Home / Internacionales / Líderes cristianos piden a Biden que tenga compasión por los niños no acompañados

Líderes cristianos piden a Biden que tenga compasión por los niños no acompañados

Niños solicitantes de asilo bajo el Protocolo de Protección a Migrantes, ingresan a los EE.UU. por el Cruce Internacional Santa Fe en El Paso, Texas / EFE

(Tom Strode – Baptist Press).-

El bautista del sur especialista en ética Russell Moore se ha unido a otros líderes cristianos evangélicos para instar al presidente Biden a abordar de una manera compasiva que se adhiera a la ley federal el aumento sustancial de niños no acompañados que llegan a la frontera con México.
Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa (ERLC, en inglés) y los otros ocho líderes de la Mesa Evangélica de Inmigración (EIT, en inglés) enviaron una carta el miércoles (17 de marzo) a Biden en la que pedían que su administración se asociara con organizaciones religiosas y sin fines de lucro para proporcionar, a la mayor brevedad, la capacidad necesaria para atender a dichos menores no acompañados.
Cerca de 30.000 niños menores de 18 años no acompañados, incluidos casi 3.000 que tienen menos de 12 años, fueron encontrados en la frontera suroeste entre el 1 de octubre y el 28 de febrero, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de EE. UU. El número de menores centroamericanos no acompañados aumentó en un 60 por ciento de enero a febrero, según la Radio Pública Nacional.
Los niños “están detenidos bajo condiciones inaceptables” porque la transferencia normal de la custodia del CBP al cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos se ha retrasado dado el aumento de menores no acompañados en la frontera, según la carta del EIT.
“Como cristianos que buscan emular la preocupación particular de Jesús por los niños vulnerables, los instamos a liderar con decisión, asegurando que nuestro gobierno respete tanto la dignidad de estos niños como su obligación de cumplir con la ley y garantizar fronteras seguras”, los líderes del EIT comunicaron a Biden en la carta. El gobierno federal debería aumentar la capacidad para poder cuidar a estos menores “tanto por el bien de esos niños como para poder concentrar los recursos de la CBP en su misión principal de proteger las fronteras de la nación, no de cuidar a los niños”, escribieron.
La situación, dijo Moore, “debería recordarnos que los niños migrantes no acompañados no son un mero problema que resolver. Poseen la imagen de Dios y están dotados por él de dignidad y valor. Jesús los ama, y ​​nosotros también deberíamos hacerlo”.
“Este tipo de problemas persistirán en nuestra frontera mientras se permita que nuestro sistema de inmigración languidezca en la incoherencia”, dijo Moore en un comunicado escrito anunciando la carta del EIT. “Un mejor camino a seguir requerirá que los líderes gubernamentales, tanto en el Congreso como en la administración, se unan en una búsqueda honesta de soluciones basadas en estrategias a largo plazo”.
Mientras tanto, dijo, “debemos hacer todo lo que podamos, tanto a través del ministerio cristiano como de la política gubernamental, para ayudar a aliviar el sufrimiento de quienes intentan huir de la violencia en sus países de origen”.
Dos veces en la última década (2011 y 2018), los mensajeros presentes en la reunión anual de la Convención Bautista del Sur aprobaron resoluciones sobre la reforma migratoria que pedían asegurar la frontera y establecer “un camino justo y compasivo hacia el estatus legal”, con medidas de restitución, para los indocumentados. inmigrantes que ya están en los Estados Unidos.
Por lo general, la ley federal requiere que los niños no acompañados sean trasladados dentro de las primeras 72 horas de la custodia de CBP a la supervisión de HHS, que coopera con una red de proveedores para cuidar a los niños y reunirlos con miembros de la familia o patrocinadores, hasta que un juez decida si son elegibles para permanecer en los Estados Unidos. El enorme aumento de menores no acompañados ha provocado que algunos niños sean colocados en centros de detención de CBP en la frontera.
Los líderes del EIT agradecieron a Biden por no restablecer una política vigente durante la mayor parte del 2020 que desalojaba a menores no acompañados. Reconocieron que el cambio había dado lugar a los desafíos actuales.
En respuesta a la multitud de niños no acompañados, la administración de Biden ha establecido centros de procesamiento para transferirlos a la atención del HHS y ha abierto refugios de emergencia en Texas, informó el jueves el Servicio de Noticias Reuters. Además, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, que normalmente responde a desastres naturales, se ha desplegado para ayudar, según el informe.
El aumento de los encuentros fronterizos con niños no acompañados y otros comenzó en abril del 2020, debido a la “continua violencia, los desastres naturales, la inseguridad alimentaria y la pobreza” en algunos países de América Central, informó CBP el 10 de marzo. También dijo que el número total de encuentros con personas en la frontera aumentó en un 28 por ciento de enero a febrero de este año.
En una carta, cuarenta senadores republicanos culparon a Biden de ayudar a producir la crisis de personas que llegan a la frontera. La suspensión por parte del presidente el 20 de enero de la construcción del muro fronterizo y la congelación de los fondos aprobados por el Congreso para el esfuerzo “contribuyeron directamente a este escenario desafortunado, pero totalmente evitable”, escribieron.
En su carta, los líderes del EIT también ofrecieron otras recomendaciones de política para ayudar a prevenir tales crisis en el futuro.
Además de Moore, los líderes del EIT que firmaron la carta para Biden son Scott Arbeiter, presidente de World Relief; Shirley Hoogstra, presidenta del Consejo de Colegios y Universidades Cristianas; Hyepin Im, presidente de Faith and Community Empowerment; Walker Kim, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos; Chris Palusky, presidente de Bethany Christian Services; Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Evangélica Latina; Edgar Sandoval Sr., presidente de World Vision U.S.; y Wayne Schmidt, superintendente general de la Iglesia Wesleyana.

About Verdad y Vida

Check Also

El evangelio se enfrenta a enemigos feroces en África

La intolerancia musulmana, la brujería y la violencia son los principales enemigos de los cristianos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *