lunes , noviembre 19 2018
Home / Palabras del Director / Lo que jamás se podrá cambiar

Lo que jamás se podrá cambiar

Estamos en las postrimerías de este tiempo de desórdenes sexuales y depravaciones con ribetes «legales» -es bueno recordar que ninguna ley moral hecha por los hombres tendrá validez alguna ante Dios si viola las Sagradas Escrituras dadas por Él-. Presentaremos solo dos casos de gente que ha cambiado quirúrgicamente de sexo, de muchos otros que existen, y que lamentablemente van en aumento.
De entrada aseguramos que no se puede cambiar quirúrgicamente la verdad y la creación de Dios. La Biblia dice: «Y Dios creó al hombre a su imagen. Lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó» (Génesis 1:27). ¡Punto!

El primer caso

Sucedió en una cárcel de Reino Unido, cuando el ahora conocido como ‘Karen White’ (Stephen Wood, su nombre real) cumplía pena de prisión por tres violaciones cometidas en 2016, ha sido acusado también de abusar sexualmente de otras reclusas, con las que compartía prisión al ser trasladado después de identificarse ante las autoridades como una mujer, dijo «sentirse mujer en un cuerpo de hombre». Aunque el violador se declara transgénero abusó de mujeres en la cárcel de su condena.
El caso ha realzado el debate sobre si la declaración personal de género es suficiente para que una transgénero sea recluida en una cárcel de mujeres. Obviamente no. Este y otros casos similares demuestran que no importa lo que una persona o la sociedad diga o crea en el perverso tema del cambio de sexo; nada ni nadie puede cambiar lo que Dios creó, porque las modificaciones externas jamás eliminarán la verdad interna, la espiritual.

El segundo caso

Un hombre transgénero da a luz a su primer hijo. Se trata de Fernando Machado (venezolana nacida como María, creada como mujer) y Diane Rodríguez (ecuatoriano nacido como Luis creado por Dios como hombre) son conocidos por las redes sociales como el primer hombre y mujer transexuales que dan a luz un bebé. El pequeño tiene cuatro meses y aun no tiene nombre, los seguidores de la pareja le llaman “Caraote”. Esta «pareja» declaró: “Nuestro hijo es la mayor revolución de amor”. El objetivo de ellos es el de “educar” a la sociedad a ser sensibles y a “entender su amor”. El embarazo de Fernando se dio en la tercera semana de convivencia conyugal de la pareja.
¿Educar a la sociedad a entender su amor?, mejor dicho, torcer a la sociedad para que acepte esta relación perversa y totalmente antinatural. Pobre bebé, nacer de unos padres con una mentalidad en total rebelión contra Dios. ¡El Señor tenga misericordia de ellos y de la sociedad que llama a eso «amor normal»!
Según lo que la Biblia enseña en el Salmo 139:13-16: «Tú, Señor, diste forma a mis entrañas; tú me formaste en el vientre de mi madre! Te alabo porque tus obras son formidables, porque todo lo que haces es maravilloso. ¡De esto estoy plenamente convencido! Aunque en lo íntimo me diste forma, y en lo más secreto me fui desarrollando, nada de mi cuerpo te fue desconocido. Con tus propios ojos viste mi embrión; todos los días de mi vida ya estaban en tu libro; antes de que me formaras, los anotaste, y no faltó uno solo de ellos»; desde que somos engendrados en el vientre de nuestra madre ya Dios determinó nuestro género y cada parte de nuestro cuerpo fueron formados por Él, quien nos conocía antes de ser formados.
Lo que se diga y acepte en la sociedad de hoy sencillamente está demás, nadie puede borrar la verdad de Dios, lo que Él formó nada ni nadie lo puede cambiar. Se pueden cambiar de sexo, de nombre, pueden cambiar la unión heterosexual por una homosexual, pero Dios siempre les juzgará como lo que determinó que cada uno de nosotros fuéramos.
«Vi también un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él. De su presencia huyeron la tierra y el cielo, y no se volvió a hallar su lugar. Vi entonces de pie, ante Dios, a los muertos, grandes y pequeños. Unos libros fueron abiertos, y después otro más, que es el libro de la vida. Los muertos fueron juzgados conforme a sus obras y conforme a lo que estaba anotado en los libros» (Apocalipsis 20:11-12).
Dios proveyó una salvación, un abogado defensor ante el inminente juicio: Jesucristo su Hijo. Solo pide arrepentimiento de nuestros pecados y aceptar su regalo de perdón y vida eterna en Cristo… ¡Usted decide!

Georges Doumat B.

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 EL PERDÓN DE GILBER CARO. El diputado a la Asamblea Nacional, Gilber Caro, declaró públicamente que perdonó a capitana Luz Mariela Acevedo, jueza militar encargada de procesar civiles ante la justicia castrense, por “causarle daño”. “Yo decidí perdonar a la juez porque recibí un mensaje de texto, en el cual me dijo que le pedía perdón a todos los venezolanos y a mí como diputado por mi injusto encarcelamiento”. El parlamentario indicó que los venezolanos tienen que “trascender y por eso deben perdonar porque de lo contrario no podrían reconstruir el país”. Felicitamos a Caro por este gesto cristiano, lo asombroso es la gran cantidad de resentidos que lo han atacado desde por redes sociales, en vez de aplaudirle. Definitivamente, hay millones de venezolanos que deben pedir perdón también; «si ustedes no perdonan, tampoco el Padre los perdonará», dice Jesucristo.
2 TWITTER VS. FACEBOOK. Según investigación estadounidense, los usuarios de Twitter son más cultos que los de Facebook. Por lo general los usuarios de Twitter son gente más preparada, culta y con menos «tiempo que perder» que los de Facebook; esta segunda es de masivo uso por muchos que gustan de conversaciones e informaciones banales e infructíferas. Esto sucede tanto en el mundo secular como en el cristiano. A las pruebas nos remitimos.
3 LO DIJO San Agustín: “Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error”.
Y la Biblia DICE: “Entonces Jesús dijo a los judíos que habían creído en él: «Si ustedes permanecen en mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres»… Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad” (Juan 8:31-32; 2ª Corintios 13:8. RVC).

About redaccion

Check Also

La otra cara del aborto

Desde que el pecado entró en el mundo por causa de la desobediencia de Adán …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *