Home / Opinion / La realidad vs. la verdad, Miguel Ángel León R.

La realidad vs. la verdad, Miguel Ángel León R.

La verdad de Dios siempre estará por encima de la realidad circunstancial y temporal de los hombres, cualquiera que esta sea

/ Freepik

Hay una batalla en la mente de las personas entre la realidad y la verdad, tú decides cuál de las dos prevalecerá en tu vida.
La Iglesia Cristiana debe decidir con cuál de las dos va a operar para cumplir la voluntad de Dios sobre la tierra. Siendo la luz del mundo y la sal de la tierra. Por ejemplo:
“Una reunión virtual es una realidad, pero no es la verdad de la iglesia”.
“La realidad es que hay un virus que mata, pero la verdad es que hay un Dios que sana”.
“En la realidad hay una crisis mundial, pero la verdad es que hay un Dios que prospera a sus hijos”.
“En la realidad hay un mundo en caos y anarquía, con una descomposición social sin precedentes en la historia de la humanidad, pero la verdad es que hay un Dios que se levanta con una autoridad superior en los cielos, la tierra y debajo de la tierra, para traer su reino sobre la tierra”.
Si el mundo me presenta una realidad, mi verdad tiene un nombre: “Jesucristo”.
La verdad de Dios siempre estará por encima de la realidad circunstancial y temporal de los hombres, cualquiera que esta sea.
Tú debes decidir con cuál te vas a quedar; con la realidad o con la verdad.
Existe un mundo virtual y un mundo espiritual yo no niego la realidad, pero esta jamás será mi verdad.
Yo veo con mucha preocupación a una iglesia que perdió su radicalidad con la verdad de antaño, que a pesar de tener más “revelación” hoy, se amolda con mayor facilidad a las reglas de la realidad impuesta por los faraones de este mundo.
Es hora de despertar, no es la realidad de las circunstancias de la vida la que debe determinar cómo vives, sino la verdad con la que Dios nos hizo libre de la realidad de los hombres.
Tu y yo somos hijos de Dios y ciudadanos de su reino aquí en la tierra, nuestro trabajo fundamental es manifestar ese reino aquí y ahora, para transformar la realidad de los hombres con la verdad de Dios.
Recobremos el coraje y la valentía de los apóstoles del primer siglo, cuando le dijeron a las autoridades religiosas del templo de aquella época, “no es lícito obedecer a los hombres antes que a Dios”.
A la hora de elegir a quién obedecer entre la realidad de los hombres y la verdad de Dios no puede haber medias tintas, debemos creer y obedecer la verdad de Dios, ante todo, de otra forma; solo seremos una religión más entre muchas otras, pisoteada por los faraones de este mundo, tal y como está ocurriendo hoy, pero no el cuerpo de Cristo, del Rey de reyes y el Señor de los señores.
Tú lo decides; yo ya decidí.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

Beneficios de la honestidad, Arnold Enns

honestidad es la calidad de ser sincero. El ser honesto no es algo que nace …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *