Home / Opinion / Lápiz del escritor: La ONU y la sexodiversidad

Lápiz del escritor: La ONU y la sexodiversidad

Cabe recordar que desde el 19 de mayo de 1989, se celebra el Día Mundial contra la Homo-Lesbo-Transfobia, es decir, homosexuales.
Así mismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ese año consideró que la homosexualidad ya no son enfermedades naturales como se sostenía antes, sino al contrario, una expresión legítima de la sexualidad humana en vez de trastorno, ¿pero de qué?
Igualmente, la Declaración de Montreal sobre la materia de Derechos, en 2003 recomienda al Estado a modificar leyes para permitir el cambio de sexo legal. ¡Qué blasfemia contra Dios  creador del sexo!
De igual modo, la Declaración de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de Nueva York a la que Venezuela en 2008, suscribió sobre la identidad sexual e identidad de género con respecto de transexualidad, a fin de que haya igualdad de condiciones en lo social, económico y cultural.
Me parece bien en muchos aspectos, pero menos en el cambio del sexo y el matrimonio entre las parejas del mismo sexo: homosexualismo y lesbianismo. Si los ministros de Dios rechazamos esto no es cuestión de que estamos en contra del cumplimiento de los derechos humanos, ya que consideramos que estas leyes impropias quebrantan y desobedecen las leyes morales de Dios eterno.
El Señor describe en su palabra a través del apóstol Pablo en el libro de los Romanos 1:26-27, que tanto los hombres y las mujeres se entregaron a pasiones vergonzosas, cambiándose de sexo, hombres con hombres y mujeres con mujeres, cometiendo actos inmorales.
Estamos viviendo en los tiempos finales de esta edad presente cuando el hombre todo lo bueno ve malo y todo lo malo ve bueno.
El evangelio de Cristo es el poder de Dios que abre el corazón del ser humano (Hechos de los Apóstoles 1:6) para convertir, liberar y transformar en un hombre y una mujer nueva en un mundo capitalista y socialista de los vicios del pasado que llevamos desde que nacemos del seno materno (Salmo 51: 1ss).
La lectura de la Palabra de Dios (Biblia) es el medio eficaz, básico y prioritario que nos enseña de la necesidad espiritual y moral que anhelamos para acercarnos a Cristo como Salvador y Redentor de nuestras vidas.

Arnulfo López Jr.
Teólogo y escritor
arnulfolopezjr@hotmail.com

About redaccion

Check Also

La casa de los impíos, Harold Paredes Olivo

Los impíos de la tierra serán asolados y todo el oro robado, lo que destruyeron, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *