Home / Testimonios / Manuel Arissó: “Cristo ha ordenado mi vida”

Manuel Arissó: “Cristo ha ordenado mi vida”

(Verdad y Vida – REDACCIÓN).-

Manuel Arturo Arissó es pastor ejecutivo de la Iglesia Alpha & Omega en Miami, Florida, EE.UU; pero antes de llegar a ser un hombre de Dios, vivió una vida de oscuridad, envuelto en el narcotráfico, abuso de drogas, alcohol, adulterio, prostitución, robos y muerte.
Manuel, cubano de nacimiento y como extranjero en nuevas tierras, comenzó a formar grupos de amigos para poder encajar en la ciudad de Miami donde se había mudado con sus padres.
En el año 1962, no habían muchos latinos en Miami, y los pocos que estaban se unían en pandillas para protegerse entre ellos. “A los 13 años de edad ya estaba envuelto en drogas, consumiendo y vendiéndola. No sólo vendíamos drogas, sino muchachas y hasta el uno y el otro se vendían”, comentó. “A los 15 años de edad, un grupo de la escuela y yo hacíamos todo tipo de trastadas, desde asaltos, robos, droga, prostitución”, entre otros delitos
Vida en prisión
Un par de años después, ya tenía su primera entrada a prisión bajo cargos de intento de asesinato, robo y venta de drogas. En la cárcel conoció personas que habían hecho cosas peores que él y reunidos en prisión formaban grupos de narcotráfico. Unos pocos años después salió en libertad, pero no por mucho tiempo, pues su compromiso con el narcotráfico ya llegaba a niveles mayores.
“Me envolví en el narcotráfico con los carteles colombianos. Mi hermano y yo formamos grupos de narcotráfico, empezamos a importar droga desde Bolivia. Abrimos rutas a diferentes lugares y volví a caer preso, pero con otros niveles de uso abusivo del alcohol y drogas”, recordó.
Arissó también practicó la brujería y hechicería por muchos años. “Uno en esa vida perdida lo que busca es la oscuridad y se mete más en ella haciendo brujería, hechicería, en lo que sea, pero todo fuera de Dios, aunque uno pensaba que estaba con Dios, porque esa es la burla que el enemigo te hace, pero, sin embargo, hacía brujería para importar droga, con una gran pérdida de vidas en esos años”, explicó.
Estuvo preso en Las Bahamas por varios años. Volvió a EE.UU donde continuó con el narcotráfico y nuevamente fue encarcelado, esta vez imputándole una condena de tres cadenas perpetuas. Fue objeto de torturas para que delatara a otros narcotraficantes, pero Manuel nunca habló. También comenzó a sobornar a personas en la prisión y eso le sumaba casos en su contra dentro de la cárcel, por lo que fue trasladado a una penitenciaría llamada Atlanta.
“Al llegar ahí me metieron en un hueco donde estuve como cuatro días. El domingo pasaron a recogerme para ir a un servicio cristiano y yo dije que sí, para salir del hueco”, recordó. “Fui a un salón donde entró un hombre que comenzó a hablar la Palabra de Dios. Pero yo era muy orgulloso, cómo yo me voy a levantar delante de todo el mundo y decir que aceptaba a Cristo. Y no lo recibí en ese momento, aun cuando yo quería levantarme, pero regresé a la celda y esa noche cuando me acosté a dormir algo tocó mi vida, algo empezó a mover mi corazón que me dejó llorando, me tuve que tirar en el piso y pedirle perdón a Dios por toda mi ignorancia y allí en el piso, recibí a Cristo”, expresó.

Un cambio drástico
“Mi vida fue cambiada por completo”, aseguró. “Entendí lo que mi esposa siempre me decía, comencé a ir a la iglesia a trabajar en los ministerios. A los dos años vinieron a recogerme, los mismos guardias no entendían lo que me pasaba cuando llegaron a buscarme, se escuchaban alabanzas, no habían drogas ni armas, había gozo y paz”, recordó.
“Entré a la prisión una vez más, pero entré predicando la Palabra de Dios. Yo había estado dos años en el Instituto Bíblico, así que ahora predicaba todos los días. Como no podían entrar los predicadores, me abrieron un salón y tenía la oportunidad de predicar por la mañana en español y por la tarde en inglés y así estuve tres años más”, dijo Arissó.
Más de 15 años estuvo Manuel en la cárcel, pero sus últimos tres años de cautiverio los vivió predicando y rescatando almas para el Señor. “Gracias a Dios que muchos de los que andaban conmigo me vieron transformado y recibieron al Señor conmigo, pude ser un ejemplo para ellos de que Cristo si existe y es verdadero”, agregó.
Una mujer de oración
Su esposa Clara, una mujer nacida en un hogar cristiano y seguidora de Jesús, se mantuvo a su lado orando, intercediendo y pidiéndole al Señor por la vida y el arrepentimiento de su esposo. “Dios la bendiga mucho porque gracias a mi esposa Clara es que yo estoy hoy aquí como pastor, Clara no se rindió nunca. Sus padres fueron cristianos, sus abuelos fueron cristianos y siempre estuvieron orando por nosotros”, expresó.
Esta mujer de Dios, segura de que su Señor y Salvador tenía preparada una vida diferente para su esposo y familia, siempre le creyó a Dios y se mantuvo a su lado, viviendo cada condena, tortura, abandono, descuido a su familia, cada vez que huía o lo secuestraban y nunca dejó de orar. “Le dije a mi esposa que me dejara y siguiera con su vida porque yo pensaba que no iba a salir de la prisión, pero ella siempre estuvo segura de que yo saldría de prisión”, comentó.
Restaurado por el poder de Dios
Hoy en día, Manuel Arturo Arissó es pastor ejecutivo en la Iglesia Alpha & Omega en Miami, donde aconseja a los matrimonios. Junto a Clara tienen cuatro hijos, 10 nietos y dos bisnietos, todos al servicio del Señor.
Como recomendación, Manuel le dice a todos aquellos que pasan por una situación similar a la suya, que se entreguen a Cristo porque “hasta que yo no me entregué al Señor, al Dios verdadero Jesús de Nazaret, mi vida no cambió».
Concluyó diciendo que aunque las personas estén en una situación oscura, Cristo es la luz. “No se rindan al enemigo, ríndanse a Cristo, confía en Dios, porque Él es grande y poderoso. Lo que el enemigo quiere para mal, Dios lo torna para bien. Satanás quería destruir mi vida y matrimonio, pero Dios lo ha tornado para bien”.

Manuel Arissó, después de una vida en prisión, fue libre por el poder del Señor / VyV
Manuel Arissó, después de una vida en prisión, fue libre por el poder del Señor / VyV

About redaccion

Check Also

La fe inquebrantable de Kirti en India

Conoce la historia de esta valiente cristiana que no doblegó su fe ante la presión …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *