Home / Palabras del Director / “Las cartas sobre la mesa”

“Las cartas sobre la mesa”

A lo último que se parece Venezuela es a un juego de cartas; entonces, ¿a qué se referirá Trump con la frase «todas las cartas están sobre la mesa»? Dediquemos unos minutos a ver esta situación no como un juego de cartas y menos de ajedrez, sino desde la perspectiva espiritual a la luz de las Sagradas Escrituras.
Entre este grupo de «cartas» que maneja la diplomacia mundial sobre el caso Venezuela, especialmente los EE.UU., quien funge como ‘el administrador del juego’, están los diálogos entre las partes; las sanciones; presiones de índole económico, financiero y político, el bloqueo; apertura de juicios internacionales contra corruptos y violadores de los derechos humanos; arrestos; y, en último lugar, una intervención militar extranjera en nuestra nación.
La mayoría de las cartas anteriormente nombradas se han puesto sobre la mesa sin que hasta ahora se haya logrado una salida pacífica a la creciente crisis venezolana, la última carta que parece quedar -por lo menos para muchos- es la de la intervención militar «humanitaria» extranjera; aunque existe sustento constitucional para ella, será la última carta y los que están sentados en la mesa lo saben muy bien.
¿Es conveniente una intervención militar extranjera en Venezuela? Políticos, líderes gremiales, comunicadores y más del 88 % de la población creen necesario que los ejércitos extranjeros intervengan en nuestro país como salida a la actual crisis. ¿Han pensado quienes así se expresan que esa es la consumación del juicio divino para Venezuela? Dios ha exigido un genuino arrepentimiento y la vuelta a Él por parte de cada uno de los venezolanos para dar fin a la situación del país; si llega esa intervención significa que el venezolano no ha pedido perdón al Señor por sus pecados y ha sido necesario el juicio divino profetizado, con las miles de muertes que ello puede traer consigo.
La Biblia muestra en muchos pasajes lo que le sucedió tanto al pueblo de Dios, Israel, como a muchas naciones, cuando se rebelaron contra el Señor y cometieron muchos pecados contra Él, eso les trajo escasez, hambre, sed, asedio militar, violencia y miles de muertes. ¿Cuándo aprenderemos la lección como nación que lo único que cambia la situación y disipa las crisis es el arrepentimiento y la vuelta a Dios? Es mejor confiar en la misericordia del Altísimo que en el apoyo de las naciones que tienen «las cartas en sus manos».
Hay un pasaje bíblico muy interesante y apropiado para la Venezuela de hoy, que dice:
«Qué mal les irá a los que bajan hasta Egipto a pedir ayuda. Confían en la gran cantidad de sus caballos y carros de combate, y en la fuerza de los jinetes. Pero no toman en cuenta al Santo Dios de Israel; no buscan al SEÑOR. Sin embargo, Dios es muy sabio, y traerá destrucción. No dice algo y luego hace lo contrario. Él se levantará en contra de los que hacen el mal y en contra de los que los apoyan. Porque los egipcios son solo seres humanos, no son Dios. Sus caballos son de carne, no espíritu. Cuando el SEÑOR extienda su brazo, el que viene a socorrerlos se tambaleará; el que los ayudó caerá, y ambos terminarán destruidos» (Isaías 31:1-3. PDT).
Aunque los políticos y gobernantes tienen un papel preponderante en la resolución de las crisis que sufren las naciones, recordemos que la última palabra siempre la tendrá el Soberano de las naciones, nuestros Rey y Señor, quien desde su trono lo controla todo. Primero vayamos a Él de manera arrepentida por los pecados y males que hemos causado contra Venezuela y Dios evitará que los líderes mundiales se jueguen la última carta; no es la voluntad del Señor que lleguemos a ello, pero la decisión es nuestra. No terminemos como Israel y las naciones que se rebelan contra Dios.
La última carta no le conviene a nadie, perderá el gobierno y la oposición, perderán los ejércitos internacionales, perderá la población, que a final de cuentas será la que ponga los heridos y muertos. Esta postrera carta significará el zenit de la obstinación de una nación que no quiere venir al Señor por las buenas y que, antes, prefiere jugársela, pide a gritos que sea puesta sobre la mesa ya, en vez de venir al Señor y evitar el trágico desenlace. Esa siempre ha sido la tragedia de los pueblos: el orgullo y la insensatez. ¡Dios tenga misericordia de nosotros!

Georges Doumat B.

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 ¿YA VIENE EL ‘TERCER GOLPE A LA PLATABANDA’? La visión profética dada por Dios al profeta venezolano Ángel Hernández en 1988, acerca de los acontecimientos que experimentaría Venezuela y del papel del liderazgo cristiano en esos tiempos, mostrados a través de tres golpes recibidos a la platabanda de un local donde estaban reunidos líderes cristianos venezolanos, siendo el tercer golpe el que derribaría definitivamente el techo sobre ellos; según los eventos políticos pasados, ya se dieron dos golpes y el tercero está a punto de darse y será el desencadenante del desenlace profético más duro de la crisis nacional, trayendo consigo el nacimiento de la Nueva Venezuela. “El que tenga oídos, oiga…”.
2 SACERDOTE CATÓLICO: “NINGUNA IMAGEN PUEDE HACER MILAGROS, INCLUÍDA MMARÍA”. El sacerdote católico José de Jesús Aguilar, subdirector de radio y televisión del arzobispado de México, contradijo la creencia distribuida por la Iglesia Católica y sus fieles de que la María puede realizar toda clase de milagros. “Ninguna imagen de yeso puede hacer milagros, eso incluye a María”; el único que puede realizar milagros es Dios y no la virgen ninguno de los tan conocidos santos. Señaló que ni maría o la Guadalupe tienen ningún tipo poder sobrenatural, exponiendo así la enseñanza de que la virgen tiene el mismo poder que Dios, ya que se la suele llamar ‘madre de Dios’.
3 LO DIJO Will Smith: “No tengas miedo de perder personas, ten miedo de perderte a ti mismo intentando complacer a todos los que te rodean”.
Y la Biblia DICE: “¿Busco acaso el favor de la gente, o el favor de Dios? ¿O trato acaso de agradar a la gente? ¡Si todavía buscara yo agradar a la gente, no sería siervo de Cristo!” (Gálatas 1:10. RVC).

About redaccion

Check Also

¿Y el genocidio cristiano?

Está más que demostrado que ante este mundo vil no todas las vidas tienen el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *