Home / Palabras del Director / La Reforma sacó a la Iglesia de la religión

La Reforma sacó a la Iglesia de la religión

Desde que en el siglo cuarto Constantino asumió el cristianismo como «religión oficial» del casi fenecido imperio romano, lo que implicó la paganización del evangelio y el nacimiento de la súper estructura religiosa que poco tiempo después se conoció como la iglesia Católica Romana; devino con los años en una sangrienta persecución a la Iglesia de Cristo (aquellos cristianos que se rehusaron a sincretizar el evangelio con el paganismo idolátrico de Roma).

Por siglos esta persecución arreció hasta casi hacer desaparecer -aparentemente- a la verdadera Iglesia del Señor, la que jamás dobló rodillas ante los ídolos y la descompuesta «iglesia» imperial que estableció su trono dentro de la capital de Italia, en una mini ciudad llamada El Vaticano, desde donde el supuesto sucesor del apóstol Pedro despacha sus más políticas que religiosas decisiones.
Escribir acerca de todos los desmanes que la religión romana cometió a lo largo de la historia, desde el siglo IV hasta 1517 cuando se consuma la Reforma Protestante, harían falta muchos tomos, pero en aras de la verdad histórica y cristiana debemos salirle al paso a una corriente que cree que la Iglesia de Cristo salió del catolicismo, cuando en realidad el catolicismo salió de la verdadera Iglesia falsificándola, persiguiéndola e intentando destruirla.
En estos días que recordamos los 499 años del valiente gesto de Martín Lutero -a quien el Espíritu Santo se le reveló y trajo primeramente a su reino y luego usó para dejar al descubierto años de latrocinio, terror, politiquería y herejías disfrazadas de cristianismo-, comenzando así una masiva conversión de personas a Cristo a través del nuevo nacimiento y comenzar así el éxodo católico hacia el evangelio.
Por lo anteriormente dicho, nos parece inaceptable que algunos medios de comunicación de confesión cristiana bíblica titulen notas de la siguiente manera: «La Reforma que trastocó la Iglesia y el mundo hace 499 años». Reconocer que Roma es «Iglesia» (con ‘I’ mayúscula) es aceptar que el cristianismo verdadero salió del catolicismo y no al contrario. Reiteramos, la religión romana se alejó de la Iglesia desde sus propios inicios en el siglo IV, y de manera paralela la Iglesia de Jesucristo prosiguió su avance a pesar de la cruenta persecución que Roma le imprimió a este avance para tratar de frenar lo imparable: que cada día más católicos abren los ojos y se convierten a Cristo.
Soy de los convencidos que a lo que llaman «Reforma» Protestante no fue tal cosa, sino el despertar de un pueblo engañado por su liderazgo religioso y al leer la Biblia en sus propios idiomas el Espíritu Santo abrió sus ojos a la verdad y comenzaron a convertirse masivamente a Jesucristo. No es un cambio de religión, lo que ha venido aconteciendo desde hace 499 años a la fecha, es un cambio de los dogmas y ritos antibíblicos a la verdad del evangelio, trayendo consigo la restauración de la relación con Dios a través solo del sacrificio salvífico de Jesús; eso hace imposible la permanencia del nuevo nacido en esa estructura religiosa. Es cambiar religión por relación. Dios nunca reforma, «Él hace nuevas todas las cosas» (2ª Corintios 5:16-17). Si al caso vamos, entonces la Reforma no ha terminado, porque cada día más católicos salen de esa religión y vienen a una verdadera relación con Dios.
Desde hace 1.900 años el Señor le ordenó a su pueblo, los que en Cristo son Iglesia, acerca de la religión sincrética y la ciudad donde está asentada, lo siguiente: «Oí entonces otra voz del cielo, que decía: “Ustedes, los de mi pueblo, salgan de esa ciudad para que no participen de sus pecados ni reciban parte de sus plagas; pues son tantos sus pecados que llegan hasta el cielo, y Dios ha tomado en cuenta sus injusticias”» (Apocalipsis 18:4-5). «Muchos serán limpiados, emblanquecidos y purificados, pero los impíos procederán con impiedad, y ninguno de ellos entenderá esto, pero los entendidos si lo comprenderán» (Daniel 12:10); estos entendidos son los que salen de la religión y vienen genuinamente a Jesucristo…

[quote]

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1PAPA FRANCISCO ORA CON LUTERANOS EN ANIVERSARIO DE REFORMA. Francisco oró con los jerarcas de la Federación Luterana mundial en presencia del rey de Suecia Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia, y pidió a católicos y luteranos ir más allá de los “errores” del pasado para forjar una mayor unidad, inclusive la participación común en la Eucaristía, informa The Associated Press. Esta Federación fue la que se dividió por aceptar las uniones gay aún entre sus ministros; es decir, está descalificada entre el liderazgo cristiano mundial. Lo otro, a lo que Francisco llama “errores”, fueron graves crímenes de la Inquisición católica contra inocentes cristianos que dejaron el catolicismo por seguir únicamente a Cristo, tal y como lo manda la Biblia. ¡Usted dirá!
2ONU ASIGNA UN ‘DEFENSOR GLOBAL’ PARA LA COMUNIDAD HOMOSEXUAL. Las Naciones Unidas ha nombrado a un relator especial para investigar los casos de violencia cometidos contra el porcentaje de la población LGBT. La decisión final de esta declaración será votada por la Asamblea General a finales de noviembre. Es bueno salvaguardar la integridad de cualquier ser humano, pero nos preguntamos: ¿por qué no han hecho lo propio con los cristianos perseguidos y asesinados por su fe? Estos viven santamente su fe, mientras que los otros en una abierta conducta depravada y contra natura, ¿será por eso que para la ONU valen más que los creyentes?
3LO DIJO César Vidal: «Jesús no llamó a la gente a quedarse tranquila donde estaban».
Y la Biblia DICE: “Nosotros somos hechura suya; hemos sido creados en Cristo Jesús para realizar buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que vivamos de acuerdo con ellas” (Efesios 2:10. RVC).

[/quote]

About redaccion

Check Also

Qué dice la Biblia acerca de las beatificaciones

Venerar o rendir culto a cualquier criatura y atribuirle poderes para sanar es idolatría, invocación …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *