Home / Testimonios / Musulmanes se convierten después de escuchar la voz audible de Jesús “Él me habló”

Musulmanes se convierten después de escuchar la voz audible de Jesús “Él me habló”

Hedieh Mirahmadi ha trabajado para agencias gubernamentales en los Estados Unidos

(Joe Irizarry).-

Los padres de Hedieh emigraron de Irán a Estados Unidos en busca del sueño americano. Se crio en el lujo de Beverly Hills, pero nada ha podido llenar su vacío.
Cuando ingresó a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), sus padres y su novio alentaron a Hedieh a profundizar en el Islam. Incluso visitó una mezquita, pero estaba asustada por su ideología extremista.
“Tenían todos estos principios sobre política y cómo sería convertir a Estados Unidos en una nación musulmana, y muy, muy antisemita. Y me dije a mí mismo: ‘Si esto es religión, no quiero tener nada que ver con eso’”, dijo a CBN News.
Después de la escuela de derecho, Hedieh comenzó a trabajar para el FBI, produciendo informes sobre el extremismo musulmán y cooperando con el gobierno en la lucha contra el terrorismo. Mientras tanto, se unió a comunidades musulmanas que predicaban mensajes pacíficos.
“Para mí era natural estar en el Islam y en estas comunidades, estudiarlas y trabajar contra el extremismo al mismo tiempo. Realmente sentí que estaba contribuyendo a mi país y mi fe”, dice.
Más tarde, Hedieh se casó y tuvo una hija. Durante años, mantuvo una estricta obediencia a la ley islámica, motivada por el miedo. “En el Islam, Dios no es un padre. Dios es el juez supremo”, explica.
Un día, después de 22 años en el Islam, Hedieh se quitó el velo. Debido a esto, los imanes (líderes islámicos) dijeron que su condena eterna estaba garantizada. “Me dijeron que me iba a quedar colgando del pelo una eternidad, en el infierno de fuego, porque me quité la cubierta de la cabeza”, recuerda.

VOZ QUE CAMBIO TU DESTINO

Sintiéndose perdida y condenada, Hedieh decidió dejar el Islam, aunque anhelaba tener a Dios en su vida. Hasta que, en Internet, se encontró con una predicación en la que el pastor hablaba de una relación íntima con Dios, a través de Jesús.
Hedieh estaba emocionada pero también confundida. Poco después, hizo una oración desesperada: “Estaba de rodillas. Estaba en la forma de la oración ritual del Islam, con la cabeza en el suelo, llorando y diciendo: ‘¿Puedes revelarte a mí? Porque estoy totalmente confundido acerca de quién eres’”.
“Y fue en una de esas oraciones, en mi habitación, que escuché la voz de Cristo de manera audible y Él dijo: ‘Hedieh, soy yo’. Fue extraordinario. Hasta el día de hoy puedo contarles como si hubiera pasado ayer. Supe, desde ese momento, que nunca volvería a ser la misma”, dice.
Hedieh continuó viendo los videos del pastor y comenzó a leer la Biblia, incluso por su cuenta. “La Biblia cobró vida como nunca lo hizo el Corán. Podía escuchar a Dios hablándome y sabía que me estaba hablando directamente porque me estaba mostrando por qué el Corán no era correcto y por qué Su Palabra en la Biblia era verdadera”, dice.
“Llegué al punto en que tuve que aceptar que Jesús es el Señor. Tuve que aceptar que Él me salvó. Y estaba orando un día y sentí que el Señor me decía: ‘Hija, ya no tienes que tener miedo’”, agrega.
Hedieh se bautizó en la iglesia a la que asistió en Internet. Hoy, tiene una relación con Dios que nunca pensó que fuera posible. “Está conmigo todo el tiempo”, testifica.
La ex musulmana quiere usar su historia para acercarse a otros. “A veces le pregunto por qué tuve que pasar por ciertas cosas. Usó todo mi pasado para hacer esto y no hubiera sido posible hace 25 años. No habría sido posible, con esa chica de Beverly Hills, hacer lo que Él me llama a hacer ahora. Y así estaré para siempre a sus pies”, concluye.◄

La vida de Hedieh Mirahmadi se transformó después de un encuentro con Jesús

About Verdad y Vida

Check Also

Respuesta blanda gana a islamista de línea dura en Oriente Medio

“Debido a esta pandemia, estamos notando que especialmente los jóvenes aquí están más abiertos a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *