Home / Deportes / Manny Pacquiao, un boxeador entregado a Jesucristo

Manny Pacquiao, un boxeador entregado a Jesucristo

(Protestante Digital/ VyV – WASHINGTON).-

El boxeador filipino Manny Pacquiao, se declara un convencido y ferviente cristiano, después de que Jesús transformara su persona y su vida. Tras años de vivir entre fiestas, consumo excesivo de alcohol y adicción a las apuestas, Pacquiao dio un cambio radical a su forma de vida y se convirtió en un “hombre de Dios”, explicó en una reciente entrevista su pastor y consejero espiritual, Jeric Soriano.
“Manny es un hombre de Dios. Ama a Dios en su corazón”, explica Soriano sobre el momento actual del boxeador, muy diferente a los excesos de su juventud. Con la ayuda de su pastor, Pacquiao se ha dispuesto a seguir a Cristo Jesús, aceptando la norma de fe y conducta de la Biblia como su referencia. Pacquiao sueña ahora con convertirse algún día en pastor evangélico y está construyendo un lugar de culto de 6 mil metros cuadrados en General Santos, su lugar de origen en el sur de Filipinas, para que se predique y viva la Palabra de Dios, según explica Soriano. El pastor Boy Buan, encargado de supervisar la construcción, apunta que el templo podrá acoger a 5 mil personas y que llevará “La Palabra para todos”.

Misericordia para una compatriota
Recientemente, Manny pidió al presidente indonesio Joko Widodo, en un mensaje emitido por televisión, que salve la vida de la filipina Mary Jane Veloso, condenada a muerte por tráfico de drogas.
“En nombre de mi compatriota, Mary Jane Veloso, y de todo el pueblo filipino, pido y llamo a su buen corazón que su excelencia le otorgue clemencia, le perdone la vida y la salve de la ejecución”, dijo Pacquiao días antes de medirse a Floyd Mayweather en uno de los grandes combates de los últimos tiempos, donde Mayweather resultó vencedor.
Pacquiao aseguró que hace el llamamiento para ayudar a salvar una vida, y añadió que si sobrevive, será una “inyección de moral” para él.
El boxeador filipino ya ha abogado en oportunidades anteriores por otras personas, dando testimonio de sus creencias en Cristo y del amor de Dios en su vida.
Él continúa enfocado en honrar a Dios únicamente y en brindar una mano amiga al prójimo, atender al necesitado, y dar a conocer la Buenas Nuevas de salvación.
Parte de su testimono se evidencia en cómo Dios lo sacó de un mundo de vanidad, fama, dinero, donde estaba rodeado de vicios.
De allí, pudo salir con la ayuda de Dios, quien dice Manny, que es su Señor, su Dios, a quien sirve con entrega y dedicación.
Hoy, aunque no resultara vencedor en la pelea que todos catalogaban como ‘del siglo’, Pacquiao sabe y confía en que tiene la victoria siempre en Cristo Jesús.

About redaccion

Check Also

Un bendecido año para el portero Alisson Becker

(Verdad y Vida).- Alisson Ramses Becker, el arquero de la selección de Brasil y del …

One comment

  1. para mi es un sumo gozo de saber el cambio y desicion de pacquiao xq sin cristo nada podemos hacer pacquiao sigue adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *