Home / Análisis / La Ética Cristiana Protestante para gobernar…

La Ética Cristiana Protestante para gobernar…

…Capitalismo, socialismo, el desarrollo y su contrario, la pobreza, la riqueza y el hombre visto desde la perspectiva bíblica

/ Freepik

En relación a la definición de los conceptos sobre lo que es el desarrollo, capitalismo, igualdad, pobreza, quién es o son los culpables, la riqueza, la ética cristiana protestante puesta en práctica en lo político, lo económico y lo social, solo deseo exponer mis argumentos con algunos ejemplos prácticos, descripciones y enseñanzas basadas en las Escrituras y otras literaturas.
Muchos organismos internacionales han establecido ciertos parámetros para definir los conceptos arriba mencionados y, por ende, clasificar quién es o no rico, país desarrollado o subdesarrollado, capitalista, etc. El problema fundamental no son los conceptos ni es el capitalismo, ni es socialismo, ni es la pobreza, ni la riqueza. En mi visión el núcleo de todos los males es “EL AMOR AL DINERO Y EL CORAZON DEL HOMBRE”.
Pregunto: ¿Usted como padre o madre quiere o desea que sus hijos pasen hambre, penurias, pasen trabajo, vivan con uno mano adelante y la otra atrás? ¡Claro que no!!! Solo unos padres desquiciados desearían tales cosas para sus hijos.
Pregunto: ¿DIOS permitió que fuéramos una simple suerte de evolución animal darwinista rebajándonos de esa manera en la escala zoológica y dejando nuestra suerte a la inclemencia de los tiempos, el big bang o cree usted que DIOS nos hizo con su inmenso poder y majestad semejantes a Él, a su propia imagen, varón y hembra nos creó con todo el cuidado que el ALFARERO pone al trabajar el barro con sus manos, luego con el “adecuado calor del fuego producido en sus hornos” dar el mejor fruto posible que somos usted, yo, y todos nosotros? Que nos echemos a perder después o nos estropeemos es otra cosa.
Pregunto: ¿Podrá DIOS crear o desear algo malo para sus criaturas o para SUS HIJOS? ¡Definitivamente no lo creo! ¿Quiso DIOS que todos fuéramos iguales y tuviéramos IGUALDAD? ¡Definitivamente NO! Si así fuera, le hubiera sido más fácil hacer un molde y producirnos en serie, se ahorraría trabajo y esfuerzo. La voluntad de DIOS es que todos fuéramos únicos, diferentes, pero complementarios, hasta los copos de nieve, que son millones de millones, ninguno es igual a otro, científicamente comprobado, también creados por el SEÑOR. Así como DIOS creó los dedos de nuestras manos, todos son diferentes, cada dedo tiene su importancia en relación con la utilidad de nuestras manos: por ejemplo, el dedo pulgar es el más valioso de todos desde el punto de vista médico y anatómico-forense, seguido del índice,  y ambos forman “la pinza de la mano”, lo que nos da el 80-90 % de su utilidad, al que le falte el dedo pulgar conoce mejor la importancia de este, pero para que toda la mano ejerza su función de agarre cabalmente también necesita a los otros tres dedos, incluido el menique, por supuesto, el más pequeño.
El capitalismo nacido a principios del siglo 16 y el socialismo en el siglo 19, son conceptos de unos sistemas económicos y social acuñados por el hombre relativamente reciente como lo pueden ver. ¿Son estos los culpables del hambre de la miseria y otros males? Para mí no lo son, INSISTO, SOMOS NOSOTROS los únicos culpables, el gobierno y la sociedad. Dependiendo lo que alberguemos en nuestras mentes y corazones, entendiendo al corazón como el nicho de las pasiones humanas, la cuna de los resentimientos y de los mejores sentimientos, ese binomio corazón-mente serán la fuente que proporcionará el agua dulce, salada, amarga o ácida que por nuestra boca ha de brotar y así “regar” a nuestro entorno, nuestra casa, a nuestros semejantes con el tipo de agua seleccionada por cada uno de nosotros.
Hace 4 mil años atrás ni tampoco 2 mil años atrás existían (que yo sepa) esos conceptos de sistemas económico-social, (ya comenté, son relativamente nuevos el capitalismo y el socialismo), pero desde siempre ha existido el intercambio comercial con especias, luego con materiales preciosos como el oro, la plata y otros materiales y piedras preciosas hasta llegar a lo monetario. Unas de las transacciones comerciales más importante registrada en la historia bíblica, LA BIBLIA es un libro no solo religioso también es histórico, hace unos 4 mil años fue entre dos hermanos donde Esaú (ganadero) no le dio la importancia transcendental de ser el primogénito y, por ende, tener el derecho de recibir la bendición de su padre Isaac y vendió su primogenitura por un plato de lentejas con todos los derechos a su hermano menor Jacob (agricultor) con las implicaciones que ese acto de NO darle la debida importancia por Esaú generó después.
¿Y cuál fue siempre el propósito del intercambio comercial de entonces?  GANAR.  AUMENTAR EL CAPITAL, tal como lo es hoy día.
Dios a cada una de sus criaturas hechas a SU IMAGEN (que no son los animales) nos dio capacidades, dones y talentos totalmente disímiles y en diferentes proporciones. Pregunto: ¿Es DIOS racista, tiene preferencias por unos más que por otros, le gusta más los agricultores que los industriales o viceversa? ¡Naaada de eso! DIOS conoce muy bien de antemano nuestras habilidades, capacidades, cargas y talentos, y nunca nos va a dar más ni menos de lo ÉL SABE podemos cargar, manejar o administrar. Lo demás quedará de nuestra parte, lo que hagamos con todo eso, mucho o poco. Pero SU finalidad principal es que nosotros seamos diligentes en trabajarlo y multiplicarlo. Pero también, como sus criaturas e hijos, nunca perder de vista que todo eso NO nos pertenece y que somos sus administradores, sus mayordomos y, por lo tanto, tener mucho cuidado de la manera cómo lo administremos, lo usemos, lo multipliquemos, seamos de bendición para otros porque en su momento, tendremos que darle cuenta de lo que se nos encomendó, de la manera cómo lo administramos o desperdiciamos lo ajeno.
Les comparto el siguiente ejemplo muy gráfico: En la parábola de los talentos del evangelio de Mateo 25:14-30 se nos habla de un hombre que, yéndose lejos, llamó a tres de sus siervos y les dio conforme a sus capacidades, a uno cinco talentos, a otro dos y a otro uno, el primero ganó cinco más, el segundo ganó dos más y el tercero cavó un hoyo en tierra y lo escondió… ¡La cantidad que deposita el Señor en manos de sus siervos es extraordinaria! Un talento de plata equivalía aproximadamente a unos 23,16 kg de plata, es decir, unos 6.000 denarios y cada denario correspondía aproximadamente al salario diario de un operario (Mateo 20:2); es decir, un talento equivalía aproximadamente al importe de dieciséis años de trabajo de un jornalero. ¡Caray, esto NO es poca cosa…! Pero si lo comparo con los otros dos pareciera que fue poco, pero no es así. Fue máaasssss que suficiente. Al que menos le dio el equivalente a 16 años de trabajo que jamás en su vida vería tanta riqueza junta, ¿qué hizo con ese capital? ¡Lo escondió! ¿Está bien esa acción?  Usted juzgue.
DIOS siempre nos da más que suficiente, aunque parezca poco, lo importante es lo hagamos con eso. En el relato entiendo que el Señor no quería medir o poner a prueba la capacidad de los siervos, sino que le MULTIPLIQUEN EL CAPITAL. ¡ÉL ya conocía sus capacidades, se relacionaba con ellos, eran sus siervos! Pregunto: Dado el conocimiento que hoy tenemos de capitalismo y de socialismo, ¿cuál modelo económico cree usted será este?
Pudiéramos decir también que el tercer siervo nada ha perdido, pero tampoco ha ganado nada, solamente se ocupa de evitar el riesgo, tampoco incrementa el capital ni le da trabajo alguno. Si lo hubiera puesto en el banco al menos intereses ganaría que para ese entonces no eran nada despreciables.
Otros dos ejemplos interesantes sobre modelos económicos y la actitud ante el dinero lo puede analizar en el libro de Lucas capítulo 19, en la historia del rico publicano llamado Zaqueo y la historia de los 10 siervos a los que les dio igual número de minas (capital) ordenándoles enfáticamente lo siguiente: “NEGOCIAD HASTA QUE YO VENGA”; versículo 13, y el comportamiento de estos fue semejante al de quienes recibieron los talentos antes descritos. Deseo resaltar es la acción del hombre rico llamado ZAQUEO (significa inocente), jefe de los cobradores de impuestos que, al igual que hoy día, se quedaban con una parte, por eso eran personas despreciables por su propia gente, los judíos. Pero todo cambio cuando tuvo el encuentro personal con JESÚS, insisto, encuentro personal.  Él quería ver a Jesús, pero la multitud y su corta estatura eran los obstáculos que lo impedían (siempre habrá obstáculos propios y externos) y se propuso a vencerlos montándose en un árbol y de allí lo llamó JESÚS. Después que JESÚS fue a su casa, el propio ZAQUEO exclamó de manera espontánea: “He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadriplicado”. Jesús no dijo palabra alguna. Este nivel de desprendimiento y de arrepentimiento es posible que suceda solo después de tener un encuentro personal con JESÚS, así como le sucedió a Zaqueo. Ahora estaba Jesús morando en el corazón de Zaqueo, no podía ser el mismo. ¡El cambio radical debe ser de adentro hacia afuera, jamás al revés!
La voluntad de DIOS es que no haya pobres, pero ya sabemos la causa principal de la pobreza. Sin embargo, nos advirtió que pobres siempre tendremos y también nos dejó varias soluciones para lidiar, aliviar y solucionar ese problema. ¿Las hemos puesto en práctica? Si, algunos, con más énfasis en los países de creencia y doctrina Cristiana Protestante biblio-céntrica y judía tales como Suiza, Holanda, Alemania, Israel, Suecia, Austria, Dinamarca, Australia, Noruega, Finlandia, Nueva Zelanda, todos ellos practicantes de la ética Cristiana Protestante Luterana o Calvinista. Algunos otros países no creyentes cristianos han copiado de las naciones cristianas y han aplicado lo que les ha convenido y también han tenido mucho éxito en mejorar sus índices de desarrollo, de calidad de vida, de educación, de innovación, elevar la calidad de sus instituciones y servidores públicos, sacar a millones de personas de la pobreza, etc.
En los tiempos de Juan Calvino, reformador cristiano franco-suizo, no existían los conceptos de capitalismo y mucho menos de socialismo, además Calvino es anterior a todos los demás autores conocidos. Sin embargo, algunos historiadores y economistas lo señalan como el Precursor del Capitalismo, pero cristocéntrico.
Les comparto un resumen de las características de la ética que el teólogo cristiano protestante, abogado y exdirigente de Suiza Juan Calvino propulsó:

  1. ‘La ética social de Calvino está sólidamente anclada en la teología; depende enteramente del misterio central de la Fe Evangélica, de la persona y la obra de Cristo. Es una ética teológica cristocéntrica.
  2. Ella precede de un conocimiento riguroso de la revelación bíblica, a saber, de una interpretación muy dinámica de la misma, a la luz de las fluctuaciones de la sociedad. Es una ética bíblica acordada con el dinamismo de la historia.
  3. Ella se actualiza concretamente por un análisis lúcido de las coyunturas estando siempre en evolución. Implica un método de análisis racional de los hechos económicos sociales.
  4. Ella obtiene una eficacia histórica excepcional al comandar una acción adaptada a las circunstancias e infinitamente renovada en el contacto con la realidad. Es un método didáctico para la acción.

¡Cuando es DIOS quien ciertamente mora en la mente, en el corazón de los hombres y ponen en marcha sus preceptos, todo cambia RADICALMENTE…!
Por cierto, recordando al capitalismo, China antes de la apertura económica el 90 % de la población vivía en pobreza, después de adoptar el modelo económico de capitalismo de Estado en 1978 con sus características muy chinas, para el año 2010, es decir, solo después de 32 años, China había sacado a 500 millones de almas (equivalente a toda la población de Europa) de la pobreza y hoy día, diciembre 22 del 2020, se considera reducida la pobreza al 10 %. Lo dicen los indicadores internacionales de la ONU, FAO, economistas extranjeros que he escuchado en algunos fórums, la realidad de los cambios que he visto en los últimos 17 años y medio, lo que me cuentan mis amigos y colegas como eran sus vidas 40 años atrás y cómo lo es ahora.
DIOS hace llover (símbolo de bendición) sobre buenos y malos, justos e injustos, creyentes y ateos, siempre hace prosperar al alma que se esfuerza. Después será el después…

Douglas Colina P.
Médico, académico y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

8 razones por las que no podemos seguir a Jesús fuera de la iglesia

Los que están fuera de la iglesia local no pueden funcionar en Cristo de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *