Home / Opinion / La era de la cualquieridad, Vladimir Moore

La era de la cualquieridad, Vladimir Moore

 Pareciera ser que cada quien construye su propio mundo donde no existen reglas ni parámetros

/ Freepik

A medida pienso mucho en el siglo que nos ha tocado vivir. Una era donde en sentido general se carece de principios, valores y marcos referenciales. Pareciera ser que cada quien construye su propio mundo donde no existen reglas ni parámetros. Bienvenidos a LA ERA DE LA CUALQUIERIDAD…
– DONDE CUALQUIERA CANTA, AUNQUE NO TENGA VOZ.
– CUALQUIERA DISERTA, AUNQUE NO TENGA CONOCIMIENTO.
– CUALQUIERA ESCRIBE UN LIBRO, AUNQUE NO SEPA LEER.
El mundo está lleno de líderes que nos representan que no son representativos, de padres que no tienen paternidad, de legisladores que no conocen las leyes, de hombres que dicen ser mujer, pero no pueden concebir, mujeres que dicen ser hombres que no pueden engendrar…
¿DÓNDE RADICA EL PROBLEMA?
En la Posverdad (mentira emotiva), un contexto en el que no importa si los hechos son verdaderos o falsos, basta como yo los veo, basta como yo lo siento. Todavía hay algo que podemos hacer.
ALGUNOS PASOS PARA ERRADICAR LA CUALQUIERIDAD:
1.- IDENTIDAD
No tienes que ser como los demás, ni hacer lo que los demás hacen.

2.- RECONOCIMIENTO
Debemos tener la capacidad de identificar nuestra vocación, don o talento, pero también la honestidad para reconocer cuándo estos no están en nosotros, sino en otra persona.

3.- CALIFICACIÓN
Si identificas un don o vocación cultívalo, dedícale tiempo, el talento no es suficiente.

4.- ACREDITACIÓN
Todo lo que la vida te permita certificar con estudios hazlo, a veces la calificación no es suficiente.

5.- IDONEIDAD
En ocasiones entenderemos que nos toca a nosotros, pero cuando a tu lado exista alguien más idóneo promuévelo.

6.- PROPOSITO
Todo lo anterior cobra valor cuando encontramos el verdadero propósito de la vida, a veces hacemos cosas positivas, pero con las intenciones equivocadas.

Vladimir Moore

About Verdad y Vida

Check Also

El misterio de los triángulos, Jonathan Cahn

“Dos Pascuas, dos corderos, dos patrones triangulares de sangre, separados por más de mil años …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *