Home / Actualidad / Los pro-vida se preparan para un ataque a la Enmienda Hyde de EE. UU.

Los pro-vida se preparan para un ataque a la Enmienda Hyde de EE. UU.

La Enmienda Hyde “salva vidas y protege la conciencia de los estadounidenses”, dijo Russell Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, les ha dicho a algunos miembros de su partido que no incluirán la Enmienda Hyde en los proyectos de ley a partir de 2021 / EFE

(Tom Strode – BP).-

Defensores pro-vida se están preparando para un ataque el próximo año a la política federal que ha protegido las conciencias de muchos estadounidenses y salvado la vida de un estimado de 2.4 millones de niños nonatos desde 1976.
La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otro líder demócrata les han dicho a algunos miembros de su partido que no incluirán la Enmienda Hyde en los proyectos de ley a partir de 2021, de acuerdo con Los Ángeles Times. La medida —promulgada solamente tres años después de que la Suprema Corte legalizara el aborto a nivel nacional— prohíbe el financiamiento federal de los abortos de Medicaid y de otros programas.
Durante 44 años, muchos estadounidenses pro-elección han estado de acuerdo con los pro-vida en que a los contribuyentes no se les debe requerir apoyar una práctica que viola su conciencia. Los demócratas en el Congreso cada vez más han abogado por rescindir la Enmienda Hyde, la cual tiene que ser aprobada cada año.
La oportunidad de tomar control del Senado y de la Casa Blanca en la elección de noviembre ha envalentonado a los demócratas en la Casa de Representantes para planear el derrocamiento de un acuerdo de largo tiempo entre los principales partidos políticos que, de salir victoriosos, sin lugar a dudar llevaría a un incremento en el número de abortos en Estados Unidos.
Los líderes pro-vida testificaron sobre la importancia de mantener la Enmienda Hyde en la ley federal.
La Enmienda Hyde “salva vidas y protege la conciencia de los estadounidenses”, dijo Russell Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC). “Durante más de 40 años hemos tenido el consenso de que los dólares de los contribuyentes nunca deben ser usados para financiar abortos”.
La ERLC, la cual ha trabajado para obtener una prohibición permanente para usar los fondos federales para los abortos, “continuará defendiéndola [la Enmienda Hyde] y, al hacerlo, muestra que las mujeres y los niños en crisis deben ser cuidados y toda vida humana debe ser apreciada”, le dijo Moore a Baptist Press en comentarios escritos.
Steve Aden, director legal de Estadounidenses Unidos por la Vida, dijo que los defensores del derecho al aborto se dan cuenta de que “una gran cosa que causa un cambio positivo en la elección del aborto electivo es si este es pagado con el dinero público. Y eso significa que la Enmienda Hyde tiene que irse, de acuerdo con estos políticos pro-aborto”.
Pelosi “ha pintado la raya, y creo que eso significa que veremos una lucha de derribamiento y arrastre por el presupuesto comenzando el próximo año probablemente entre los republicanos en el Senado que quieren mantener las protecciones pro-vida y los demócratas en la Casa que quieren eliminarlas”, dijo Aden.
“Que el presidente Trump esté allí o no para cumplir su promesa de vetar cualquier medida de gasto que no incluya protecciones pro-vida es la suposición de cualquiera”, dijo Aden. “Pero sin importar quien esté en la Casa Blanca, parece que habrá una batalla épica por el financiamiento de los contribuyentes del aborto comenzando el año siguiente”.

Si la Casa tiene éxito en eliminar la Enmienda Hyde, los demócratas posiblemente enfrentarán una prueba más dura en el Senado, la cual ahora está controlada por los republicanos. Incluso si el partido republicano pierde su mayoría en noviembre, los republicanos se opondrán contundentemente a quitar Hyde y tienen la ventaja del requisito de un voto de 60 para presentar la medida a votación. Los demócratas en el Senado, sin embargo, podrían buscar reformar las reglas del Senado para requerir una mayoría simple para detener lo que es conocido como táctica dilatoria o de obstrucción.
Los enemigos de Hyde esperan la aprobación del Congreso para los proyectos de ley de gastos sin que la enmienda encuentre una audiencia receptiva en la Casa Blanca. El exvicepresidente Joe Biden, el nominado presidencial demócrata, dio marcha atrás el año pasado a su larga postura cuando anunció que ya no apoya la Enmienda Hyde.
En una carta del 3 de septiembre, Trump —cuya administración ha promovido e implementado las políticas pro-vida— prometió líderes de movimiento que trabajen para obtener una prohibición permanente de financiamiento federal para los abortos si él es reelegido.
“… todavía hay un fuerte grupo de senadores pro-vida que permanecerían en línea en cualquier medida presupuestaria que no proteja la vida”, dijo Aden. “La pregunta entonces se convierte en: ‘¿Ejercerían los demócratas la opción nuclear y [eliminarían] el requisito del voto de 60 para premeditadamente obstruir la medida del gasto?’. Supongo que lo harían para obtener un proyecto de ley de gastos a favor del aborto para un presidente demócrata.
“Creo que ellos están completamente enfocados en promover al aborto de cualquier manera que puedan, incluyendo el aborto pagado con el dinero de los impuestos que ustedes y yo pagamos, y harán cualquier cosa que puedan para hacer que eso suceda”.
La Enmienda Hyde lleva el nombre del fallecido representante Henry Hyde, republicano de Illinois, quien introdujo la prohibición en su primer período en la Casa Blanca. Medicaid había financiado alrededor de 300.000 abortos el año anterior a la aprobación de su enmienda en 1976. La Enmienda Hyde se volvió la etiqueta general para tales prohibiciones en los programas federales de salud y ha sido anexada a los proyectos de ley de gastos cada año desde entonces. Incluye excepciones por amenaza a la vida de la madre, violación e incesto.
Michael New, académico asociado al Instituto Charlotte Lozier, estimó en julio que la Enmienda Hyde ha salvado las vidas de más de 2.4 millones de bebés nonatos. El instituto es la dependencia de educación e investigación de la organización pro-vida Susan B. Anthony List.
Encuestas de opinión pública han mostrado consistentemente que los estadounidenses favorecen prohibir el financiamiento de los abortos con el dinero de los contribuyentes. Una encuesta marista en 2018 para los Caballeros de Colón encontró que el 60 por ciento de los adultos se oponen al uso de fondos gubernamentales para los abortos, mientras que 36 por ciento apoya tal uso del dinero de los impuestos.
En 2019, una encuesta de McLaughlin & Associates para la Susan B. Anthony List mostró que un 55 por ciento de los estadounidenses, incluyendo 35 por ciento de demócratas, se oponían a usar los fondos de Medicaid para los abortos.
Aden y un líder pro-vida entre los demócratas dijo que el esfuerzo de abolir la Enmienda Hyde podría dañar al partido en noviembre.
Kristen Day, directora ejecutiva de Demócratas por la Vida de Estados Unidos, tuiteó el 2 de septiembre después de que las noticias de los planes de Pelosi irrumpieron: “El aborto financiado por los contribuyentes no es solamente inmoral, es perder el asunto electoral. … ¿por qué @SpeakerPelosi haría de derogar Hyde una prioridad para el siguiente Congreso?”.
Pelosi y la representante Rosa DeLauro, demócrata de Connecticut, presidenta del subcomité de la Casa que supervisa los programas de salud, les dijo a algunos miembros en julio que no añadirían la Enmienda Hyde al proyecto de ley de gastos el próximo año, reportó Los Ángeles Times el 28 de agosto.
Los demócratas que se oponen a Hyde lo describen como un asunto de justicia.
“Es un asunto de justicia racial y es un asunto de discriminación en contra de las mujeres de bajos ingresos, las mujeres de color, mujeres que no tienen acceso a lo que las mujeres de ingresos medios y altos tienen en términos de elección para tener un aborto”, dijo la representante Barbara Lee, demócrata de California, de acuerdo con el Times.
Chelsea Sobolik, directora de política de la ERLC, dijo en comentarios escritos que la Enmienda Hyde “es uno de los anexos de pro-vida para los proyectos de ley de apropiación que apoyamos y defendemos cada año. Es una prioridad continua de nuestro trabajo pro-vida en Washington para asegurar que el dinero federal de los contribuyentes no sea usado para violar las conciencias estadounidenses y financiar abortos”.

About Verdad y Vida

Check Also

Estados Unidos está en crisis: ¿Qué hacemos?

La meta original de la secularización de los Estados Unidos de América era ver la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *