Home / Palabras del Director / La ONU y la Cruz Roja: “Sí hay crisis humanitaria”

La ONU y la Cruz Roja: “Sí hay crisis humanitaria”

Es falso que ‘repetir una mentira miles de veces la convierte en verdad’. La mentira es su propio verdugo, no solo tiene las patas cortas, sino que jamás podrá tapar la verdad con un dedo. Es así como ha quedado demostrado que sí hay crisis humanitaria en Venezuela, pues además de la realidad nacional, lo corroboran la inmensa mayoría de los organismos internacionales a los que pertenece nuestro país, entre ellos la OEA y la ONU; pero es la Cruz Roja la que acaba de darle la estocada final a la gran mentira que sostenían con tozudez y soberbia.
¡Sí hay crisis humanitaria en Venezuela!, y muy grave, por cierto. Si existe una institución seria que lo corrobore es la Iglesia de Jesucristo y somos los pastores de ella quienes trabajamos a diario con la gente y sus necesidades no solo espirituales, sino físicas también. Es la Iglesia la que a diario tiene que lidiar con las necesidades de la gente en el cumplimiento de su misión sanadora y restauradora; el liderazgo cristiano venezolano tiene años denunciando lo que hoy es indesmentible e inocultable.
El último bastión que le quedaba a la mentira y los mentirosos, el organismo diplomático mundial que dice más de lo que hace, la Organización de las Naciones Unidas, reconoció, ¡POR FIN!, que «mucho más del 25 % de la población venezolana necesita ayuda humanitaria». Se dio cuenta la ONU que las «personas más vulnerables son las que padecen enfermedades crónicas, las mujeres embarazadas y lactantes, los niños menores de cinco años, los indígenas, los migrantes y las personas con alguna discapacidad».
Se enteró la ONU que «la contracción económica severa y la hiperinflación venezolana» ha acelerado la desnutrición de gran parte de la población, siendo más grave en los niños y personas de la tercera edad. Descubrió también que «2,8 millones de personas necesitan asistencia médica; de ellos 1,1 millones son menores de cinco años», ya que «el sistema de salud venezolano está afectado por la escasez de personal, la falta de suministros médicos, equipos y electricidad. La ausencia de medicamentos ha aumentado el riesgo de morbilidad y mortalidad por diabetes, hipertensión, cáncer y VIH/Sida. Otras enfermedades prevenibles y erradicadas hace varios años reaparecieron, como malaria, sarampión, difteria y tuberculosis».
Pero quien aceleró el tortuguezco andar de la ONU fue el propio Estado, que luego de atacar, mentir y desmentir por años a diversos organismos internacionales vinculados a los derechos humanos, le terminó dando entrada al primer cargamento humanitario de la Cruz Roja, que constó de «24 toneladas entre medicamentos, kits, 14 plantas eléctricas, bidones para almacenamiento de agua y material para los voluntarios», transportados en 30 camiones.
¿Hay o no crisis humanitaria en Venezuela? La ONU y la Cruz Roja dicen que sí. Las otras preguntas son: ¿Por qué no dejan entrar la ayuda que está en Curazao, Cúcuta y Brasil? ¿Es que acaso los intereses ideológicos y políticos pesan más que la grave situación que padecemos los venezolanos? ¿No pidió la Cruz Roja que no politizaran la situación humanitaria? ¿No demanda Dios que seamos «justos y equitativos» con lo que Él nos confía para que lo administremos, más cuando se trata de los bienes de una nación?
Dice el Señor Jesús: «No hay nada escondido que no se vaya a conocer, ni nada hay oculto que un día no haya de saberse. El que tenga oídos, oiga» (Marcos 4:22-23. NBV). ¿Tendrán oídos para oír al Señor los gobernantes y políticos venezolanos? Jamás debemos olvidar «que cada uno de nosotros tendrá que rendir cuentas a Dios de sí mismo» (Romanos 14:12). «Porque al que se le da mucho, también se le exigirá mucho; y al que se le confía mucho, se le pedirá más todavía» (Lucas 12:48b). Señores: «¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!» (Hebreos 10:13).
¡Seguiremos orando!, Dios sí nos está oyendo… y respondiendo. ¡Él es fiel y para siempre es su misericordia!

Georges Doumat B.

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 ISRAEL OCTAVO PAÍS MÁS PODEROSO DEL MUNDO. Esta calificación proviene de la revista US News and World Report, que difundió su ranking anual para el año 2019. La lista la encabeza EE.UU., le siguen Rusia, China, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Japón. Israel recibió una alta puntuación debido a su poderoso ejército, su gran influencia política y sus alianzas internacionales; pero ¿cómo un país tan pequeño y que viene de tantos conflictos, asedios y guerras puede ser en tan poco tiempo tan poderoso?, la respuesta está en el Dios de Israel, es el Señor su escudo y castillo fuerte, el Altísimo lo promete en la Biblia que su pueblo sería una potencia mundial en los tiempos del fin.
2 ANA MARÍA POLO: “LA IGLESIA DESAPARECERÁ, NO EXISTE DIOS”. La conocida jueza Ana María Polo, cuyo programa de televisión es visto en todo el mundo, se burló de Dios públicamente en televisión, blasfemia que ha ofendido a millares de cristianos en todo el mundo. En su ignorancia sobre las Sagradas Escrituras, la Dra. Polo aseguró de manera desafiante y casi insolente que Dios no existe. Y agregó que en su “corte Dios no existe” y que solo ella es la “autoridad”. Polo se anota en la larga lista de insensatos que quieren tapar la verdad con un dedo. Salmo 14:1, “Dice el necio en su corazón: No hay Dios”.
3 LO DIJO Denzel Washington: “Algunas personas nunca te querrán porque tu espíritu irrita sus demonios”.
Y la Biblia DICE: Jesús declara: “Si el mundo los aborrece, sepan que a mí me ha aborrecido antes que a ustedes. Si ustedes fueran del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero el mundo los aborrece porque ustedes no son del mundo, aun cuando yo los elegí del mundo… Pero todo esto les harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado” (Juan 15:18-21. RVC).

About Verdad y Vida

Check Also

Cuando Dios alunizó con los astronautas

La luna fue creada por Él, pero jamás hombre alguno la había pisado. Creó todo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *