha convertido en espectáculo, de actos ridículos que en lugar de edificar a la iglesia nos hacen pasar vergüenza; muchos actos proféticos de nuestros días parecen más actos de ocultismos y brujería que verdaderos actos con mensaje de corrección, edificación y guía espiritual. Algunos autoproclamados profetas dicen cosas sin sentido; confundiendo a muchos creyentes y tergiversando el verdadero mensaje profético.
Que Dios levante en este tiempo profetas como Daniel, que no tuvieron ningún temor de hablar claro frente a las autoridades y decir lo que realmente debían hacer para agradar a Dios. Necesitamos profetas, que estén convencidos que sus cabezas están aseguradas en el Reino de Dios, que no claudiquen al decirle a quien puede llevarlos a la guillotina. Que estás cometiendo un pecado delante de Dios tal como lo hizo Juan el Bautista.
Se buscan profetas que hablen con tal autoridad, que al escucharlos los corazones vayan a sus hogares a buscar el arrepentimiento.

David Plazas
Pastor
Tomado de su libro: “Reflexiones espirituales para una vida mejor”. Editorial EDIFICA

About Verdad y Vida

Check Also

¿Dónde has puesto tu confianza?, Liliana González de Benítez

Reconoce que durante los buenos y los malos tiempos has experimentado la bondad de Dios …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *