Home / Opinion / Las diez características del chismoso, Richard Rodríguez

Las diez características del chismoso, Richard Rodríguez

/ Freepik

1) El chismoso busca la amistad con el solo fin de averiguar la vida de los demás.
“Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas” (Proverbios 18:8).
Si señor, si no te cuidas de las palabras del chismoso él se acerca como un amigo; sus palabras tienen el poder de entrar hasta lo más profundo y manipular tus sentimientos, te roba la paz y te cambia por completo.

2) El chismoso separa a los mejores amigos.
“El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos” (Proverbios 16:28).
El chismoso es enemigo de la amistad, su principal objetivo es separar, dañar la lealtad, la fidelidad, la gratitud… Tú puedes amar ayudar y ser de bendición para alguien, pero por un chisme se convierte en tu enemigo.

3) El chismoso termina siendo un escarnecedor.
Se entiende por escarnecedor a aquel que escarnece, burla, rechaza, ofende, ultraja, ridiculiza, insulta, calumnia o afrenta delante de varias personas, también al que depende de sus malas intenciones o también de sus propios motivos.
El escarnecedor se sienta a despedazar la imagen de otra persona, es como una hiena que carroñe la carne de su víctima; así de perverso es el chismoso cuando se sienta a escarnecer.
“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado” (Salmos 1:1). 

4) El chismoso le hecha más y más leña al fuego de la contienda.
“Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, cesa la contienda” (Proverbios 26:20).
Es impresionante ver cómo una persona con la lengua puede hacer arder pequeños problemas, conflictos y enredos.

5) Al chismoso y escarnecedor le crujen los dientes por hacerte daño.
“Como lisonjeros, escarnecedores y truhanes, crujieron contra mí sus dientes. Señor, ¿hasta cuándo verás esto? Rescata mi alma de sus destrucciones, mi vida de los leones” (Salmos 35:16-17).
¡Solo Dios nos puede rescatar y librar! El salmista compara al chismoso con los leones.

6) El chismoso nunca busca la amistad de los sabios, él siempre busca al que está mal, tú lo reprendes y él dice que te ama, pero no es verdad.
“El escarnecedor no ama al que le reprende, ni se junta con los sabios” (Proverbios 15:12). 

7) El chismoso es soberbio e insolente.
“Escarnecedor es el nombre del soberbio y presuntuoso que obra en la insolencia de su presunción” (Proverbios 21:24).

8) El chismoso pone en llamas una ciudad, una casa, una familia, una iglesia.
“Los hombres escarnecedores ponen la ciudad en llamas; mas los sabios apartan la ira” (Proverbios 29:8). 

9) Los chismosos y escarnecedores siempre están metidos en problemas y van a llevar muchos azotes en la vida.
“Preparados están juicios para los escarnecedores, y azotes para las espaldas de los necios” (Proverbios 19:29). 

10) El escarnecedor hay que echarlo fuera, por más que uno quiera amar a la gente no se puede convivir con el chismoso hay que ponerlo fuera, fuera de la iglesia, fuera de nuestros amigos, fuera de todo.
“Echa fuera al escarnecedor, y saldrá la contienda, y cesará el pleito y la afrenta” (Proverbios 22:10).
Así es, suena duro, pero con los chismosos y escarnecedores no se pueden tener contemplaciones, ese fue uno de los principales pecados de Satanás, inflar las palabras, tratar de dañar el carácter de Dios con sus insinuaciones, por eso es padre de toda mentira.
Nosotros como hijos de luz, debemos apartarnos de toda tiniebla y echar fuera la maldad.
Dios les bendiga.

Richard Rodríguez
Apóstol, comunicador y legislado

About Verdad y Vida

Check Also

La casa de los impíos, Harold Paredes Olivo

Los impíos de la tierra serán asolados y todo el oro robado, lo que destruyeron, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *