Home / Palabras del Director / Mirar para otro lado = hipocresía

Mirar para otro lado = hipocresía

El mundo se pregunta ¿qué está pasando?, ¿por qué tanta maldad, guerras y muertes?, se debe a que estamos en los «principios de dolores» del tiempo cercano al fin de esta era plagada de pecado y maldad de la que habló Jesucristo durante su ministerio terrenal. «Guerras y rumores de guerra», la tierra de Israel sitiada y odiada por gran parte de la humanidad son el presagio de lo inminente. Son tiempos peligrosos «por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se ha enfriado» al extremo de que el hermano mata al hermano sin ningún tipo de remordimiento. Son tiempos pre-apocalípticos.
Todas estas advertencias proféticas que hallamos en el evangelio según el apóstol Mateo (capítulo 24), dadas por nuestro Señor dos mil años atrás se unen a la actitud antipolítica de los políticos contemporáneos, quienes preñados de una diplomacia acomodaticia y sumamente interesada, no esconden la muestra más obvia de una hipocresía tan burda y barata que sólo a sus ignorantes seguidores pueden engañar. Cual adláteres del diablo son el caldo de cultivo de la más vil de las levaduras: la hipocresía. Leudados y leudando con ella van por el mundo cual flautista encantador de roedores, a quienes con su canto conduce al despeñadero eterno.
Es así como anteponiendo sus intereses pretenden hablar al mundo y dictar cátedra de moral, cuando sus corazones a gritos reprenden a sus cautivas conciencias. Marionetas sostenidas por el plan satánico de tratar de aniquilar al pueblo de Dios Israel y los cristianos. No es que pretendamos justificar la actitud de los políticos y gobernantes israelitas contra sus siniestros vecinos, sino que han olvidado lo elemental de las Sagradas Escrituras, que el Señor de los ejércitos es quien pelea la batalla por su pueblo escogido, siempre y cuando acudan a Él en arrepentimiento; pero no, ellos han preferido defenderse con las armas naturales, cuando la pelea a todas luces es espiritual, he ahí la mayor tragedia.
Mientras el mundo y los políticos sólo miran cuando Israel se defiende de las permanentes agresiones -que reiteramos, no estamos de acuerdo con tal defensa- no del pueblo palestino que vive junto con los judíos desde hace años, sino de los terroristas de Hamás que no aman ni a su pueblo a quienes usan como escudos humanos; los terroristas asesinan vilmente en muchas naciones de Asia a los cristianos y hasta gente de su mismo pueblo de manera dantesca, especialmente en Irak.
Los ojos del mundo están primordialmente sobre Israel, pero miran para otro lado cuando se trata de ver la realidad que está ya predicha en la Biblia. Condenan que una nación se defienda, pero miran para otro lado cuando de agresiones criminales y terroristas se trata. El problema real nunca ha sido ni será Israel, el problema es el terrorismo mundial y el antisemitismo, o como lo diríamos espiritualmente: esta es una lucha de Satanás contra el pueblo de Dios, sean judíos o cristianos, que es a final de cuentas «la confrontación de los siglos», donde demonios manejan hombres y los enfrentan contra sí mismos.
¿Es bueno estar pendientes de la manera como Israel se defiende?, por supuesto que sí, pero no haciéndose de la vista gorda hacia el verdadero problema, porque eso es hipocresía de la peor calaña; y si hay algo que Dios condena enérgicamente es a los hipócritas, sean éstos líderes religiosos o políticos. Por algo Jesucristo nos dice: «Tengan cuidado con la levadura de los fariseos, es decir, su hipocresía. Llegará el tiempo en que todo lo que está encubierto será revelado y todo lo secreto se dará a conocer a todos. Todo lo que hayan dicho en la oscuridad se oirá a plena luz, y todo lo que hayan susurrado a puerta cerrada, ¡se gritará desde los techos para que todo el mundo lo oiga!» (Lucas 12:1-3, NTV).
Dios exige justicia y trato equitativo, si no obramos así Él demandará esa actitud de los hombres y sus líderes. Porque la hipocresía es la injusticia más grande que existe, no importa que la digan y planifiquen en lo oculto, en el venidero juicio final Dios sacarás a la luz todo y arreglará cuentas personalmente con cada quien.
Señores líderes, políticos y gobernantes, el Señor está sobre ustedes y de su ojo escrutador nadie escapará, dejen ya de mirar para otro lado, arrepiéntanse de la hipocresía hoy, pues mañana puede ser demasiado tarde…

director@verdadyvida.org

@georgesdoumat

About redaccion

Check Also

28 ANIVERSARIO… Crónica de la fidelidad de Dios

Corría el año 1992, uno muy singular dentro de la historia contemporánea venezolana. El 4 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *