Home / Testimonios / La iglesia de Mafraq ayuda sin condiciones

La iglesia de Mafraq ayuda sin condiciones

(Protestante Digital/ VyV – MAFRAQ).-

Mafraq (que significa «cruce de caminos») es una ciudad a unos 80 kilómetros de Amán y es la población más cercana al campo de Al Zaatari, en Jordania. Su población se ha triplicado desde que empezó el conflicto bélico en su país vecino. Hasta el 2012 vivían allí unos 60 mil habitantes en su mayoría jordanos, ahora hay más de 100 mil sirios registrados que viven en la misma ciudad.
De acuerdo a una reportera, gran parte de las familias sirias cuando dejan el campo de refugiados se van a vivir a Mafraq y muchas sufren, pues es difícil encontrar un lugar para vivir que puedan financiarse. Algunas familias con pocos recursos continúan contando con una ayuda del Banco Mundial de Alimentos pero aun así, los alquileres son elevados y los precios también suben.
Una de las familias que forma parte del ‘programa de acogida’ que organiza la iglesia de Mafraq es la de Amani. Esta refugiada dice: «Doy gracias a Dios por la vida en Jordania pero cada día soñamos con volver a Siria».
La sociedad jordana se ha mostrado generosa con sus vecinos, sin embargo la presencia de medio millón de sirios en un país de poco más de cinco millones, se empieza a notar y en algunos casos está generando tensiones.
El director general del Centro de Estudios Políticos de Amán, Oraib Al-Rantawi expresó que deben adaptarse a «la presencia de todos estos refugiados y esto es un reto para los jordanos ya que es un país pequeño y los recursos son escasos». Señala también, por ejemplo, que ahora los niños jordanos solamente pueden ir a clases en la mañana ya que en la tarde es el turno de los niños sirios. La sociedad jordana teme que si el conflicto continúa, los que han venido se queden.

Puertas abiertas para refugiados sirios
Desde que llegó la primera ola de refugiados en 2012, la iglesia cristiana de Mafraq abrió sus puertas a las familias sirias que viven en la zona. Recientemente, los voluntarios y miembros de la iglesia que colaboran en este proyecto, han ayudado a unas 900 familias facilitándole recursos básicos y ofreciéndoles también apoyo a nivel personal y espiritual, ya que muchos de ellos han pasado por circunstancias muy duras. Las puertas de esta misión están abiertas a todo el mundo, la mayoría de ellos de religión musulmana que proceden de la región sur de Siria.
Nour Sahawneh, pastor de esta iglesia Mission Alliance Church, comenta que «la iglesia tiene el deber de acercarse a la gente necesitada y ofrecerle amor y amistad». Al mismo tiempo señala que la guerra civil en Siria está afectando también a los jordanos debido al incremento del precio de la renta, a la demanda por los mismos recursos sociales y al recorte de subsidios en recursos básicos como el pan.
Por este motivo, su misión quiere «llamar la atención de las personas dispuestas a dar donativos a los ciudadanos jordanos más necesitados que se están viendo afectados por esta crisis en el país vecino».
Nour señala que la comunidad de refugiados tiene muchas necesidades por eso, desde la iglesia local, se han propuesto crear un proyecto integral que además de dar respuesta a sus necesidades primarias, le ofrezca también herramientas para el desarrollo económico y social.
Este año la iglesia-misión ha improvisado una escuela, donde cada día aproximadamente 40 niños van a clase. Esto se debe a que por diversos motivos no han podido ser escolarizados en los colegios públicos de Jordania.
Uno de los proyectos que quieren poner en marcha a corto plazo, son clases de alfabetización para mujeres, ya que la mayoría (un 80%) no sabe leer ni escribir correctamente. Muchas de ellas se casan a los 14 o 16 años, por lo tanto su nivel educativo es muy bajo y esto a su vez contribuye también a un menor rendimiento escolar por parte de sus hijos.
Nour subraya que la misión principal consiste en «sentarte con ellos, escucharles y mostrarles respeto y amor». Muchos de ellos han sufrido mucho porque han perdido todo, incluso la confianza en los demás, ya que han sido traicionados e ignorados por su propio gobierno y por gente de su propia raza y religión.
La iglesia cristiana en Mafraq tiene la doble misión de suplir las necesidades básicas de los refugiados y darles atención emocional y espiritual. Entre las labores que esta iglesia está haciendo, se encuentra: Servicio de atención a los refugiados tres veces por semana (registro, solicitud de asistencia, etc); el ‘programa de acogida’ que registra a 900 familias; una escuela para 30 a 40 niños que asisten a diario; un proyecto para construir 2 escuelas más y así incluir a las mujeres para alfabetizarlas.
También cuentan con 20 voluntarios internacionales a tiempo completo y con la colaboración de otras organizaciones como: Dorcas, Christian Mercy, Sociedad Bíblica de Jordania, Samaritan Purse y Mercy Corps.

Testimonio de fe
Así como esta iglesia en Mafraq, muchísimas otras iglesias dan la bienvenida a hermanos que han debido abandonar su país por causa de la persecución en la que se han visto envueltos por predicar el evangelio de Cristo y por mantenerse firmes en su fe.
Es lamentable ver cómo estos hermanos en la fe son perseguidos, torturados, maltratados, violentados, masacrados y asesinados por ser considerados minoría en sus países. En algunas naciones, este ataque es simplemente por capricho de grupos rebeldes, en otros países está prohibido por ley confesar cualquier otra fe que no sea la que las autoridades consideren como oficial, y, en otros simplemente ni siquiera consideran que Dios, el Todopoderoso, el Supremo, Sublime, Soberano, Creador de cielo y tierra, existe y reina por los siglos de los siglos.
Pero los hijos de Dios, especialmente aquellos que viven en estos países hostiles para la fe en Jesús, no dudan ni un segundo en predicar el evangelio y dar a conocer la verdad. Ellos no se sienten avergonzados de su nueva identidad, su nueva vida y de decir que, a pesar de todas las pruebas y contratiempos, Jesús es «el camino, la verdad y la vida».
A través de la Biblia, Jesús dejó claro lo que vivirían aquellos que en Él creen y confiesan que es el salvador: «Tengan ustedes en cuenta que los estoy enviando como a ovejas en medio de lobos; así que sean prudentes como serpientes y sencillos como palomas. Cuídense de la gente, porque los entregarán a los tribunales, y los azotarán en las sinagogas;  y por causa de mí, incluso los harán comparecer ante gobernadores y reyes, para que den testimonio ante ellos y ante las naciones.  Pero cuando ustedes sean entregados, no se preocupen por lo que han de decir, ni por cómo habrán de decirlo, porque en ese momento se les dará lo que tienen que decir.  Porque no serán ustedes los que hablen, sino que el Espíritu de su Padre hablará por ustedes.  El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo. Los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir.  Por causa de mi nombre todo el mundo los odiará, pero el que resista hasta el fin será salvado.  Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra; porque de cierto les digo que no terminarán de recorrer todas las ciudades de Israel (o del mundo), antes que venga el Hijo del Hombre» (Mateo 10:16-23, RVC, énfasis añadido).
Ahora sólo vemos algunos países perseguidos: Corea del Norte, Siria, Irán, Eritrea, Kenia, Pakistán, Afganistán, entre otros; pero a medida que se acercan los tiempos del fin, serán todas las naciones las que sean víctimas de los desastres naturales, maltratos y azotes del enemigo de Dios, no esperes a que sea muy tarde, busca la salvación que sólo JESUCRISTO te puede dar.

Campamentos para Sirios en Jordania está abarrotados de refugiados / EFE
Campamentos para Sirios en Jordania está abarrotados de refugiados / EFE

About redaccion

Check Also

Cómo llegué a conocer al verdadero Jesús a través del 11 de septiembre

Es gratificante ayudar a las personas hacia la restauración abordando las necesidades físicas, y es …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *