Home / Palabras del Director / La tercera mejilla

La tercera mejilla

Cuando Jesús enseñó los principios que rigen su Reino eterno, resumidos en el Sermón del Monte, dijo una frase que se volvió célebre, pero que no podemos aplicar a todo caso. Se trata del mandato: «Pero yo digo: no resistas a la persona mala. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, ofrécele también la otra mejilla» (Mateo 5:39).
El tema viene debido al anuncio del pastor Cash Luna de demandar a la cadena internacional Univision «por difamación», ya que en meses pasados emitieron un programa informativo donde lo vinculaban con un conocido narcotraficante, cuestión que en su debido momento el pastor de Casa de Dios Guatemala desmintió, exigiendo la debida corrección por parte del citado canal, famoso ya por este tipo de escándalos. Ante la negativa de la cadena televisiva tomó la firme decisión de interponer la demanda.
Justamente cuando suceden estos tristes casos, es cuando muchos «eruditos» esgrimen la referida frase de Cristo, mostrando su desacuerdo con la decisión de Luna. Lo que nunca responden es a la cantidad de veces que las Sagradas Escrituras nos ordenan someternos a las leyes y autoridades terrenales, si en las naciones existen leyes a las que someterse, lo cual implica un deber ciudadano, también existen derechos ciudadanos que emanan de las mismas.
Cabe preguntarse, ¿hasta dónde debemos soportar las injusticias y atropellos? ¿Cuántas mejillas tiene una persona? ¿Estamos obligados a quedarnos en el mismo lugar para que nos sigan golpeando? ¿La misma ley que me obliga, no obliga también a mi agresor? ¿No es justo exigir justicia cuando somos acusados siendo inocentes? ¿Tienen acaso una patente de corso los propietarios de los poderosos medios de comunicación para decir lo que se les viene en gana sin que haya consecuencias? Harían bien los citados «eruditos» en respondernos estas interrogantes.
Los cristianos estamos sujetos a las leyes como cualquier ciudadano, por lo tanto, y ante la negativa de rectificación de una cadena televisiva, tenemos todo el derecho del mundo de ir a instancias legales, no tanto por el hecho de obtener la victoria, sino en honor a la verdad y la justicia. Cuando se es inocente y se recibe tan desigual e injusto ataque, es menester dar parte a las instancias correspondientes para sentar un precedente; porque la acción de Cash Luna no solo debe verse como un evento eminentemente personal, sino que dignifica al cuerpo de Cristo en general, pues mañana un medio de comunicación lo pensará cien veces antes de difamar a algún otro ministro o iglesia cristiana.
Cuando se nos golpea en una mejilla es de verdaderos hijos de Dios el no vengarse, pero cuando se hace de manera reiterada, no existe tercera mejilla que ofrecer. Una cosa es vengarse y otra muy diferente es no exigir justicia. Jesús también dijo que «si no perdonamos no seremos perdonados por nuestro Padre que está en los cielos» (estamos más que seguros que el pastor Luna perdonó la agresión pública, pero es menester sentar un precedente), cuando se exige rectificación porque no existen pruebas para seguir sosteniendo algo que a todas luces es mentira, se está exigiendo perdón, si Univision no rectifica es porque no conoce el valor del perdón; rectificar es decir: ¡perdona, nos equivocamos! Y eso nunca ha pasado por parte de esa cadena.
No existe una tercera mejilla, por favor no descontextualicemos las Sagradas Escrituras.
Apoyamos totalmente al pastor Cash Luna en esta decisión, nos ponemos en su posición y entendemos que lo hace por amor a la Iglesia universal, es hora de que se respete a los ministros y ministerios del cuerpo de Cristo; como bien lo dice la Biblia: «De manera que, si uno de los miembros padece, todos los miembros se conduelen, y si uno de los miembros recibe honores, todos los miembros se regocijan con él» (1ª Corintios 12:26). Así como nos dolió la acusación contra él, nada nos regocijaría más que Univisión rectifique y sea honrado el ministerio cristiano en la persona de Luna.

Georges Doumat B

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 ¿VAMOS BIEN? Cada vez que se le preguntaba al presidente de la AN ‘¿cómo vamos?’, sin parpadear respondía: ‘¡vamos bien!’, una frase que de por sí da un sentido de seguridad y positivismo, pero cuando pasan los días y la configuración nacional va en franco deterioro y el nivel de vida sigue en picada ante la indecisión política de gobierno y oposición, llega el hastío, el cansancio y la desesperanza entre el pueblo. Una nación jamás podrá ir bien si camina de espaldas a Dios, sin un arrepentimiento que traiga perdón y restauración del Señor. Lo sensato es que ante la pregunta planteada los actores respondan con la verdad. Si no cambiamos de actitud hacia Dios vamos al colapso…
2 EE.UU: JUEZ NIEGA ADOPCIÓN A PAREJAS GAIS. Mitchell Nance, juez de la Corte de Familia de Kentucky, emitió un pronunciamiento, alegando que, permitir que un “homosexual practicante” adopte, “bajo ninguna circunstancia” sería promover el mayor bienestar del niño, publicó el Washington Post. “No existe el derecho a adoptar, existe el derecho a ser adoptado, el niño tiene el derecho superior de recuperar lo que ha perdido en lo natural: un padre y una madre”. “El niño no es un producto para satisfacer un anhelo emocional, ideológico o político; el niño es el fin supremo de la sociedad y del Estado”. ¡Más claro imposible!
3 LO DIJO Thomas Mann: “La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad”.
Y la Biblia DICE: “No participen de las acciones malas de los que viven en oscuridad, las cuales no traen ningún provecho. Más bien, háganles ver sus pecados. Es vergonzoso aun hablar de muchas de las cosas que ellos hacen a escondidas. Pero cuando la luz brilla, pone todas las cosas al descubierto” (Efesios 5:11-14. NBV).

About Verdad y Vida

Check Also

Vigésimo séptimo año en victoria…

Un año más, parece que fue ayer cuando celebrábamos nuestro 26 aniversario, hoy, 15 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *