sábado , octubre 20 2018
Home / Palabras del Director / La “teofobia” de los homosexuales

La “teofobia” de los homosexuales

@GeorgesDoumat

Etimológicamente, “teofobia” viene del griego ‘théos’ (Dios) y ‘fóbos’ (miedo); es el miedo irracional y enfermizo a Dios o a la religión. Lo más resaltante es que la definición hace referencia a «un persistente, anormal e injustificado miedo a Dios». Cuando el miedo o temor a Dios tiene una aplicación saludable, significa que la persona reverencia, honra y obedece al Señor; mientras que cuando este miedo se vuelve anormal y enfermizo, se habla ya de «teofobia».

Fobias.net señala que quienes sufren de teofobia «viven en un constante estado mental de ansiedad y disturbio. Hay en ellos una constante preocupación, en cada pensamiento y acción que realizan, que Dios de algún modo intervendrá y los juzgará adversamente».
Este tipo de fobia no la padecen los ateos, pues ellos sencillamente escogieron negar la existencia de Dios. Sin embargo, es una conducta cada día más observada entre gran parte de los homosexuales a quienes Dios y sus Sagradas Escrituras les molestan y estorban, llegando al límite de reaccionar soez y violenta cuando se les confronta bíblicamente su manera de vivir, ver la sexualidad y la familia.
Obvio que no nos referimos al fundamentalismo islámico, que condena a muerte y ejecuta la condena de una vez, sino al Señor Jesucristo que ama al pecador -sea este homosexual, bisexual o transgénero, entre muchos otros pecados-, pero abomina y condena el pecado que practican. El Dios verdadero, que nos dejó sus principios y mandamientos en la Biblia, es uno que ama, perdona, sana, restaura y salva a quien viene a Él de manera arrepentida y con deseos de cambiar.
Pero este no es el caso de los teófobos. En especial los de la comunidad GLTB quienes mayoritariamente se lanzan desenfrenadamente contra todo aquel que intente contravenir su manera de vivir; unos rechazando cualquier argumento divino, hasta de manera agresiva, mientras que los otros buscan un pasaje bíblico para tratar de justificar lo injustificable. Ambos, en general, «chocan» con sus miedos e inseguridad y actúan a la defensiva de lo que según ellos «es su derecho a vivir como quieran».
Es verdad que Dios respeta el libre albedrío de cada quién, pero a final de cuenta todos compareceremos ante Él para ser juzgados; y esa es la parte más dura que exacerba el ánimo de los homosexuales, esa es la que activa su instinto primigenio, que en vez de canalizarlo hacia una seria reflexión de los principios divinos que están violando, los lleva al otro extremo, al de la teofobia.
Los teófobos, por lo general, esconden sus miedos tras diversos argumentos, entre los que destacan: —Todos los demás son también pecadores. —No respetan mis derechos. —La Biblia dice tal o cual cosa. —Yo no soy el único en este mundo. —Que la Biblia y Dios me dejen tranquilo; entre muchos otros. Es cierto que cada quien es libre de escoger la conducta con la que desee vivir, pero la responsabilidad ante Dios es personal también, será Él quien juzgará… pero ¿por qué vivir en terquedad y desobediencia y pasar la eternidad en condenación por ello, si Dios nos ama tanto y envió a Jesús su Hijo a morir por nuestros pecados y para nuestro perdón precisamente para que no seamos teófobos?
¡Qué cosa que los gobiernos dicen y hacen poco o nada en favor de los cristianos perseguidos, acosados, difamados y violentados, siendo estos víctimas de teofobia/cristofobia por parte de los homosexuales y de otros colectivos en general! Los Estados defienden el «derecho» de los teófobos y medran el de los cristianos y de la familia tal y como Dios la creó y estableció en el mundo; a final de cuentas prevalecerán quienes aman, honran y obedecen a Dios (le temen saludablemente), no así de quienes mantienen una mente enfermiza, con miedo, ansiedad y disturbio. La Ciencia y la Biblia coinciden en ello.

[quote]

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1¿Cuánto dinero mueve el tráfico de armas? Después del comercio de drogas, es el segundo negocio prohibido más lucrativo del mundo. Las armas van desde pistolas hasta las de destrucción masiva y los principales compradores/vendedores son los cárteles de la droga, grupos paramilitares y guerrilleros, insurgentes, pandilleros, mercenarios, piratas o gobiernos dictatoriales. Según la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, el comercio ilegal de armas mueve entre 170 y 320 millones de dólares cada año en el mundo (MuyInteresante.es). ¿Cuántas personas hambrientas no serían alimentadas en el mundo con todo ese dinero?
2DOCUMENTO CERTIFICA QUE BOLÍVAR TUVO UN HIJO. El libertador, de quien no se conoce oficialmente descendencia, habría tenido un hijo en Bolivia con una ciudadana española establecida en la ciudad de Potosí, según documentos que datan del siglo XIX divulgados en una investigación. Se trata de una partida matrimonial del 5 de octubre de 1895, donde Bolívar es mencionado, con nombre y apellido, como padre del novio. A Simón Bolívar se le atribuyen 41 amantes conocidas y 29 hijos, aproximadamente, de todas esas versiones las más reconocidas son de unos cinco hijos, pero este sería el primer caso documentado (panorama.com.ve). A diferencia de los políticos de hoy, Bolívar no le habría dejado ni un centavo a su prole porque todo lo invirtió en la gesta libertaria.
3LO DIJO Martin Luther King: «Nada en este mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez sistemática».
Y la Biblia DICE: “¿Hasta cuándo, ignorantes, seguirán amando la torpeza? ¿Hasta cuándo los burlones seguirán felices de hacer tonterías (estupideces)? ¿Hasta cuándo los brutos seguirán odiando el saber?” (Proverbios 1:22. PDT).

[/quote]

About Verdad y Vida

Check Also

La otra cara del aborto

Desde que el pecado entró en el mundo por causa de la desobediencia de Adán …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *