Home / Internacionales / La mitad de los pastores ven un impacto económico negativo para la iglesia en EE.UU.

La mitad de los pastores ven un impacto económico negativo para la iglesia en EE.UU.

48 por ciento dicen que la economía actual está impactando negativamente a su iglesia, incluido el 5 por ciento que dice que el impacto es muy negativo

(BP – Verdad y Vida).-

Después de algunos años de optimismo económico, los pastores dicen que la economía del 2020 está perjudicando a su congregación.
Según una nueva encuesta de LifeWay Research con sede en Nashville, casi la mitad de los pastores protestantes de EE.UU. (48 por ciento) dicen que la economía actual está impactando negativamente a su iglesia, incluido el 5 por ciento que dice que el impacto es muy negativo.
Alrededor de 1 de cada 6 (15 por ciento) cree que la economía ha tenido un efecto positivo, incluido el 4 por ciento que dice que está teniendo un impacto muy positivo. Más de un tercio de los pastores (35 por ciento) dicen que no ha habido impacto alguno.
Incluso cuando hubo un salto de 12 puntos del 2018 al 2019 (de 14 por ciento a 26 por ciento), las percepciones de impacto negativo habían tenido una tendencia a la baja desde el 2010 cuando el 80 por ciento de los pastores protestantes dijeron que la economía estaba dañando a su iglesia.
Las cifras negativas del 2020 son las más altas desde enero del 2016, cuando el 51 por ciento de los pastores dijeron que la economía estaba perjudicando a su iglesia.
“La recuperación de la última recesión fue lenta para muchas iglesias”, dijo Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research. “Incluso en una buena economía, puede ser fácil concentrarse en factores externos que están dañando las finanzas de su iglesia. Claramente, muchos pastores están viendo que la recesión en el 2020 afectará a su iglesia”.

NIVELES DE LAS DONACIONES

La mayoría de los pastores protestantes dicen que las donaciones han sido iguales o inferiores a los niveles del 2019, así como por debajo o justo al nivel de su presupuesto para este año. Alrededor de un tercio informaron que hubo niveles más bajos que el año pasado y más bajos que su presupuesto actual.
Para casi la mitad de las iglesias (45 por ciento), las donaciones en el 2020 han alcanzado casi el nivel presupuestado. Un tercio (33 por ciento) dice que es más bajo de lo presupuestado, mientras que el 21 por ciento dice que las donaciones han sido más altas.
En comparación con el 2019, el 35 por ciento dice que las donaciones han disminuido este año, el 32 por ciento dice que el nivel es el mismo y el 29 por ciento dice que está por encima de los niveles del año pasado.
Estos porcentajes aceleran una tendencia a la baja de las donaciones que comenzó el año pasado.
En el 2018, LifeWay Research encontró que el 42 por ciento de los pastores dijeron que sus ofrendas aumentaron, el 37 por ciento dijo que las ofrendas fueron las mismas y el 15 por ciento dijo que estaban por debajo del nivel del 2017.
Esas cifras empeoraron levemente en el 2019 cuando LifeWay Research encontró que el 37 por ciento dijo que las donaciones aumentaron, el 37 por ciento dijo que eran iguales y el 21 por ciento dijo que estaban por debajo de los niveles del 2018.
“El 2018 parece tan bueno como pudo ser en cuanto al impacto económico positivo para las iglesias”, dijo McConnell. “La gente se acostumbró rápidamente a un mejor salario para llevar a casa a partir de los cambios en los impuestos y veían salarios estables, lo que significa que en el 2019 fue más difícil para los feligreses mantener las donaciones del 2018. Ahora, en el 2020, una recesión provocada por la pandemia de la COVID-19 ha atrasado a un tercio de las iglesias en su nivel de donaciones del 2019”.
Cuando se les preguntó sobre el cambio porcentual específico del 2019 al 2020, el 8 por ciento de los pastores protestantes dijeron que sus donaciones se redujeron en un 25 por ciento o más, el 18 por ciento dijo que cayó entre el 10 y el 24 por ciento y el 7 por ciento dijo que sufrió una pequeña caída de entre 1-9 por ciento.
Entre aquellos que dicen que sus donaciones aumentaron en el 2020, la mayoría dice que subió un poco. Aproximadamente 1 de cada 8 pastores (12 por ciento) dice que las ofrendas vieron un aumento de menos del 10 por ciento, mientras que el 13 por ciento dice que las ofrendas aumentaron entre 10 y 24 por ciento. Pocos (3 por ciento) dicen que las donaciones en su iglesia aumentaron en un 25 por ciento o más este año.

ALGUNOS SINTIERON EL IMPACTO NEGATIVO CON MÁS FUERZA

A algunas iglesias les está yendo peor que a otras en el 2020. Es más probable que las congregaciones lideradas por minorías raciales, las denominaciones históricas y las congregaciones más pequeñas digan que han sido más golpeadas por el declive en la economía.
Los pastores afroamericanos son los más propensos a decir que la economía está teniendo un impacto muy negativo en su iglesia (20 por ciento).
Los pastores afroamericanos también son más propensos a decir que sus ofrendas son más bajas de lo presupuestado (48 por ciento) y por debajo de los niveles del 2019 (50 por ciento) que los pastores blancos, entre los cuales el 31 por ciento informa que las ofrendas están por debajo del presupuesto y el 34 por ciento que dice que las ofrendas son inferiores al año pasado.
Los pastores evangélicos son más propensos que sus colegas en las denominaciones históricas a decir que las donaciones en el 2020 son más altas de lo presupuestado (del 23 por ciento al 14 por ciento). De manera similar, los pastores evangélicos son más propensos que los pastores en las denominaciones históricas a decir que las ofrendas están por encima de las ofrendas del 2019 (del 32 por ciento a 19 por ciento).
Los pastores de iglesias con una asistencia de 250 o más a los servicios de adoración tienen más probabilidades que los pastores de iglesias con menos de 50 personas de decir que sus ofrendas han aumentado desde el 2019 (32 por ciento a 23 por ciento)
“El impacto económico de la COVID-19 ha sido muy desigual, y eso incluye a las iglesias”, dijo McConnell. “Los tipos de iglesias que tienen más probabilidades de tener problemas económicos también son los que tienen más probabilidades de no haberse reunido en persona en septiembre. La excepción son las iglesias más grandes, pero era más probable que tuvieran menos del 30 por ciento de su asistencia en persona antes de la COVID”.
Para obtener más información, descargue el informe completo o visite LifeWayResearch.com.

About Verdad y Vida

Check Also

Podcast de la Biblia en un año ocupa el primer lugar en las listas de podcasts de Apple

El podcast consiste en que Fray Schmitz lee las Escrituras y luego proporciona sus propias …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *